Aragón

ALTO ARAGÓN - CRISIS DEL CORONAVIRUS

El sector turístico "salva" un verano distinto después de un arranque incierto

Tras un mes de julio más flojo, agosto ha disparado los niveles de afluencia de visitantes

El sector turístico "salva" un verano distinto después de un arranque incierto
El sector turístico "salva" un verano distinto después de un arranque incierto
E.F.

HUESCA.- El sector turístico del Alto Aragón está cerrando un verano con un resultado mucho más positivo de lo que pensaba en un principio y con la sensación generalizada de satisfacción, teniendo en cuenta lo atípico que ha sido por el coronavirus. Tras un julio más flojo, la afluencia de visitantes se ha disparado en agosto hasta el punto de que muchos opinan que, al final, el verano se ha "salvado".

En la Jacetania, el presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA), Luis Terrén, hizo un balance "positivo" de un verano que empezó con incertidumbre. La sensación -apuntó- es de que "se ha salvado el verano bien" tras unas perspectivas iniciales inciertas. No obstante, puntualizó que no a todos los sectores les ha ido igual, ya que mientras el hotelero ha sido "el más perjudicado, con ocupaciones más bajas", las segundas residencias han tenido llenos y se ha apreciado que gente que tiene esas casas preferiblemente para la época de esquí, este verano las han utilizado más.

Terrén también destacó la buena aceptación de las actividades, programaciones de ocio y lugares de visita o atracción turística del valle del Aragón.

Explicó que en julio, la ocupación de los fines de semana fue alta y "más tranquila" entre semana, mientras que agosto ha tenido una media de ocupación "bastante alta". A su juicio, "se ha trabajado bien, pero no ha sido un verano completo porque los aforos están reducidos", aunque abogó por ser optimistas "y pensar que el verano ha salvado los números y que nos queda todavía el mes de septiembre".

Luis Terrén valoró que con la gran afluencia de visitantes ha habido una "muy escasa" afección del coronavirus en la Jacetania, "y eso es porque todos los establecimientos se lo han tomado muy en serio y los visitantes han sabido respetar la normas".

En el Alto Gállego, el turismo llegó de manera tímida a comienzos de verano pero se ha ido animando conforme pasaban las semanas. Anabel Costas, vicepresidenta de hospedaje de la Asociación Provincial de Hostelería de Huesca, dice que sobre todo la segunda y tercera semana de agosto "hemos tenido mucha gente en el Pirineo y mucho trabajo de terrazas, restaurantes... Y también se ha trabajado mucho con reservas de última hora. Las pernoctaciones hoteleras se desplomaron en julio pero en agosto, en general, estamos muy contentos".

Yolanda y Rosario, de la cafetería-restaurante Tendeñera, de Biescas, apuntan que desde el 1 de junio que abrieron "se ha trabajado muy bien, ha habido una continuidad todo el verano y septiembre se prevé animado".

Desde la Asociación Turística Valle de Tena, su directora Sandra Lecina indica que este valle cierra agosto "con un balance muy positivo de este atípico verano" y apunta que se ha notado "muchísimo la falta de los grandes eventos como Pirineos Sur y el Trail Valle de Tena, entre otros, pero las ocupaciones hoteleras han sido buenas durante julio y sobre todo en el mes de agosto , aunque no se ha llegado a alcanzar las cifras de años anteriores. En los apartamentos turísticos, casas rurales y segundas residencias se han alcanzado cifras incluso mejores que las del año anterior".

Asimismo, añade que respecto a los pequeños empresarios la valoración del verano "es aun si cabe más positiva. Actividades, restaurantes y comercios se muestran satisfechos con las cifras de este verano aunque señalan el gran esfuerzo que conlleva la implantación de todas las medidas: más personal, reducción de aforos".

Desde Sobrarbe, la presidenta de la Asociación Empresarial Turística, Paz Agraz, no dudó en calificar el verano de "muy atípico" con un comportamiento como "una montaña rusa" y con "una incertidumbre absoluta". En este sentido, aludió a los rebrotes y las limitaciones impuestas por países como Bélgica, Alemania o Reino Unido, que se tradujeron en cancelaciones de turistas extranjeros, que "se han ido supliendo de forma muy rápida por el turismo nacional", llegado de varios puntos de España.

