Aragón

SINDICATOS

CSIF urge desarrollar Ley de Coordinación de Policías para evitar diferencias

Recuerdan que existen municipios sin ningún agente y diferencias salariales

CSIF urge desarrollar Ley de Coordinación de Policías para evitar diferencias
CSIF urge desarrollar Ley de Coordinación de Policías para evitar diferencias
S. E.

ZARAGOZA.- El sindicado CSIF reclama el desarrollo de la Ley de Coordinación de Policías Locales de Aragón, aprobada en 2013, para que se establezcan las condiciones mínimas comunes en cuanto a condiciones laborales y medios, ya que existen en la actualidad "enormes diferencias" entre las 44 policías locales existentes en otros tantos municipios de Aragón.

CSIF trasladará este martes peticiones para mejorar el servicio y las condiciones laborales de los agentes en la comisión de coordinación de esta ley.

Recuerda en un comunicado que de las 44 plantillas creadas de policías locales 25 pertenece a la provincia de Zaragoza, 11 a la de Huesca y 8 a la de Teruel, y que los municipios zaragozanos de Épila, Ricla y La Muela estudian su creación.

La dotación de plantilla entre las policías locales es "muy desigual" y existen actualmente 9 municipios sin ningún agente: Sallent de Gállego, Utrillas, Illueca, Escatrón, Tamarite de Litera, Mallén, Alcorisa, Calanda y Cariñena, mientras que Graus, Benasque, Albarracín, Sariñena, Ateca y Daroca solo cuentan con un agente y en la mayoría "hay carencias importantes" de personal.

También existen grandes diferencias en cuanto a salario, según CSIF, ya que hay municipios en los que los policías locales cobran en torno a 1.100 euros netos al mes (Albarracín) y otros un poco más (Alagón o Ejea), mientras que en cobran alrededor de 2.000 euros en Zaragoza, Zuera, Cuarte de Huerva o Pinseque.

"Se da la paradoja de que en pueblos que distan solo 4 kilómetros existe una diferencia salarial de cerca de 1.000 euros al mes", resalta el sindicato, que apunta que estas desigualdades se deben fundamentalmente a diferencias en los complementos de sus nóminas que cada equipo municipal de gobierno establece.

A ello se suma que algunos ayuntamientos aún no han reclasificado a sus policías de grupo C2 a grupo C1 con efectos económicos, como se contempla tras aprobación de la citada ley o que otros, como el de Huesca, lo hayan hecho con los subinspectores e inspectores dejando fuera a los oficiales y policías.

El sindicato denuncia además diferencias en cuando a los medios de los que disponen los agentes, algunos de los cuales no poseen arma ni chaleco, ni espacio habilitado para estacionar el vehículo policial, como es el caso de Gallur, mientras que en otras dependencias, como Tarazona, no tienen calefacción o vestuarios acondicionados, otras plantillas tienen drones y unidad canina (Zuera y Utebo) y solo agentes de siete municipios tienen pistola eléctrica no estando entre ellas ninguna capital aragonesa.

CSIF recuerda además que existen diferencias en las bases aprobadas por cada ayuntamiento para las oposiciones, aunque suelen ser parecidas.

Etiquetas