Aragón

ALTO ARAGÓN - SECTOR TURISMO

La ocupación hotelera y en casas rurales de la provincia, bajo mínimos esta Navidad

Las restricciones de movilidad han provocado que el sector de Turismo Verde registre los datos más bajos en 25 años

La ocupación hotelera y en casas rurales de la provincia, bajo mínimos esta Navidad
La ocupación hotelera y en casas rurales de la provincia, bajo mínimos esta Navidad
P.S.

HUESCA.- Las reservas hoteleras y los niveles de ocupación en las viviendas de turismo rural en la provincia alcanzan en la recta final de año mínimos históricos por las restricciones de movilidad por la pandemia de la covid.

Las reservas para este puente de Nochevieja y Año Nuevo en los hoteles de la provincia y sobre todo en las comarcas del Pirineo, son más bien escasas.

La vicepresidenta de Hospedaje de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de la Provincia de Huesca, Anabel Costas, comentaba este miércoles a este diario que al estar las estaciones de esquí cerradas "los hoteles grandes no abren y los más familiares, más pequeños, son en general los que están abiertos, pero no hay ánimo ni ambiente de Navidad, ni se espera por lo menos hasta que el Gobierno de Aragón vuelva a decir cómo van a seguir siendo las restricciones".

Según Anabel Costas, desde la asociación "vemos que la temporada invernal está perdida, no hay manera de tener reservas por ningún lado. Sanitariamente nos aconsejan que no salgamos de nuestras casas; con toda la lógica es lo que tendríamos que hacer. Con las restricciones entre provincias instauradas en nuestra comunidad tampoco tenemos posibilidad de reservas, únicamente podría ser de Huesca y provincia, y en esto es verdad que estamos más limitados".

Ante esta situación, la vicepresidenta de Hospedaje pide encarecidamente "que, por favor, seamos sensatos con todas las normas sanitarias que ponen para que más pronto que tarde podamos salir de esta".

Por su parte, el presidente de la Asociación de propietarios de Turismo Verde Huesca, Francisco Parra, avanza que el colectivo que aglutina a unos 300 pequeños empresarios de esta actividad turística "está preparando un plan de contingencia para hacer frente a la situación de 2021" tras un año marcado por la pandemia sanitaria que ha obligado al sector trabajar solo cuatro meses en este 2020.

Después de las restricciones de movilidad anunciadas por el Gobierno de Aragón hace casi dos semanas, se han producido muchas cancelaciones en los alojamientos rurales de la provincia y ha dado como resultado que "las ocupaciones estén por debajo del 25 por ciento", lo que supone, según el presidente de este colectivo, "los datos más bajos de los últimos 25 años".

A todo ello se suma una reducción de las estancias de los clientes, por las restricciones pertinentes de movilidad y de aforo. "En estas fechas siempre habíamos colgado el cartel de completo", recuerda Parra.

Atribuye los motivos de esta reducción, "a una situación sanitaria tremendamente complicada y a las condiciones de movilidad".

Frente a esta situación, Parra subraya que "el entorno de los alojamientos rurales es seguro frente a las aglomeraciones que se producen en los entornos urbanos", por lo que destaca su posición ventajosa para evitar los contagios por la covid. En este sentido subraya que "el viajero está informado desde el primer momento de los aforos en casas rurales, servicios y medidas de seguridad que hay que tomar", comenta.

El resultado económico del turismo rural es alarmante, "al ser una economía complementaria pero imprescindible para los propietarios y el entorno del medio rural". Y agrega que muchos alojamientos no han abierto en los últimos meses y lo previsible es que muchos de ellos no reinicien la actividad".

Etiquetas