Aragón

ALTO ARAGÓN - BIENES

La jueza en funciones resolverá sobre la intervención de la Generalitat en el proceso de las obras de arte

Está a punto de cumplirse el plazo establecido para la presentación de alegaciones

La jueza en funciones resolverá sobre la intervención de la Generalitat en el proceso de las obras de arte
La jueza en funciones resolverá sobre la intervención de la Generalitat en el proceso de las obras de arte
S.E.

BARBASTRO.- La juez sustituta en funciones, María Pilar Juste, dictará la resolución oportuna sobre la intervención de la Generalitat de Cataluña como parte coadyuvante en el proceso de ejecución provisional de la sentencia de fecha 10 de diciembre de 2019, que ordena la devolución de 111 obras de arte del Museo de Lérida al Obispado de Barbastro-Monzón, cuyo plazo terminará este lunes, 15 de febrero.

El nuevo letrado de la Administración de Justicia en el Juzgado de Instrucción número 1 de Barbastro, Ernesto Martínez, ha trasladado a las partes interesadas la decisión de que será la jueza quien resuelva porque ha transcurrido el plazo para presentar alegaciones sobre la intervención o no de la Generalitat. Las partes interesadas, Obispado de Barbastro-Monzón y Gobierno de Aragón, Consorcio del Museo y Obispado de Lérida, disponen de cinco días para interponer recurso de reposición.

Además, están pendientes de resolver las alegaciones respecto a la ejecución provisional de la sentencia en el plazo dado por el magistrado Carlos Lobón tras la petición que realizaron el Obispado de Barbastro-Monzón y el Gobierno de Aragón como parte coadyuvante admitida por el juez en una de sus últimas decisiones antes del traslado profesional a San Bartolomé de Tirajana en Las Palmas de Gran Canaria.

Los plazos de tiempo para resolver alegaciones y la admisión o no de la Generalitat son muy "ajustados", hasta este lunes, fecha prevista para la devolución de las obras. Las decisiones estarán en manos de María Pilar Juste en el transcurso de esta semana y tal vez, en la próxima. Respecto a una posible ampliación del plazo de entrega, las fuentes consultadas por este periódico reconocieron las "dificultades técnicas" que podrían existir para la ejecución provisional este lunes y señalaron que "aunque sea viable todas las decisiones están en manos de la jueza sustituta".

Por otra parte, la presencia de Fuerzas de Seguridad del Estado en el Museo Diocesano, este martes por la mañana, no pasó desapercibida. Al parecer, estarían en tareas de "inspección rutinaria" de las instalaciones pero despertó interés porque coincidió con la proximidad de la fecha de ejecución de la sentencia. Además, por la hora de entrada al colegio de los Escolapios muchas personas se percataron de esta presencia de la cual no se facilitaron informaciones.

A simple vista, es evidente la cuenta atrás para la devolución provisional al Obispado de las 111 obras y piezas de 49 parroquias aragonesas que están en el Museo de Lérida después de 23 años del litigio, en su mayoría por proceso canónico (junio 1998-abril 2007). La demanda por vía civil se presentó el 20 de septiembre de 2017 por iniciativa del Obispado de Barbastro-Monzón y del Gobierno de Aragón. Dos años más tarde, el 19 de diciembre de 2019, el magistrado Carlos Lobón dictó sentencia favorable y ante la petición de la parte aragonesa fijó la fecha del 15 de febrero de 2021 para la ejecución provisional de la sentencia. Un paso que nunca se había dado, con antelación, en la historia del litigio.

"TODO PREPARADO"

El Museo Diocesano de Barbastro-Monzón tiene previsto todo el protocolo necesario para recibir la colección de 111 obras de arte procedentes del Museo de Lérida que tiene de plazo hasta el próximo 15 de febrero de 2021 para devolverlas. Ángel Noguero, director, explicó a este periódico en declaraciones recientes el protocolo desde que la colección llegue a Barbastro, "no se desembalan durante unos días porque es necesario mantenerlas en las mismas condiciones que lleguen".

A partir de entonces, "se iniciará el proceso de adaptación estimado entre quince a veinte días. En el momento que se abre cada embalaje hay que revisar el estado de las obras y piezas para redactar un informe de cada una y dejar constancia de las condiciones en que se han recibido".

Respecto a las condiciones de conservación que cuestionan desde Lérida, "un Museo como el nuestro que solo tiene 10 años se construyó con todas las medidas de seguridad, mantenimiento y protección, necesarias, para obras artísticas. Las tareas de prevención se realizan con objeto de comprobar la evolución de las piezas".

Etiquetas