Aragón

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Aragón cuenta con dos cámaras frigoríficas con capacidad para almacenar más de 300.000 dosis de la vacuna

El Hospital Clínico de Zaragoza ya está trabajando en la puesta en marcha de los protocolos de recepción de dosis y manipulación

Aragón cuenta con dos cámaras frigoríficas con capacidad para almacenar más de 300.000 dosis de la vacuna
Aragón cuenta con dos cámaras frigoríficas con capacidad para almacenar más de 300.000 dosis de la vacuna
S.E.

ZARAGOZA.- La Comunidad Autónoma de Aragón ya cuenta con dos cámaras frigoríficas con capacidad para almacenar más de 300.000 dosis de la vacuna de la COVID-19. Alcanzan temperaturas de -80 grados, las necesarias para conservar los viales de Pfizer, y están ubicadas en el Hospital Clínico 'Lozano Blesa' de Zaragoza.

Así lo han explicado este viernes, en una convocatoria de prensa, la directora de Gestión del Sector III, Pilar Barba, y la responsable de Farmacia del Hospital Clínico, Tránsito Salvador, quienes han apuntado que, desde estas cámaras, se repartirán los viales al resto de Aragón.

Para ello, el Hospital Clínico ya está trabajando en la puesta en marcha de los protocolos de recepción de dosis y manipulación. Al ser unos ultracongeladores que alcanzan los -80 grados en unas seis horas y tener que mantenerse en esa temperatura para conservar la vacuna, las personas con acceso a ellos necesitarán unos equipos de protección individual (EPI) especiales.

La responsable de Farmacia del Hospital Clínico ha detallado que también se está diseñando el circuito de manipulación que se va a realizar en el centro para la distribución de las dosis. Todavía se desconoce cuándo llegarán las vacunas a la capital aragonesa, aunque el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado este viernes en una rueda de prensa que el domingo, 27 de diciembre, se empezará a vacunar. En principio, se comenzará por las residencias de personas mayores.

Las dos cámaras frigoríficas que hay en el Clínico, fabricadas por la empresa aragonesa Inycom, han costado 25.000 euros. Tienen unas dimensiones, aproximadamente, de dos metros de alto, por uno de ancho y otro de profundidad, por lo que pueden almacenar entre las dos más de 300.000 viales. En principio, con estos dos contenedores las necesidades de la comunidad autónoma estarían cubiertas, según las previsiones.

CONSERVAR TEJIDOS

Estas dos cámaras no son las únicas de estas características que existen en Aragón ya que hay otras dos --una de ellas en el Banco de Sangre--. Esto se debe a que las temperaturas tan bajas también son necesarias para la conservación de algunos tipos de tejidos o incluso de leche materna. Por lo que, si en algún momento ya no son necesarias para las vacunas, se pueden reutilizar.

Desde el Hospital Clínico están pendientes de los plazos que marquen, tanto Europa, como Sanidad, para recibir los viales. Las cámaras frigoríficas se encuentran controladas por cámaras de videovigilancia, al igual que las zonas de conservación de muchos de los medicamentos que hay en el centro. Además, cuentan con unas cerraduras especiales para que solo el personal autorizado pueda acceder a las vacunas.

En el momento en el que las dosis de la vacuna de Pfizer salgan de estos ultracongeladores, los centros sanitarios pueden mantenerlas descongeladas en sus neveras durante cinco días antes de que se estropeen.

Etiquetas