Aragón

TERRORISMO

Una placa recuerda el lugar donde ETA asesinó a Giménez Abad hace veinte años

El juicio podría celebrarse el próximo año, 2022, tras un largo periodo de instrucción

Los hijos del presidente del PP de Aragón asesinado por ETA descubren una placa en su memoria.
Los hijos del presidente del PP de Aragón asesinado por ETA descubren una placa en su memoria.
EFE

El lugar donde ETA asesinó en Zaragoza al entonces presidente del PP-Aragón Manuel Giménez Abad, el 6 de mayo de 2001, quedará recordado con una placa en su honor, que ha sido descubierta este miércoles por sus hijos Manuel y Borja.

La placa, situada a la altura del número 9 de la calle Cortes de Aragón, simboliza las "cicatrices" que la lucha por la consolidación de la democracia ha dejado en Zaragoza, ha expresado Manuel Giménez Larraz, hijo del político asesinado, en el acto de homenaje, al que han asistido la familia de Giménez Abad, así como asociaciones de víctimas del terrorismo y representantes municipales.

"El sistema democrático no ha surgido de la nada. Ha surgido del sacrificio de cientos de ciudadanos que han dejado su vida para garantizar nuestros derechos y nuestras libertades", ha manifestado Giménez Larraz, quien ha mandado el mensaje a las nuevas generaciones de que "hay que cuidar" la democracia.

Giménez Larraz ha recordado que su padre fue "tremendamente feliz" en Zaragoza, donde disfrutaba de pasear camino a la Romareda, como cuando recibió tres balazos de la banda terrorista, en compañía de su hijo Borja.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, ha defendido la necesidad de mantener "viva" la memoria de las víctimas del terrorismo como parte del "deber" de los demócratas".

Asimismo, ha denunciado que siga habiendo 300 asesinatos de ETA sin resolver y que, a pesar de haber identificado y detenido a los culpables de la muerte de Giménez Abad, sigan pendientes de juicio 20 años después.

"No existe ningún legado de ETA ni de los Grapo más allá del horror y del asesinato", ha aseverado Azcón, quien ha agregado que los que "jalean" sus actuaciones son "cómplices" de sus crímenes.

A este respecto, el regidor ha advertido de que, a pesar de la disolución de la banda terrorista, "la amenaza sigue estando ahí", tanto por los que sostienen un relato "falso" y "glorificador" del terrorismo como por otros fenómenos como el yihadismo.

En el homenaje ha intervenido también la concejala delegada de Víctimas del Terrorismo, Patricia Cavero, quien ha recordado la ola de "indignación" que supuso el asesinato de Giménez Abad, que desencadenó una manifestación de más de 350.000 personas en la capital aragonesa.

Con esta placa, ha remarcado Cavero, Zaragoza no olvidará el sacrificio sufrido por personas como el político aragonés ni el dolor "infinito" causado a sus familiares.

La abogada cree que "no hay duda" de la autoría del asesinato

Por otra parte, la abogada Carmen Ladrón de Guevara, quien representa a la familia Giménez Larraz, ha afirmado que "no hay duda" de que los terroristas de ETA Mikel Carrera Sarobe e Itxaso Zaldua asesinaron al presidente del PP Aragón, Manuel Giménez Abad, el 6 de mayo de 2001 en Zaragoza.

En declaraciones a Europa Press, Ladrón de Guevara ha señalado que el juicio podría celebrarse el próximo año, en 2022, tras una instrucción muy larga, que estuvo parada y que se reinició en 2018, cuando Borja Giménez, uno de los hijos del político asesinado, reconoció a Carrera Sarobe como autor de los disparos. La instrucción, que dirige el juez Santiago Pedraz, titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, no ha concluido.

La letrada ha recalcado que cuatro testigos presenciales "hablaban de un hombre y una mujer", por lo que las Fuerzas de Seguridad del Estado investigaron hasta identificar a Zaldua, lo que se sometió al reconocimiento por los testigos, y posteriormente la detuvieron.

"La instrucción no ha sido sencilla" porque "ha habido bastantes avatares", ha continuado Ladrón de Guevara, quien ha dejado claro que "ahora hay elementos suficientes como para llegar a juicio contra estas dos personas y en el juicio se verá si estas pruebas son contundentes como para condenarles".

"No tengo dudas de que son estas dos personas: Disparó Carrera y la que le acompañaba era Miren Itxaso Zaldua; por nuestra parte no hay duda", ha aseverado la letrada de la familia, quien ha dejado claro que solicitará la apertura del juicio oral y acusará a ambos formalmente.

Ha comentado que a estas pruebas se añaden los informes de la Guardia Civil y la Policía Nacional sobre la estructura de ETA, que señalan que ambos encartados formaban parte de la misma, y también hay una prueba caligráfica, de documentación que se atribuye al comando que perpetró el atentado, que identifica a Itxaso Zaldua, de forma que "hay para sentarlos en el banquillo". Ha confiado en que ambos sean condenados.

Actualmente, Carrera se encuentra preso en Francia cumpliendo condena por otros actos terroristas, mientras que Zaldua ha sido trasladada recientemente de prisión, de Salamanca a Asturias.

Ladrón de Guevara ha comentado que la familia de Giménez Abad "está con ganas de llegar a juicio y de zanjar esto cuanto antes porque se van a cumplir 20 años y la instrucción se ha alargado en el tiempo".

Manuel Giménez Abad fue asesinado por la banda terrorista ETA en el cruce de la calle Cortes de Aragón con la calle Princesa, en el centro de Zaragoza, la tarde del 6 de mayo de 2001, cuando se dirigía junto con su hijo Borja al estadio de fútbol de La Romareda para asistir a un partido de fútbol entre el Real Zaragoza y el Numancia. Un terrorista le disparó por la espalda en tres ocasiones, falleciendo en el acto.

Etiquetas