Aragón

REMANENTES MUNICIPALES

Zaragoza suscribe el documento de alcaldes contra el acuerdo Hacienda-FEMP

El alcalde, Jorge Azcón, ha criticado que Hacienda deje fuera de los fondos a quien no tiene ahorros, cuando es quien más los necesita

Zaragoza suscribe el documento de alcaldes contra el acuerdo Hacienda-FEMP
Zaragoza suscribe el documento de alcaldes contra el acuerdo Hacienda-FEMP
EFE

ZARAGOZA.- El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha respaldado este martes, en sesión extraordinaria y con el único voto en contra del PSOE, el documento suscrito la semana pasada por 31 alcaldes de 13 formaciones políticas distintas contrarios al acuerdo entre el Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Este ha sido el único punto del orden del día y ha salido adelante con 19 votos a favor (PP, Cs, Zaragoza en Común y Vox), 10 en contra (PSOE) y 2 abstenciones (Podemos).

Concluido el debate, el alcalde, Jorge Azcón, ha resaltado que se trata de mucho dinero -calcula que a la capital aragonesa le deberían corresponder más de 70 millones de euros del fondo extraordinario de 5.000- y que Zaragoza "va a necesitar ayudas".

En ese sentido, ha recordado que el presidente aragonés, Javier Lambán, pidió recientemente 860 millones de euros para pagar la educación y la sanidad sin ser criticado por la oposición, por lo que ha preguntado "por qué aquí en Zaragoza reclamamos 70 millones de euros y los concejales del PSOE no nos van a apoyar".

Ha reiterado que el Ayuntamiento de Zaragoza necesita ayudas y que no puede entender que el Ministerio de Hacienda las condicione a una cuestión de contabilidad -disponer de remanente de tesorería- y que deje fuera de los fondos a quien no tiene ahorros, cuando es quien más los necesita.

Pero la mayor parte de la intervención de Azcón se ha centrado en cargar contra la portavoz municipal socialista, Lola Ranera, a quien ha reprochado que "se conforme con miseria" cuando se trata de "justicia" y que defienda a Pedro Sánchez en lugar de a la ciudad de Zaragoza.

La ha acusado también de hacer "cuentas de la lechera" y de defender un "chantaje" del Ejecutivo central para apropiarse de los remanentes de las entidades locales, e incluso la ha llamado "negacionista" por asegurar que el uso del remanente para pagar a las grandes contratas en lugar de a las necesidades de los vecinos es una "decisión política".

"Han hundido a la ciudad de Zaragoza después de 16 años seguidos de gobiernos de izquierdas", ha denunciado el alcalde, que ha afeado el "pudor" del PSOE por pedir que sigan haciendo lo mismo y ha remachado que ahora "hay un Gobierno distinto, de centro-derecha" que no va a seguir aplicando las mismas políticas.

Su responsabilidad los últimos meses, ha continuado, ha sido que lleguen fondos al Consistorio, "pedir justicia para los zaragozanos", para lo que ha echado en falta el apoyo de la oposición municipal.

"De esto tomaremos nota los próximos tres años. De quién está dispuesto a defender a la ciudad", ha advertido.

Sin embargo, ha querido lanzar un mensaje de esperanza en último lugar al confiar en que el resultado "no será el ideal", pero será "mejor" que el decreto actual, que se votará en el Congreso de los Diputados este jueves.

Ranera, por su parte, ha recalcado que los socialistas "siempre" han estado con los zaragozanos y que por ello llevaron a cabo las mayores inversiones en la historia de la ciudad, y ha acusado al alcalde de mentir.

Así, ha considerado que Azcón no busca negociar un acuerdo mejor para la ciudad, sino que lo que le interesa es la confrontación política y hacer "carrera política personal" al servicio del PP y "utilizando" los intereses de los zaragozanos.

Del mismo modo, le ha acusado de ser "el colmo del cinismo" por mostrarse ahora como defensor del municipalismo pese a que su partido aprobó y mantuvo la Ley Montoro.

También se ha mostrado crítico el portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, quien ha reconocido que el acuerdo entre Hacienda y la FEMP "no es el mejor", pero ha acusado al Gobierno PP-Cs de "engañar a la gente" con "demagogia" cuando desde la oposición "jaleaban" la "asfixia" que suponía la Ley Montoro.

Ha apostado por derogar la regla de gasto y por no boicotear ni bloquear el acuerdo, sino seguir negociando en el Congreso.

A favor del documento de los 31 alcaldes se ha pronunciado la responsable municipal de Hacienda, la popular María Navarro, quien ha calificado el decreto de "injusto" e "insolidario" por dejar a Zaragoza sin recibir "ni un euro" y ha emplazado al PSOE a no desviar el debate con cuestiones técnicas ya solventadas, en referencia al uso del remanente.

Por Cs, la vicealcaldesa, Sara Fernández, ha pedido al Gobierno de España que escuche a los municipios y al resto de partidos políticos y tenga en cuenta que los ayuntamientos han sido los que primero han atendido las necesidades de sus vecinos durante la pandemia.

Así, ha exigido que las ayudas se distribuyan entre todos los municipios, en lugar de que aquellos que ahorraron en el pasado sean "beneficiados" y "premiados".

El portavoz de ZeC, Pedro Santisteve, ha dejado claro que secunda el acuerdo de alcaldes y no a Azcón, al que ha acusado de utilizar este asunto para buscarse un "hueco" en Madrid "para cuando deje de ser alcalde" y de querer ser "el Abel Caballero del PP".

Desde Vox, Julio Calvo ha sostenido que los 5.000 millones de euros a los ayuntamientos no deberían estar sujetos a ninguna condición y ha calificado la entrega de remanentes al Estado a cambio de ese dinero de "señuelo" para "enmascarar" una "incautación".

Etiquetas