Aragón

ENTREVISTA

Carmina Puyod: “Condensan en unos minutos años de trabajo aderezados con humor”

Coordina la Unidad de Cultura Científica-Unizar que retoma los monólogos científicos

El grupo Risarchers tras una de sus últimas actuaciones.
El grupo Risarchers tras una de sus últimas actuaciones.
S.E.

La Universidad de Zaragoza retoma el taller de monólogos científicos, que cumple su sexta edición, una iniciativa que nació desde la Unidad de Cultura Científica (UCC) del Vicerrectorado de Política Científica con el fin de divulgar la ciencia y acercarla a la sociedad.

Así lo explica su coordinadora, Carmina Puyod: “Nuestro objetivo es el de promover activiKLdades de divulgación científica, mostrando los resultados de las investigaciones a la sociedad y abriendo, así, lo más posible nuestra universidad a todos”. Para ello, subraya Puyod, “intentamos formar a nuestros investigadores para que ser eficaces en llegar a los distintos públicos que tenemos”.

Es decir, a partir de talleres de este estilo “aprenden a contar una historia, la de años de investigación, en unos pocos minutos, y de la forma más atractiva posible, captando la atención del espectador desde el primer segundo”, apunta Puyod, y de ahí, aclara, surgió el taller de monólogos con lo que “los científicos crean pequeñas píldoras que condensan, en apenas tres o cuatro minuto, conocimientos adquiridos durante años aderezados con dosis de humor”.

Así que un año más, esta Unidad con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia e Innovación y la experiencia de la actriz Encarni Corrales, de la compañía Teatro Indigesto de Zaragoza, que dirige el seminario, se ha organizado el taller, aunque, en esta ocasión, y debido a las limitaciones de la pandemia por coronavirus, se ha ofertado a veteranos monologuistas, en concreto, a los miembros del grupo Risarchers, compuesto por veintiséis científicos divididos en dos grupos burbuja, lo que ha permitido minimizar las dinámicas grupales habituales en esta actividad.

La coordinadora de la Unidad de Cultura Científica pone sobre la mesa el trabajo de este grupo cuyo objetivo es el de “acercar las investigaciones, sensibilizar, sobre todo, lograr despertar el interés por la ciencia y todo aquello que nos rodea, en general, además de conseguir despertar la curiosidad del espectador”.

Risarchers ha actuado ante más de 9.000 personas en cinco años y se ha convertido en un elemento dinamizador entre sus homólogos. 

Etiquetas