Aragón

SOBRARBE

Aínsa celebra la Expoferia de Sobrarbe con una veintena de productores y estrictas medidas de seguridad sanitarias

Este año no hay actos lúdicos paralelos para evitar posibles contagios de covid

Aínsa celebra la Expoferia de Sobrarbe con una veintena de productores y estrictas medidas de seguridad sanitarias
Aínsa celebra la Expoferia de Sobrarbe con una veintena de productores y estrictas medidas de seguridad sanitarias

HUESCA.- Aínsa acoge este fin de semana la Expoferia de Sobrarbe, que celebra su 35 edición con la participación de una veintena de productores y estrictas medidas de seguridad sanitaria.

En esta ocasión el evento ha sido adaptado a las circunstancias del coronavirus, lo que no ha impedido que los visitantes hayan comenzado a acercarse desde las 11.00 horas, hasta la explanada que da acceso a la villa medieval.

El cumplimiento de estas medidas de seguridad para garantizar el disfrute del público ha sido el objetivo principal del Ayuntamiento ainsetano, de modo que, para evitar aglomeraciones, en esta edición no han contado con exposición de maquinaria agrícola, subastas o la tradicional comida popular.

El recinto ha estado cerrado para controlar el aforo y ha tenido un recorrido de sentido único. Además han colocado dispensadores de gel hidroalcohólico a la entrada y en cada uno de los puestos, que se ubicaban con una distancia de más de dos metros entre cada uno de ellos.

Otra de las modificaciones de este año ha sido la duración del certamen, ya que en ediciones anteriores duraba todo el fin de semana y, en esta ocasión, se clausurará este sábado, a las 20.00 horas. No obstante, la programación de estos días se ha complementado con la Jornada de Puertas Abiertas al Eco Museo de la Fauna Pirenaica, de este 14 de septiembre. Asimismo, el 28 de septiembre se celebrará una webinar sobre la nueva Política Comunitaria Agraria (PAC) a cargo de José Luis Chapulle.

A pesar de las dificultades, el Consistorio de Aínsa-Sobrarbe ha mostrado su convicción de que este tipo de actividades deben seguir realizándose. La Expoferia o el Festival del Castillo son señas de identidad de la localidad y este año ha considerado que debían mantenerse para seguir apoyando el tejido empresarial, cultural y turístico de la zona.

PRODUCTOS

Por otro lado, el público de la Expoferia ha podido degustar zumo de manzana del Sobrarbe recién exprimido. Por cada 60 kilos de manzana se obtienen, aproximadamente, 30 litros de zumo gracias a la maquinaria de la que dispone la Asociación 'Un Paso Atrás'. El producto final se adquiere por venta directa, y en la actualidad está pendiente del Registro Sanitario para venderse en las tiendas de la Comarca del Sobrarbe.

Alguno de los participantes que han vuelto a encontrarse en esta cita son 'Rondadora', con sus cervezas,, 'el Paté de L'Aínsa' o los 'Quesos de Guara', y a pesar de la disminución en el número de expositores, en esta edición han participado nuevos productores como Javier Buil, impulsor del Proyecto Vignerons de Huesca. Su idea nació en 2018 y consiste en llevar a hosteleros de la zona vino artesano oscense procedente de bodegas pequeñas, que cuentan con producciones limitadas de entre 3.000 y 4.000 botellas. Se trata de una propuesta novedosa y exclusiva para el restaurador, ya que este vino solo se ofrece en los 48 establecimientos adheridos a la iniciativa.

La miel ha sido otro de los productos presentes en esta feria. En esta ocasión se estrenaba Ibón Parra, quien leva diez años embarcado en su proyecto empresarial 'Mis amigas las abejas'. Ibón siempre había tenido colmenas en casa, de modo que al acabar la carrera decidió redimensionar la explotación familiar de Latorrecilla para producir reinas fecundadas y vírgenes destinadas al mercado nacional, así como enjambres y miel, esta última alcanzando las tres toneladas anuales. Esta empresa vende en su domicilio y por internet.

Otro nuevo participante en la Expoferia 2020 ha sido David Mur y el azafrán premium de Sobrarbe. En su familia siempre habían producido azafrán para consumo propio, pero en 2015 decidieron profesionalizarlo como un producto de alta calidad. Tras investigar, hacer ensayos y conseguir una ayuda de innovación europea en 2017 el proyecto coge impulso, aunque no es hasta 2019 cuando alcanzan la calidad a la que aspiraban. Ese año registran la marca de Azafrán de Sobrarbe y comienzan a comercializarlo a través de la venta directa.

El Ayuntamiento de Aínsa ha vuelto a apoyar con la celebración de Expoferia las propuestas que artesanos y productores locales han puesto en marcha en los últimos años, a pesar de la situación sanitaria actual. La organización ha manifestado que la afluencia y las sensaciones han sido muy positivas.

Etiquetas