Aragón

ALTO ARAGÓN - COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN DE HUESCA

La escasez de vivienda en Senegüé dificulta la llegada de vecinos

El pueblo resalta la falta de comedor como otro problema

La escasez de vivienda en Senegüé dificulta la llegada de vecinos
La escasez de vivienda en Senegüé dificulta la llegada de vecinos
A.V.S.

SABIÑÁNIGO.- "Estamos intentando luchar hasta el último momento para ver si podemos incorporar algunas familias con niños. Este curso de momento, lo hemos salvado y esperamos de aquí al año que viene, encontrar a alguien que pueda aportar niños y niñas para mantener la escuela abierta, esa es nuestra intención", indica el representante de alcalde de Sabiñánigo en Senegüé, Enrique Borderas.

Argumenta el edil que no disponer de servicio de comedor es un hándicap para algunas familias para conciliar trabajo y vida familiar. "Hay familias que están llevando a sus hijos a colegios de Sabiñánigo y de Jaca y esa decisión hay que respetarla. En estos meses hasta el próximo curso, esperamos encontrar la barita mágica que nos diga qué hacer para que la escuela no cierre". Enrique Borderas alude a otro problema a la hora de traer familias al pueblo, el no disponer de viviendas para alquiler durante todo el año. "Se nos complica todo. Pero vamos a seguir peleando con todo lo que esté en nuestras manos para que la escuela no eche el cierre".

Senegüé tiene unos cien vecinos y el pueblo de Sorripas algunos menos. "Somos dos pueblos que compartimos muchas cosas además de la escuela". Tienen ganadería, hostelería, casas rurales, consultorio médico, el Centro de Interpretación de los Glaciares, un grupo de teatro, y en sus inmediaciones esta la fabrica Baxter Bieffe Medital. "Y se organizan muchas actividades en las que la gente participa", agrega.

Etiquetas