Aragón

ALTO ARAGÓN - CAZA

Reclaman soluciones por el exceso de fauna cinegética en la provincia de Huesca

Asopeco teme que se pueda propagar la peste porcina africana si no se toman acciones

Reclaman soluciones por el exceso de fauna cinegética en la provincia de Huesca
Reclaman soluciones por el exceso de fauna cinegética en la provincia de Huesca
S.E.

HUESCA.- La Asociación de Productores de Porcino de la Provincia de Huesca (Asopeco) y la Federación Aragonesa de Caza han expresado su preocupación por la sobrepoblación de especies cinegéticas como el jabalí o el conejo en la provincia, que no se pueden abatir por las restricciones de movilidad y están ocasionando daños en cultivos y, por otro lado, podrían ser transmisores de la peste porcina africana en las explotaciones.

Asopeco ya ha enviado una carta al consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, para informarle del problema que genera la situación e insta al Ejecutivo autónomo a que apruebe de forma inmediata "un protocolo de actuación, garantizando la participación de cazadores que acuden desde zonas limítrofes de la comunidad autónoma, como lo hacen tradicionalmente".

CLICA AQUÍ PARA VER UN VÍDEO

Según Luis Garuz, portavoz de Asopeco, "ahora tenemos jabalíes que nos vienen hasta las puertas de las granjas de las zonas rurales y no hay ningún vecino que no haya atropellado a un ejemplar".

Y subraya que este exceso de población cinegética afecta a las comarcas orientales de la provincia de Cinca Medio, Bajo Cinca, La Litera y Ribagorza, además del Somontano.

"Si al final las cuadrillas de cazadores no se pueden juntar para seguir cazando no sabemos cómo frenarlo", comenta. Además alude al riesgo que generan estos animales como posibles transmisores de la peste porcina africana, que ya está presente en diversos países europeos. De entrar la enfermedad en España "puede suponer la ruina de explotaciones porcinas". Un sector, recalca Garuz, que en el conjunto de la comunidad aragonesa trabajan 15.000 personas, 7.000 de ellas de la provincia oscense.

La declaración del cierre perimetral, primero de la comunidad y luego de las tres provincias, está impidiendo que se puedan llevar a cabo las batidas previstas ante la imposibilidad de que cazadores procedentes de otros territorios se puedan desplazar a los municipios aragoneses donde tradicionalmente desarrollan estas batidas.

En este sentido, Asopeco solicita a los Departamentos de Sanidad y Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente que habiliten una fórmula para que estos cazadores puedan pasar a Aragón desde sus territorios.

En su misiva, los ganaderos reconocen que el departamento que dirige Joaquín Olona "ha impulsado diferentes medidas orientadas a frenar el incremento de la cabaña de esta especie", pero pese a ello, explican, "el alto número de ejemplares sigue constituyendo un peligro para diferentes sectores económicos, como los agricultores, pues los jabalíes destrozan campos y cosechas a su paso, y para los habitantes de las localidades más afectadas por esta superpoblación".

Por ello, añadió el portavoz de Asopeco, "necesitamos que la administración legisle para ver qué se puede o no se puede hacer respecto a la caza".

Por su parte, el presidente de la Federación Aragonesa de Caza, Fernando Tello, comentó que "el sector de cazadores está pendiente de ver cómo se soluciona el problema para poder cazar".

Se refirió en este sentido a los graves daños en la siembra que están ocasionando los jabalíes "tras un año muy seco en el que no hay bellota en el monte" mientras que los "conejos desentierran la semilla y se comen".

Una situación, explicó Tello, que se ha agravado en las últimas dos semanas por las restricciones de movilidad que impiden cazar.

"O dejan que la gente vaya a cazar o los daños en la agricultura van a ser insoportables aparte del peligro de que si no se matan jabalíes llegue la peste porcina africana", añade.

Etiquetas