Aragón

ÁLTO GÁLLEGO - PROTESTA

Unas 300 personas reivindican el rescate del sector turístico en la cacerolada de Biescas

Piden reactivar la economía de los territorios ligados al sector de la nieve

Unas 300 personas reivindican el rescate del sector turístico en la cacerolada de Biescas
Unas 300 personas reivindican el rescate del sector turístico en la cacerolada de Biescas

SABIÑANIGO.- Unas 300 personas han participado este lunes en Biescas en la primera cacerolada en la que empresarios, trabajadores y vecinos, reclaman acciones concretas que permitan rescatar el sector turístico ligado a la nieve.

En la plaza, a las ocho y media de la tarde se ha dado lectura al escrito que días atrás empresarios, alcaldes de ayuntamientos, de entidades locales y presidentes comarcales del Alto Gallego, Jacetania, Sobrarbe y Ribagorza enviaron al Gobierno de Aragón. En él piden "reactivar inmediatamente la economía de estos territorios" con propuestas como la permeabilidad de los confinamientos provinciales y autonómicos, la apertura de las estaciones de esquí o la creación de incentivos turísticos.

CLICA AQUÍ PARA VER UN VÍDEO

Esta semana se van a repetir las caceroladas, este martes en Tramacastilla de Tena, el jueves en Escarrilla, el viernes en Sallent y el sábado en Panticosa.

Y el miércoles se ha organizado un bloqueo de la carretera junto al monasterio del Pueyo en Barbastro a las nueve de la mañana, y sobre las diez y cuarto un encuentro en Huesca. Empresarios, trabajadores y vecinos dicen no entender "lo que está pasando".

Gelo Lamenca, del Hotel restaurante Sarao de Escarrilla, hace hincapié en que la clave está "en abrir perimetralmente Aragón, porque es mal fácil tener a la gente dispersa que concentrada. Todas las empresas nos hemos adaptado a la situación".

Para Elena Claver, del Hotel Bocalé Sallent, "hay que abrir Aragón o tienen que llegar las ayudas. A nosotros como Hotel nos interesa que puedan venir de Madrid, País Vasco y Navarra. Estamos hasta el cuello, no sabemos cuándo vamos a poder empezar a trabajar".

Tino Belio, del restaurante camping Escarra y restaurante Tino, en el Pueyo de Jaca, argumenta que no es de recibo que los centros comerciales "estén abiertos y las estaciones no. Se necesita que abran, aunque sean dos valles, pero por lo menos que salvemos un poco los muebles sino va a ser muy complicado seguir".

Raquel Lacruz, del Hotel Tierra de Biescas, apunta que sienten impotencia. "Necesitamos el turismo, necesitamos las segundas residencias, pedimos que dejen abrir algo, sin turismo aquí no hay nada. Y necesitamos que nos escuchen e ir todos a una. No podía imaginar que iba a pasar esto".

Y Javier Mimbrera, con dos establecimientos comerciales en Formigal, incide en que la situación "es un desastre total. Es importante que abra la estación, pero el factor clave es la movilidad entre comunidades, y buscar fórmulas como permitir viajar a segundas residencias o con reservas hoteleras, por ejemplo, eso empezaría a darnos un poco de luz. Es una sinrazón no dejar viajar a la montaña".

Etiquetas