Aragón

COMERCIO

Consumo controla 694 comercios de Aragón para constatar su cumplimiento de las rebajas

Un 12 % opta por otro tipo de promociones y un 21 % no hace ningún tipo de oferta

Consumo controla 694 comercios de Aragón para constatar su cumplimiento de las rebajas
Consumo controla 694 comercios de Aragón para constatar su cumplimiento de las rebajas
G. A.

ZARAGOZA.- La Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón ha controlado 694 establecimientos con motivo de la campaña de rebajas de invierno, constatando que el 67 por ciento de esos comercios colgaban el cartel de rebajas, una cifra ligeramente inferior a la del pasado año -70 por ciento.

Así, un 12 por ciento ha optado por otros tipos de promociones y el 21 por ciento no hace ningún tipo de oferta, según ha indicado en una nota de prensa el Ejecutivo autonómico.

El director general de Protección de Consumidores y Usuarios, Pablo Martínez, ha destacado, que "este año y dadas las circunstancias sanitarias, se ha hecho un esfuerzo adicional con el objeto de garantizar el cumplimiento de las normas de seguridad, en especial la que hace referencia a los aforos máximos; de ahí que se hayan llevado las actuaciones en horarios de mínima afluencia".

Entre quienes sí se han adherido a la campaña de rebajas -467 de los comercios controlados- se ha constatado que el 87,32 por ciento informan del precio conforme a lo previsto en la normativa vigente, es decir, en sus etiquetas aparece bien detallado el precio anterior y el actual.

En este sentido, se comprueba que el 83,5 por ciento de esos comercios que avisan del doble precio, lo hacen utilizando el formato de cifras, fórmula que viene recomendando la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios, por considerarla más sencilla y transparente.

Además, el 16,50 por ciento utilizan las expresiones de porcentaje que, aunque también son válidas, obligan al cliente a hacer un cálculo previo antes de tomar una decisión.

DURACIÓN REBAJAS

Otro de los aspectos que se supervisa en estas inspecciones es el que hace referencia a la información de la duración de las rebajas; si bien es cierto que la propia ley define a este periodo como una venta de productos que se encontraban expuestos previamente, es lógico pensar que una vez agotados, no procedería prolongar ese periodo. No obstante, la norma establece la obligación de informar del periodo.

La Inspección de Consumo ha comprobado que en el 66,38 por ciento de los establecimientos se cumple con ese precepto, cifra que viene mejorándose año tras año.

El director general de Protección de Consumidores y Usuarios ha detallado, sobre esta cuestión, que "la exposición del cartel informativo de la duración de ese periodo adquiere especial relevancia, ya que si el consumidor conoce hasta cuándo van a durar las rebajas, podrá planificar mejor sus compras, teniendo en cuenta además las especiales condiciones de esta campaña por las normas sanitarias en cuanto a cierres perimetrales, limitación de aforo en los establecimientos y horarios de cierre del comercio no esencial".

Como en años anteriores, la Inspección de Consumo ha llevado a cabo una campaña de control de mercado con motivo de las rebajas que se ha materializado entre los días 7 y 13 de enero, ambos inclusive.

Aunque es cierto que cada vez más comercios inician la temporada de descuentos en fechas anteriores, incluso a finales de diciembre, las inspecciones comienzan después de la festividad de Reyes para garantizar que la comparativa con años anteriores sea lo más completa y fiable posible.

Consumo Aragón ha recordado que los derechos de los consumidores no se ven mermados por las rebajas. Del mismo modo conviene indicar que las empresas han de informar de la dirección postal, teléfono y correo electrónico, donde poder dirigir las consultas, quejas y reclamaciones, que han de ser contestadas en el plazo máximo de un mes. A su vez, las hojas de reclamaciones han de estar a disposición de los usuarios.

TELÉFONO GRATUITO

La Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón dispone del teléfono gratuito 900 12 13 14 -llamadas desde teléfonos fijos de todos los municipios de Aragón- y la dirección 'consumo.doc@aragon.es', para atender cualquier consulta que pueda ser planteada por los ciudadanos de la comunidad autónoma.

Las recomendaciones para este periodo de especial de compras son las siguientes: Evitar comprar por impulso sin considerar si se necesita y es útil; para ello se sugiere hacer una lista de los artículos que precisa y fijar la cantidad máxima que se desee gastar, y comparar calidades y precios en distintos establecimientos.

También, consultar la política de devoluciones y cambios del establecimiento. Estas condiciones, si el comercio decide ofrecerlas, deben estar claras en la cartelería o/y tiques de compra.

Se sugiere también que los usuarios no caigan en el sobreendeudamiento o gasto que no se pueda afrontar; que controlen el gasto de los pagos con tarjeta, pues vendrán los cargos a la cuenta corriente, y que, solo en casos excepcionales y tras un estudio sosegado, recurran al crédito al consumo para hacer las compras.

GUARDAR RESGUARDO DE COMPRA

Además, se pide guardar siempre el resguardo de la compra o factura; no olvidar que la legislación de Garantías establece, con carácter general, un periodo de garantía de dos años, que se presume de origen durante los seis primeros meses, debiendo demostrar el consumidor, en caso de controversia, que el daño o falta es de origen desde el séptimo mes hasta los dos años.

Hay que asegurarse de que los productos rebajados no están deteriorados y son los mismos que estaban a la venta, puesto que no se pueden vender como rebajas los artículos defectuosos o que se adquieran por el vendedor sólo con este objeto.

Se recuerda que en las rebajas el precio rebajado del producto tiene que figurar junto a su precio anterior. Por ello, es conveniente buscar siempre el precio final, porque es un derecho conocerlo antes de decidir su compra.

La rebaja del precio nunca debe implicar rebaja de calidad, no exime ni de la obligación de dar la garantía, ni de cambiar el producto o devolver su importe si resulta defectuoso, y la publicidad es vinculante, como un contrato, y por tanto el establecimiento ha de cumplir lo que promete.

Por último, se insta a los ciudadanos a que compren, siempre que sea posible, en los establecimientos que exhiben el logotipo de su adhesión al Sistema Arbitral de Consumo, ya que demuestra que el comerciante tiene confianza en los productos o servicios que presta y que cualquier discrepancia quedará resuelta de una forma rápida y gratuita.

Etiquetas