Aragón

ALTO ARAGÓN

Muere el exobispo Ciuraneta, opositor a la devolución a Aragón de los bienes

Recibirá este jueves sepultura en la catedral de Lérida como emérito

Muere el exobispo Ciuraneta, opositor a la devolución a Aragón de los bienes
Muere el exobispo Ciuraneta, opositor a la devolución a Aragón de los bienes
D. A.

MAHÓN.- El exobispo de Lérida, Francesc Xavier Ciuraneta Aymí, uno de los prelados de esta ciudad catalana que más oposición planteó a la devolución de los bienes de las parroquias aragonesas, ha fallecido esta madrugada en Palma de Ebro (Tarragona) a los 80 años, según ha comunicado este miércoles el Obispado de Menorca, donde fue obispo anteriormente.

Ciuraneta Aymí ejerció de obispo en la isla entre los años 1991 y 1999 y también fue obispo en Lleida desde 1999 hasta 2007.

Como obispo emérito, recibirá este jueves sepultura en la catedral de Lérida.

Durante el periodo en que estuvo al frente de la Diócesis de Lérida, se hicieron públicas distintas sentencias de tribunales vaticanos que obligaban a este obispado a devolver el patrimonio histórico-artístico de las parroquias de la zona oriental de Aragón, depositadas en el Museo leridano.

Esta entrega no se llevó a cabo en ningún momento dado que desde el Obispado catalán se alegó que los bienes estaban depositados en el referido museo y bajo la protección de las leyes de patrimonio de Cataluña.

El litigio permanece aún pendiente de resolución por parte de los tribunales civiles, tras emitir el pasado mes de diciembre un juzgado de Barbastro una sentencia que ordena la devolución de los bienes en Aragón.

En la vista celebrada en Barbastro por estos hechos, el nombre de Ciuraneta fue esgrimido por la parte catalana denunciada, Obispado de Lérida, Consorcio del Museo de Lérida y Generalitat, debido al acta notarial que hizo para tratar de acreditar que las piezas reclamadas habían sido adquiridas o cedidas.

En Menorca, el actual obispo, Francisco Conesa, presidirá el funeral que tendrá lugar en la Catedral de Ciutadella, este sábado a las 11.00 horas.

El obispado recuerda en un comunicado que durante su pontificado en la isla se celebró la asamblea diocesana, cuyas conclusiones significaron un gran impulso pastoral para toda la diócesis.

Además, impulsó el proceso de beatificación del sacerdote mártir Joan Huguet Cardona, con el traslado de sus restos desde el cementerio de Ferreries a la iglesia parroquial.

También destaca el obispado menorquín su carácter afable y su proximidad a los sacerdotes y al pueblo, enfatizando su amor a los más necesitados y desvalidos de la sociedad, a través de las acciones promovidas por Cáritas Diocesana.

Etiquetas