Aragón

ALTO ARAGÓN - PRECAUCIONES EN MONTAÑA

La Guardia Civil alerta del "estado cambiante" de la nieve

El responsable de las unidades de montaña en Aragón y Navarra, Santiago Gómez Rivas, analiza la situación actual

La Guardia Civil alerta del "estado cambiante" de la nieve
La Guardia Civil alerta del "estado cambiante" de la nieve
R.C.LL.

HUESCA.- La inestabilidad meteorológica en el Pirineo después de las últimas nevadas registradas en el puente de la Constitución y de la Inmaculada ha dejado un manto de nieve en cotas altas por encima de los 2.000 metros, que requiere de una buena preparación y conocimiento si se pretenden abordar determinadas travesías o excursiones.

El estado de la nieve se ha visto alterado por la lluvia en altura, explica el jefe de las unidades de montaña de la Guardia Civil de Aragón y Navarra, Santiago Gómez Rivas. Y la combinación del frío, nieve y lluvia después del citado puente festivo de principios de mes, "ha llevado consigo que dependiendo de las orientaciones y las zonas, cambien las condiciones de la nieve en función de la ladera o el valle, por lo que en unas zonas la nieve está más dura, en algunas hay mucha acumulación y en otras muy poca, por lo que hay que tener mucho cuidado porque puede haber rocas", comenta.

Por ello, considera que el estado de la nieve, "es muy cambiante" por lo que "hay que ver muy bien la zona a la que se va y tomar las decisiones adecuadas", y consideró imprescindible llevar consigo piolet, crampones y casco para cualquier actividad invernal.

"Y como siempre, llevar Arva, pala y sonda, además de consultar los boletines de previsión de aludes en la zona, planificar bien y consultar a la gente que se encuentra en los pueblos o los refugios".

Si bien se ha estabilizado el riesgo de aludes en la provincia, hizo un llamamiento a la precaución los primeros días después de las nevadas, en los que existe un mayor riesgo de avalanchas.

Respecto a la actividad en montaña y fuera, como en las estaciones de esquí de fondo o travesía, Gómez Rivas recordó que se hace pronto de noche por lo que puede suponer la posibilidad de un rescate a pie en caso de sufrir un percance en montaña.

La actividad de rescates en la provincia altoaragonesa en esta época del año y con las restricciones de movilidad actuales, apenas ha requerido de la intervención de la Benemérita salvo en varios casos de extravíos o despistes de montañeros, que han podido resolverse sin complicaciones.

Etiquetas