Manifestó que al final el verano "se ha salvado" y ha sido "bastante bueno para el momento que estamos viviendo", y añadió que el sector está "satisfecho", aunque aclaró que hay empresas o sectores que dependen más del turismo extranjero que se han resentido. Al igual que en otras zonas, julio fue más tranquillo, con una ocupación del 75%, mientras que en agosto se ha rondado el 90%.

AGOSTO HISTÓRICO

Un agosto "histórico" en el Valle de Benasque ha permitido salvar un verano que comenzó con un mes de junio con prácticamente todos los establecimientos cerrados y un julio en el que la afluencia se concentró, principalmente, los fines de semana. El presidente de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB), José María Ciria, se mostró relativamente satisfecho de lo que llevamos de temporada estival y aventuró un septiembre "flojo", aunque como se ha demostrado estos últimos meses habrá que ir "al día".

Aunque ha habido bastante gente en toda Ribagorza, el Valle de Benasque ha sido este año, todavía más, la zona más turística de la comarca, en un verano que ha ido "in crescendo". "Agosto ha sido un mes incluso más fuerte que otros años. Casi podríamos decir que ha sido un mes de agosto "histórico" por la cantidad de gente que ha habido. Eso sí, agosto ha estado muy bien pero en junio estuvimos cerrados y julio fue más flojo", matizó Ciria quien, aún así, se mostró contento del comportamiento turístico en el valle en este verano marcado por la crisis sanitaria.

"Creo que no nos podemos quejar. Sobre todo en agosto, han trabajado todos los establecimientos. Los hoteles, las casas de turismo rural, las tiendas, los restaurantes. Ha habido también gente de segundas residencias. El verano está siendo bastante bueno, sobre todo, como digo, el mes de agosto".

Ciria incidió en estas últimas semanas que han permitido mejorar el balance estival. "Agosto ha sido un mes redondo, frente a un mes de julio que, pese a todo, lo salvamos, y eso que hubo que suspender todos los eventos: la trail, el ajedrez, los físicos", detalló el presidente de la ATEVB. Tras este agosto histórico y, después de que muchos de los visitantes empezaran a salir a partir del pasado fin de semana, las previsiones a corto plazo son menos optimistas. "Septiembre pinta flojo, pero hay que ir al día. También a principios de agosto, con las informaciones que hubo, había muchas anulaciones y, sin embargo, no solo se cubrieron con reservas sino que fueron a más", recordó.

En el Santuario de Torreciudad, "a finales de julio, el número de visitantes se ha reducido el 50% respecto al año 2019, en torno a 65.000 personas en siete meses. En julio y agosto la afluencia ha sido del 75% menos que hace un año, se basa en turismo interior de grupos familiares", según informa José Alfonso Arregui, director de Comunicación.

GUARA-SOMONTANO

El balance de julio y agosto ha sido muy bueno en Alquézar y su zona de influencia, según el alcalde Mariano Altemir. "La ocupación ha sido en torno al 80% en cifras inferiores al verano de 2019 pero a la vista de las perspectivas no nos quejamos porque se ha trabajado y se han cumplido las normativas sanitarias". La fidelidad del turismo francés ha sido del 70% y el nacional del 30%, la incidencia de otros países ni se ha notado.

Los registros estimados en la Ruta de Pasarelas son de 34.000 personas entre julio y agosto, pendientes de cifras definitivas, mientras que las visitas guiadas a la colegiata de Santa María han sido de 3.600 personas. A partir de septiembre, "quedan fines de semana y la incertidumbre hasta final del año".

María Jesús Morera, vicepresidenta y consejera de Turismo de la Comarca, cree que "al igual que las actividades económicas restantes, el sector ha tenido fluctuaciones por la influencia negativa de la covid-19 y el mal trato informativo que ha tenido Huesca en los medios de comunicación nacional. A pesar de estas circunstancias, la zona turística de Guara Somontano ha mantenido la afluencia de público durante los fines de semana".

A expensas de las cifras oficiales del INE, "el mes de agosto ha cumplido con las expectativas y según la misma fuente, julio fue un mal mes con el 50% menos de ocupación hotelera respecto a 2019 aunque este año las reservas para pernoctar se realizaron con antelación".

El cuanto a Barbastro, "el retroceso a la Fase 2 fue un mazazo que provocó muchas cancelaciones en julio y la situación cambió desde el 8 de agosto con incremento notable y constante a partir de la segunda semana. Se ha notado un aumento significaivo de consultas presenciales y de llamadas, el 88% de ellas de procedencia nacional" señaló Blanca Galindo, concejala de Turismo.

Etiquetas