Aragón

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Repollés descarta test masivos y que las farmacias hagan pruebas de antígenos

La consejera considera que la sanidad aragonesa hace pruebas suficientes para atender las necesidades epidemiológicas

Repollés descarta test masivos y que las farmacias hagan pruebas de antígenos
Repollés descarta test masivos y que las farmacias hagan pruebas de antígenos
E.P.

ZARAGOZA.- La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha descartado este viernes la realización de test masivos para la detección de covid-19, al asegurar que ninguna sociedad científica los avala para el control de la pandemia, y pruebas de antígenos por las farmacias, ya que la sanidad aragonesa hace pruebas suficientes para atender las necesidades epidemiológicas.

Así lo ha afirmado en respuesta a una interpelación y a varias preguntas en el pleno de las Cortes de la portavoz de Sanidad del PP, Ana Marín, quien ha criticado especialmente la falta de medidas en positivo como contrapeso a las restricciones, en concreto en la provincia de Teruel, ante la alta incidencia de casos en esta cuarta ola en Aragón.

Marín ha lamentado que el Gobierno no escuche las propuestas del PP y también de muchos profesionales sanitarios de la provincia, entre ellas que se hagan test masivos en las localidades confinadas, ya que aunque no solucione el problema, sí permite detectar asintomáticos que pueden transmitir el virus sin saberlo para asilarlos y evitar los contagios y la situación hoy en la provincia sería "muy diferente".

"Hoy siguen diciendo que no", también responsables del ámbito sanitario de Teruel, según Marín, porque entienden que esa medida supone un quebranto económico superior al resultado que puede obtener, y a pesar de la situación que vive la provincia de Teruel, el departamento se limita a "dejar pasar el tiempo", recogiendo una serie de medidas restrictivas en el boletín oficial.

Además, ha asegurado ante la denuncia de Marín de que solo hay una ambulancia para pacientes covid, que no sabe si esa afirmación es por "maldad" o por "ignorancia", ya que no existen ambulancias por patologías, sino para pacientes, y el departamento de Sanidad tiene desplegadas 51 en la provincia, 28 de transporte programado y 23 urgente.

Algunas con un índice de activación bajo, hasta el punto de que hay días que no se activan y en ocasiones, en una semana, llegan a movilizarse dos o tres veces, ha asegurado la consejera, quien ha defendido tener una red de dispositivos disponibles para atender a los pacientes, pero en la intensidad y cantidad que esté justificada por la demanda.

Ha destacado que como en el resto de la Comunidad, los protocolos pasan por la detección precoz, identificación de casos, contactos y cuarentena, y las medidas de control y prevención necesarias, así como la recogida de la información epidemiológica.

La provincia de Teruel, ha apuntado, ha tenido durante toda la pandemia en general un comportamiento similar al resto de la comunidad salvo la última ola, en la que ha llegado a tener 1.644 casos por 100.000 habitantes en 14 días, más del doble que en el conjunto de la comunidad, y se han tomado medidas progresivas y proporcionadas a la situación, se miden las consecuencias en virtud de la población de que se trata y se ha reformado la atención sanitaria.

"Jamás miento", le ha replicado Marín, quien ha resumido la situación de la provincia en su número de camas de UCI, 8, en su única ambulancia para estos pacientes y en sus dos nuevos hospitales proyectados en Teruel y Alcañiz parados sin que el Gobierno de Aragón haga algo para remediarlo.

Repollés ha insistido en que la evidencia científica no respalda los cribados masivos para el control de pandemia y en que no es un problema de recursos, sino de rentabilidad diagnóstica, y ésta pasa por la realización de PCR y por la trazabilidad en la detección de casos y contactos, y cuatro de las cinco áreas de salud en las que más pruebas se han realizado por 10.000 habitantes son de Teruel (Utrillas, Teruel Ensanche, Casablanca en Zaragoza, Cedrillas y Teruel Centro).

Etiquetas