Aragón

ALTO ARAGÓN - CRISIS DEL CORONAVIRUS

Luis Terrén: "Sólo con los vecinos de la provincia, la afluencia es prácticamente residual"

Tras dar por perdido el próximo puente, el sector turístico pone sus miras en la Navidad

Luis Terrén: "Sólo con los vecinos de la provincia, la afluencia es prácticamente residual"
Luis Terrén: "Sólo con los vecinos de la provincia, la afluencia es prácticamente residual"
O.P.

HUESCA.- El sector turístico del Pirineo asume que el próximo puente de la Constitución está "perdido" y se muestra expectante, además de por la falta de nieve en pistas, por las decisiones sobre movilidad que se tomen de cara a la Navidad.

En la Jacetania y "con estas temperaturas, muchos hosteleros no se van a plantear reabrir hasta que puedan dar servicio en el interior, al menos con un 25 % del aforo", según el presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA), Luis Terrén, que agrega que "solo con los vecinos de la provincia de Huesca, la afluencia de visitantes es prácticamente residual y no se va a notar hasta que venga gente de Zaragoza y otros destinos".

Con las condiciones actuales, el sector turístico no va a poder sacar partido al puente de diciembre y "las Navidades son el horizonte más optimista", a juicio del también alcalde de Villanúa, que recuerda que los hoteles y los restaurantes "necesitan que mejore la situación sanitaria, mayor movilidad y que haya nieve", un elemento del que actualmente carecen las estaciones de Candanchú y Astún.

Habiendo tantos factores negativos, "la gente ya asume que el invierno será raro, diferente y flojo, pero es lo que toca", según Luis Terrén, para el que las administraciones tienen que empezar a tomar cartas en el asunto y "ver cómo se puede ayudar al valle (del Aragón) a recuperarse del palo económico que se va a llevar" en esta campaña invernal.

En el Alto Gállego, la hostelería se resigna ante un puente de la Constitución atípico. Desde la Asociación Turística Valle de Tena, su directora Sandra Lecina señala que con la apertura de Huesca capital este martes "se puede notar cierto movimiento pero prácticamente no va a influir. Además, las restricciones en cuanto al consumo en el interior de los establecimientos afectan y mucho en esta zona del Pirineo. Hay muy pocos restaurantes abiertos porque en esas condiciones es muy difícil abrir".

De cara a la Navidad, dice que están esperando "un pronunciamiento a nivel nacional, que es lo que han pedido las estaciones de esquí, ya que hay algunos centros invernales que han dado fecha de apertura. Pero aquí, ante la falta de nieve y esperando que se pronuncie el Gobierno en cuanto a las restricciones de movilidad, estamos a la expectativa, a ver qué pasa en los próximos días". Sandra Lecina apunta que con la Navidad a la vuelta de la esquina hay cierta preocupación en el sector ya que en esas fechas "se factura un alto porcentaje de lo que es el global del invierno".

En la comarca de Sobrarbe, la previsión de cara al puente es que permanezcan abiertos "los pocos" establecimientos que no han cerrado, según explica Paz Agraz, presidenta de la Asociación Empresarial Turística de Sobrarbe, y que no abran los que están cerrados. Añade que esperan "ver un poquito de movimiento" por parte de quienes puedan acudir a la zona a pasar el día "e incluso de gente que pueda venir a alojarse", que únicamente son los habitantes del Alto Aragón. Indica que será esta próxima semana cuando se verá si se hacen o no reservas. No obstante, reconoce que "la situación de este año, la tenemos más que asumida nos guste o no y, evidentemente, del poco movimiento que haya estaremos agradecidos". Por último, muestra su deseo de que "todas las restricciones sirvan para que el próximo año en Semana Santa podamos empezar una nueva temporada sin la sombra de la covid".

Desde la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB) comparten la preocupación del Gobierno de Aragón por la evolución de la crisis sanitaria, pero piden una mínima previsión -siempre condicionada a la pandemia- en cuanto a fechas de apertura en la región para poder planificar la reanudación de la actividad del sector turístico. Mientras dan "por perdido" el puente de la Constitución, con pocos establecimientos abiertos y en condiciones muy difíciles dado el tiempo de la zona, consideran importantísimo poder planificar la Navidad, ya que de ello depende la contratación de miles de personas.

En un momento en que empiezan a formalizarse las reservas de cara a Navidad, los anuncios de apertura de comunidades vecinas y la total incertidumbre en Aragón están haciendo que los visitantes se decanten por otros destinos. El presidente de la ATEVB, José María Ciria, destaca el peso del sector y el impacto que puede tener no contar con ningún horizonte. "Comprendo que las administraciones priman la salud, pero se han de dar cuenta de que la hostelería tiene que planificar porque hay que contratar personal,son millares de personas las que dependen de este sector. El puente se da por perdido pero es importantísimo que en Navidad se pueda abrir, si no será catastrófico. Tiene que haber planificaciones serias para saber de antemano si va a haber movilidad y qué pasa con las estaciones, más allá de que haya o no nieve. Pedimos cierta previsión porque si no estamos en clara desventaja frente a otras comunidades que están dando plazos", aseguró.

Etiquetas