Aragón

CORONAVIRUS

La mujer se queda fuera del empleo del futuro por la covid

Así se refleja en el estudio “Mujeres en el mercado laboral 2020” de UGT

mujer empleo
Preocupa la falta de alumnas en carreras relacionadas con las nuevas tecnologías.
S.E.

La covid-19 ha ahondado las brechas que sufren las mujeres en el mercado laboral en Aragón, con más parcialidad y temporalidad y más aumento del paro en 2020, 12.000 mujeres frente a 3.900 hombres, una diferenciación que empieza en la educación hasta el punto del abandono de disciplinas del futuro vinculadas a las nuevas tecnologías, que acaparan los hombres.

Esa es una de las principales conclusiones del estudio “Mujeres en el mercado laboral 2020” de UGT Aragón que presentó este lunes su secretario general, Daniel Alastuey, acompañado por la vicesecretaria general de UGT confederal, Cristina Antoñanzas, y la responsable del Departamento de Mujer del sindicato en la Comunidad, Medea Gracia.

Un informe en el que el sindicato constata que las brechas entre mujeres y hombres, la más gráfica la salarial, comienza en la propia educación, ya que las mujeres se concentran en pocas ramas de enseñanza y muy orientadas a ocupaciones relacionadas con los cuidados y los servicios personales.

Esta diferenciación persiste hasta llegar a la universidad, en la que las mujeres se concentran en enseñanza, salud y ciencias sociales y hay casi un “monopolio” de los hombres en carreras técnicas, y más grave aún para Alastuey, en carreras relacionadas con las nuevas tecnologías, de forma que ellas están quedando fuera de la formación de la que va a ser la economía del futuro.

Alastuey destacó el positivo aumento de la mujer en el mercado laboral desde 2008, pero incidió en que se ha visto interrumpido por la crisis sanitaria.

Así, el 60 por ciento de los parados son mujeres y el 63 por ciento de los desempleados de larga duración, apuntó el líder de UGT Aragón, quien hizo hincapié en que la brecha salarial, con datos de 2018, era en Aragón del 24,65 %, tres puntos por encima de la nacional aunque casi dos menos que en 2008, aunque con un aumento respecto a 2017. Además, las mujeres están mejor formadas, ya que cerca de la mitad de las ocupadas han alcanzado titulación superior (el 36 % en el caso de los hombres), pero están sobrecualificadas respecto a los puestos que ocupan.

Por sectores, según indica el estudio, las mujeres se refugian más en lo público, incluidas las ocupaciones técnicas y de dirección, a la inversa de lo que ocurre en el sector privado, en el que, a pesar de una mayor titulación, son los hombres los que ocupan puestos de más cualificación. Según Alastuey, una de las razones de una mayor temporalidad en el empleo entre las mujeres radica en su presencia en el sector público, donde la precariedad es el doble que el privado, de hasta el 41 por ciento, y en “ese es uno de los graves problemas que tiene que solucionar la administración”.

Etiquetas