Aragón

ALTO ARAGÓN - SECTOR GANADERO

Un brote de lengua azul obliga a vacunar ovino y vacuno en la zona norte de la provincia de Huesca

La enfermedad pecuaria se ha detectado en Broto tras llegar de Francia y afectar a explotaciones del País Vasco y Navarra

Un brote de lengua azul obliga a vacunar ovino y vacuno en la zona norte de la provincia de Huesca
Un brote de lengua azul obliga a vacunar ovino y vacuno en la zona norte de la provincia de Huesca
S.E.

HUESCA.- Un brote de lengua azul, la fiebre catarral ovina, detectado en Broto va a obligar a vacunar las reses de vacuno y ovino de más de 1.200 explotaciones pecuarias del norte de la provincial. Además, se establecen restricciones en el movimiento del ganado. En concreto, las medidas alcanzan a municipios de un entorno de 50 kilómetros a la redonda de la localidad sobrarbesa, en las comarcas de Sobrarbe, Jacetania, Alto Gállego, Cinca Medio, Hoya de Huesca, Somontano y Ribagorza. El virus afecta solo a animales. Ni se transmite a humanos ni supone riesgo alimentario, subrayó el Gobierno de Aragón. Las reses se contagian mediante la picadura de un mosquito. La enfermedad se detectó inicialmente en Francia y ha ido afectando a explotaciones del País Vasco y Navarra, que ya han puesto en marcha campañas de vacunación.

En el caso de Aragón, la administración autonómica ha activado el protocolo para evitar la propagación de la enfermedad y a partir de la semana que viene vacunará el ganado ovino y vacuno de todas las explotaciones en la zona indicada, a la vez que ha reorganizado los movimientos de los animales.

Según la información del Ministerio de Agricultura sobre la situación de la lengua azul en el norte de España, las explotaciones en las que se deberán adoptar medidas de control de la enfermedad pertenecen a las comarcas ganaderas de Boltaña, Jaca y Sabiñánigo; el municipio de Las Peñas de Riglos (en la comarca ganadera de Ayerbe); los municipios de la comarca de Huesca de Arguis, Casbas de Huesca, Ibieca, Igriés, Loporzano, Nueno y Siétamo; en la de Barbastro, Abiego, Adahuesca, Alquézar, Bierge, Colungo y Naval; len la de Castejón de Sos, este municipio además de Castejón de Sos, Chía, Sahún, Seira, Sesué y Villanova; y, finalmente, en la comarca de ganadera de Graus, los municipios de Campo, Foradada y Valle de Bardají.

Los veterinarios de la Agrupación de Defensa Sanitaria procederán a vacunar a 128.000 cabezas de ovino de 931 explotaciones, 22.000 cabezas de vacuno de 317 explotaciones y 8.000 cabezas de cebaderos de vacuno de 79 explotaciones. Esta operación supone un coste de 250.000 euros para el Gobierno de Aragón.

El presidente del Colegio de Veterinarios de Huesca, Fernando Carrera, insistió este viernes en señalar a este Diario que la lengua azul no supone perjuicio para la salud humana. Supone eso sí un grave problema ganadero, dado que afecta a la salud pecuaria y perjuicios para las explotaciones. Explicó que se transmite por un mosquito y que es necesario combatir los brotes con tres medidas: vacunación, control de movimientos del ganado y desinsectación de explotaciones.

Etiquetas