Aragón

DE CERCA

Julio Salinas Cavero: “Me considero un barbastrense agradecido a su contexto”

"Después de estos años, si mi familia está conmigo, estoy abierto a todo lo que me siga aportando experiencias y conocimientos”

Julio Salinas Cavero: “Me considero un barbastrense agradecido a su contexto”
Julio Salinas Cavero: “Me considero un barbastrense agradecido a su contexto”
Á.H.

Nacido el 12 de febrero de 1971 en Barbastro, Julio acumula experiencia profesional de su etapa de educador en el colegio San Vicente de Paúl, entrenador y director del Fútbol-Base de la UD Barbastro donde jugó, entre otros equipos. Director de Metodología del Departamento Internacional en el Villareal con experiencia en Estados Unidos.

¿Cuál es el emoticono que define su personalidad?

No tengo uno en concreto, pero el que más utilizo es el de la risa.

Genio y figura. ¿Se identifica?

Me identifico más como una persona sencilla, que trata de disfrutar y aprender de cada una de las experiencias que vivo.

La sonrisa es el lenguaje universal de las personas inteligentes. ¿Sonreímos poco?

Me quedo con que la sonrisa es el lenguaje universal. Cierto es, que una sonrisa facilita.

¿A quién le haría usted la reverencia sin dudarlo?

A toda persona dispuesta a ayudar y compartir.

¿La hipocresía cotiza al alza o a la baja?

Intento no juzgar los comportamientos de las personas, estoy más identificado con una actuación más natural.

¿Quien es para usted un galáctico en su admiración?

El concepto de galáctico, ya hace días que cambió para mi, y con la que está cayendo, imagínate la cantidad de galácticos anónimos que hacen una labor increíble.

¿Cuáles son sus criterios de selección de las personas?

Todas te aportan cosas, y me identifico más con aspectos relacionados con moverse y capacidad de adaptarse.

Al choque, ¿es sutil, esquiva o frontal?

Pues depende del tipo de choque, aunque me quedo con sutil. Desde aquí, la ayuda puede ser diferente.

¿Se considera un hombre de imagen?

Veo la imagen algo fija y estática. Soy más de moverme.

¿Es más fácil educar en las aulas o en los terrenos de juego?

Aunque de entrada parecen diferentes, en ambas compartes un proceso formativo cuyo protagonista es la persona.

¿Qué debería aprender uno que empieza?

No soy muy dado a dar consejos, por dar una respuesta diría que viviera múltiples experiencias que le ayudaran a conocerse. Nos conocemos poco.

¿Se considera una persona metódica y lo aplica como director de Metodología del Departamento de Internacional del Villarreal?

Está bien y te ayuda conocer los métodos, pero cada día intento atender más a los detalles.

¿Su trabajo en qué consiste?

Es muy variado, principalmente definir una intención para cada una de nuestras academias, y acompañarlas en su desarrollo.

¿Cree que el seleccionador Luis Enrique le haría caso?

Debería, es broma. No me gustaría que me hiciera caso, me gusta más generar reflexión, y que cada cual tome sus decisiones en función de su realidad.

¿Influye mucho jugar sin público en los estadios?

En mi opinión, sí. Es bien sabido que el fútbol es un fenómeno social, y el público es un elemento más dentro de esta actividad.

¿Se considera un hombre de largo recorrido desde Barbastro hasta Estados Unidos con escala en Villarreal?

Me considero un barbastrense agradecido a su contexto, que me ayudó en mi desarrollo, y gracias a ellos he tenido la oportunidad de poder vivir diferentes experiencias a nivel personal, y eso lo aportas a lo profesional.

¿Se sentaría de nuevo en banquillos para dirigir equipos de fútbol o se acomoda ya en el sillón del despacho?

Después de estos años, si mi familia está conmigo, estoy abierto a todo lo que me siga aportando experiencias y conocimientos.

¿Ha cambiado mucho el fútbol desde que debutó en el Barbastro Juvenil?

Creo que nos queda mucho por hacer, y sobre todo en humanizar el proceso de desarrollo con los jugadores.

La psicología deportiva aplicada, ¿afecta a la personalidad, motivación, tasas de agresividad y de ansiedad?

Desde lo que yo he vivido en Villarreal, creo que conocemos poco la psicología del deporte. Ojalá podamos ver y compartir sus trabajos.

¿Se considera un hombre con salero por su apellido Salinas?

Claro, la sal siempre te aporta un sabor diferente.

¿Todas las Puertas de su vida familiar están abiertas?

Mi familia me ha dado mucho, gracias a su comprensión y esfuerzo he podido vivir todo esto.

En su trabajo, ¿se desmelena con frecuencia?

Otros compañeros son más competentes en este ámbito, yo soy más de distancias cortas. Aunque si hay que desmelenarse…

¿Se atrevería a resumir la pandemia y sus afecciones en el deporte en pocas palabras?

Son momentos difíciles y tristes, pero al mismo tiempo nos ha puesto delante la oportunidad de pensar en otras posibilidades de hacer, que antes no lo hubiéramos hecho.

Si hablamos de esencias, ¿qué es lo esencial de la vida?

En mi opinión la calidad de las relaciones y los detalles.

¿La pasión por aprender ha sido una constante en su vida?

Así es, y he tenido suerte que mi contexto me ha favorecido para seguir con mi formación y alimentar mi pasión.

Los periodistas de Barbastro le entregaron el Premio a los Valores Humanos en el Deporte, ¿cuáles son?

He tenido y la tengo, de tener personas cuyos comportamientos me han ayudado desarrollarme. Más que un valor u otro, lo veo como una forma de hacer, de actuar, ya que un valor, en función con la persona que lo hables, cultura, etcétera, puede haber matices.

Etiquetas