Aragón

ALTO ARAGÓN - COLABORA: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Jasa busca una familia para llevar el bar a cambio de alojamiento y una vida tranquila

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Jasa busca una familia para llevar el bar a cambio de alojamiento y una vida tranquila
Jasa busca una familia para llevar el bar a cambio de alojamiento y una vida tranquila
R.G.

JACA.- En el entorno del Parque Natural de los Valles Occidentales, se levanta el pequeño municipio de Jasa, que según el censo del año pasado cuenta con 92 vecinos, cuyo principal espacio de confraternización es el bar-restaurante que se ubica en la plaza Larraz, compartiendo escenario con el Ayuntamiento y el frontón, donde se puede tomar una caña o disfrutar del paloteau local en ocasiones señaladas.

Después de 15 años regentando el negocio, Pilar Gil, nacida en Jasa, y su marido, Leandro Ribera, natural de Esplús, han decidido poner fin a esta etapa, por lo que el Consistorio se apresuró a tomar cartas en el asunto y su intención es encontrar una familia que se pueda hacer cargo del bar-restaurante a cambio de alojamiento y una vida tranquila en pleno corazón de los Pirineos.

La convocatoria se publicará en las próximas semanas en el Boletín Oficial de la Provincia de Huesca y consistirá en el arrendamiento del local municipal destinado para bar-restaurante a partir de febrero de 2021, aproximadamente, debido a que en enero concluirá la labor de los actuales gestores, que es muy apreciada por los vecinos y los visitantes del pueblo, que se sitúa a unos diez minutos de la localidad de Hecho.

Como incentivo, el Ayuntamiento de Jasa no cobrará alquiler por el local, proveerá toda la maquinaria básica para el desarrollo del negocio y facilitará una vivienda a los nuevos gestores, que tienen que cumplir una serie de requisitos, entre los que destaca el no estar incurso en la prohibición de contratar y hallarse al corriente del cumplimiento de las obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.

La convocatoria con los detalles y el pliego de condiciones se publicarán en próximas fechas en el boletín provincial y el portal municipal. No obstante, los interesados pueden consultar la web del Ayuntamiento de Jasa y suscribirse para recibir las novedades sobre este procedimiento, sin que ello suponga una condición necesaria o imprescindible para concurrir a la convocatoria posterior, que está generando una gran expectación. De hecho, tras la salida del formulario previo, "ha habido un total de 107 propuestas, que es un número muy significativo para estos tiempos y demuestra el interés de la gente", como explicó Javier Belío, teniente de alcalde de Jasa, que lleva el tema del concurso del bar-restaurante, por el que "se han interesado personas de Javierregay -como lugar más cercano-, Jaca, Zaragoza, Mallorca, Tenerife o incluso, de Argentina y Venezuela".

Actualmente, "el bar-restaurante cumple una importante labor, porque es el único punto social, con lo que es un lugar de encuentro y de vida, y sin ello, se moriría una parte del pueblo", según el concejal, que deja la puerta abierta a que los nuevos gestores puedan ser personas individuales, parejas o familias, aunque reconoce que "siempre es motivo de alegría ver a niños correr por el pueblo", que tuvo que cerrar su escuela el curso pasado.

El bar-restaurante "está para poder entrar a trabajar" y a sus gestores "no se les cobrará el alquiler del local, dadas las circunstancias actuales, y tampoco se les cobrará el alquiler de la vivienda, para afianzar la población y entre todos, combatir la despoblación", como apuntó Javier Belío. Además, el Consistorio creó una bolsa de vivienda, tras hablar con propietarios de casas vacías, para facilitar la entrada de nuevos inquilinos.

Las personas que se hagan cargo del bar-restaurante "van a venir a mesa puesta, porque cuentan con todo y no van a tener que hacer ningún tipo de inversión", según Pilar Gil, que reconoce que "se trabaja muy bien en algunos puentes, durante la Semana Santa o en el mes de agosto, cuando hay muchísima afluencia". Por el contrario, en temporada baja, la actividad "está más parada".

Hace cuatro años, el matrimonio tomó la decisión de hacer un obrador de croquetas en Jasa, bajo la marca Croquetas de Oroel, cuyos productos pueden encontrarse en establecimientos de Jaca, Sabiñánigo, Barbastro, Binéfar o Huesca. Tanto Pilar Gil, como su marido se van haciendo mayores y reconocen "no poder llevar las dos cosas -el bar y el obrador- al mismo tiempo en las condiciones que nos gustarían".

Por ello, finalmente, decidieron inclinarse por continuar solo con el obrador de croquetas, "al ser un trabajo que se puede llevar mejor y no es tan pesado, porque permite cogerse algún día de fiesta", a diferencia del bar-restaurante, cuya labor resulta más sacrificada. Además, "se ha hecho una inversión en el obrador" y se quiere rentabilizar el esfuerzo realizado.

SE BUSCA ALGUACIL

Desde el Ayuntamiento de Jasa también se trabaja en la convocatoria para la provisión, mediante concurso-oposición, de una plaza de alguacil, en régimen laboral temporal, al quedar vacante el puesto por la baja voluntaria del titular. En este caso, se han presentado un total de cinco propuestas a la convocatoria, que ya se publicó en el boletín oficial de la provincia de Huesca y cuyo plazo de presentación concluye el día 9 de diciembre.

La oferta fija una retribución anual de 12.432,96 euros y una jornada de 25 horas semanales, de lunes a viernes, en horario de 8:00 a 13:00, aunque este empleo requiere disponibilidad y flexibilidad horaria por parte del nuevo titular para atender las tareas encomendadas en los actos públicos o festivos, así como averías o incidencias que se produzcan en las instalaciones o los servicios municipales. Entre las condiciones de admisión de los aspirantes figura contar con la nacionalidad española, tener al menos 16 años, disponer del carnet de conducir tipo B y poseer la capacidad para el desempeño del cargo.

Entre las funciones de alguacil, se encuentra el mantenimiento del abastecimiento de agua y el alcantarillado, el cuidado de las zonas verdes, el control del alumbrado público y la limpieza de calles y plazas (incluyendo la invernal), así como la fijación de bandos y el acondicionamiento de las instalaciones municipales, como las piscinas o el cementerio.

Como aliciente para futuros empleados e inquilinos, Jasa tiene fibra óptica desde hace un mes y se puede contratar un servicio de 50 o 100 MB con la compañía aragonesa Embou. Las personas interesadas pueden contactar con Juan Cisneros, que es el distribuidor autorizado en la zona. Además, está previsto colocar varios puntos wifi gratuitos por el municipio. El Consistorio trabaja en ello y espera tenerlos listos la próxima semana.

Etiquetas