Aragón

SUCESOS

Un joven de Zaragoza, detenido tras dar una paliza a un hombre para robarle el móvil

El suceso ocurrió a las puertas del parque de Delicias en torno a las 16.25 horas del pasado domingo

Efectivo de la Policía Nacional
Efectivo de la Policía Nacional
Policía Nacional

Un joven de 20 años ha sido detenido en Zaragoza después de dar una brutal paliza a un hombre para robarle el teléfono móvil y causarle varias fracturas en un brazo y costillas y una herida en la cabeza que precisó varios puntos de sutura.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Aragón, el suceso ocurrió a las puertas del parque de Delicias en torno a las 16.25 horas del pasado domingo, apenas 24 horas después de que el presunto autor de los hechos, identificado como C.H.N.M.M., fuera detenido por otras dos agresiones a un camarero y a un cliente de un bar.

Fueron varios vecinos los que alertaron a la policía de que se estaba produciendo una agresión por parte de un joven a un hombre de mediana edad, que estaba siendo pateado mientras yacía en el suelo a las puertas del parque de Delicias.

Gracias a la colaboración ciudadana, varias patrullas acudieron al lugar, las primeras para socorrer a la víctima -que sangraba abundantemente por la cabeza, al parecer tenía un brazo fracturado y estaba siendo asistida por una ambulancia-, y posteriormente, para buscar y encontrar al autor.

Los agentes localizaron al sospechoso en la calle Daroca y en el momento de la detención, según las mismas fuentes, mostró una actitud desafiante hacia los policías y de nulo arrepentimiento por lo sucedido, llegando a reírse cuando fue preguntado por los hechos.

Durante el cacheo de seguridad se halló entre sus pertenencias el teléfono móvil de la víctima todavía con restos de sangre del agredido.

Apenas 24 horas antes, el mismo joven había sido detenido por una dotación de Policía Nacional después de haber protagonizado otras dos agresiones en un establecimiento cercano al parque Delicias.

En este caso, el agresor accedió a un bar para hacer uso del servicio y cuando salió, se dirigió hacia el camarero, a quien sin mediar palabra propinó un fuerte puñetazo en el rostro, haciéndole caer inconsciente y provocándole una herida en la parte posterior de la cabeza.

Un cliente del bar quiso ayudar al camarero y recibió por ello amenazas de muerte por parte del agresor, que llegó a golpearle.

Cuando la dotación policial llegó al lugar, el autor de las lesiones ya había abandonado el bar, por lo que varios agentes socorrieron a los lesionados y el resto comenzó la búsqueda del agresor, que fue localizado poco después en las inmediaciones y tras ofrecer una gran resistencia, fue detenido como presunto autor de un delito de lesiones, así como de desobediencia y resistencia.

Por estos hechos fue puesto a disposición judicial durante la mañana del domingo, donde quedó en libertad en torno a las 12.00 horas, después de prestar declaración.

Al detenido le constan más de una docena de detenciones, la mayoría por robos con violencia y por lesiones a víctimas elegidas aleatoriamente a las que golpea de forma sorpresiva y desmesurada, incluso patadas en la cabeza cuando ya están semiinconscientes en el suelo.

Etiquetas