Aragón

CRISIS DEL CORONAVIRUS

"Tenemos que vacunarnos para curarnos del bicho y despacharlo de España"

Emilia Nájera es la primera aragonesa que ha sido vacunada contra la covid-19

"Tenemos que vacunarnos para curarnos del bicho y despacharlo de España"
"Tenemos que vacunarnos para curarnos del bicho y despacharlo de España"
S. E.

ZARAGOZA.- Nervios, ilusión y esperanza son los sentimientos que se han reflejado este domingo en las caras de las primeras personas mayores que han recibido la vacuna contra la covid en Aragón, tanto los mayores de la residencia Romareda de Zaragoza que han abierto la campaña como los sanitarios que les atienden.

Emilia Nájera, de 80 años, ha asegurado hoy, tras recibir la primera vacuna contra el coronavirus en Aragón, que "tenemos que vacunarnos para curarnos del bicho (en alusión al virus), y despacharlo de España".

Emilia, en un tono jovial y bromista, ha respondido así a las distintas preguntas que se le han hecho antes y después de recibir la dosis y recoger el certificado que le acredita como vacunada contra la covid-19.

"Pues me voy al extranjero", ha añadido entre risas esta residente, que a pesar de haber sido muy estricta en el cumplimiento de todo las indicaciones que se la hacían y de no haber salido de la residencia durante meses, echa de menos, sobre todo, el poder abrazar y besar a sus hijas y nietos".

Según ha comentado, "el día que coja a mis hijas no las soltaré en no sé cuanto tiempo, hasta que nos cansemos de darnos besos y abrazos, y también a mis cinco nietos, que los quiero mucho".

CLICA AQUÍ PARA VER UNAS FOTOGRAFÍAS DE LA LLEGADA DE LAS PRIMERAS VACUNAS A ZARAGOZA

Le han seguido Manuel Cebolla, un residente de 84 años que en la residencia desde 2011 con su mujer, y Carmen Emetérea García, de 81 años, procedente de Teruel y que vive en este centro desde hace más de un año con su marido.

Dos de los trabajadores de esta residencia de titularidad autonómica, María Sanz y Fernando Artal, han incidido a su vez en la necesidad de "dar ejemplo" y de transmitir confianza a toda la sociedad hacia una vacuna que han calificado de "útil y necesaria".

Unas pocas horas antes habían llegado a Aragón 63 viales, que suponen dosis para vacunar a 315 personas y que se han repartido entre residencias de Zaragoza (116), Teruel (117) y Barbastro (50), así como en el Camp (20).

Las vacunas han llegado hoy procedentes de Guadalajara pasadas las nueve de la mañana al Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, donde se encuentra el punto de almacenaje para todo Aragón.

Una vez allí, el servicio de Farmacia ha sido el encargado de preparar los cuatro envíos para las residencias que comenzaban ya la vacunación, donde han sido transportadas en condiciones de refrigeración de entre 2 y 8 grados centígrados.

Tras las primeras vacunas, que se tenía previsto continuar en Teruel y Barbastro, las consejeras de Sanidad, Sira Repollés, y Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto, del Gobierno de Aragón, se han referido a la jornada de hoy como un "día para la esperanza" que marca "el principio del fin" de la pandemia.

"Vacunar no es el final pero sí el principio del fin", ha destacado Repollés, que ha subrayado que las vacunas no sólo son "seguras" y "necesarias", sino que se dispondrá de "dosis suficientes" para inmunizar a toda la población.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales ha agradecido que la inmunización comience en las residencias por lo que han sufrido esta pandemia, lo que denota "el compromiso de todos" con sus usuarios, y ha tenido palabras de cariño para Sira Repollés, con la que ha compartido "muchos momentos duros" estos meses, ha remarcado.

No obstante, tanto Repollés como Broto han hecho un llamamiento a la prudencia y a la responsabilidad ciudadana para evitar nuevos contagios por coronavirus.

Este domingo han llegado a Aragón procedentes de Guadalajara 315 vacunas de Pfizer en 63 viales, de los cuales 34 han recalado en el centro zaragozano, mientras que 10 han viajado a la residencia Somontano de Barbastro, en Huesca, y 19 más al asilo San José, en Teruel.

Durante las próximas semanas se vacunarán en los centros residenciales más de 25.000 personas que ya han dado su autorización para ello, el 93 % de los residentes de Aragón frente al 5 % que la ha rechazado y a un 2 % que se mantiene pendiente aún de tomar una decisión.

Por lo que respecta a los trabajadores, el 80% ha admitido la vacunación, el 14 % la ha rechazado y 6 % está pendiente de pronunciarse.

Etiquetas