Aragón

coronavirus

Nace la primera plataforma estatal de familiares de residencias

Alertan de las secuelas físicas y psicológicas de los supervivientes y piden ampliar ratios de personal, entre otras demandas 

Simón califica de "suave" el aumento de brotes de coronavirus en residencias y apunta que España trabaja "duro" en el sector
Simón califica de "suave" el aumento de brotes de coronavirus en residencias y apunta que España trabaja "duro" en el sector
EFE

Las principales organizaciones y colectivos de familiares y usuarios de residencias de personas mayores que operan en las diferentes Comunidades Autónomas del Estado se han unido para poner en marcha la primera plataforma estatal de familiares de residencias, que ha presentado un manifiesto fundacional y un decálogo con reivindicaciones con el fin de evitar situaciones como las vividas durante la pandemia.

"Esta situación no se puede volver a repetir, estamos condenados a repetirla si no hacemos algo", ha alertado en rueda de prensa María José Carcelén, portavoz de la Coordinadora Familiares de Residencias 5+1, una de las cabezas visibles de la plataforma junto con la Asociacións de Usuarias e Familiares de Residencias (Rede) y la Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias (Pladigmare) cuyos portavoces, Paulino Campos y Miguel Vázquez, respectivamente, también han participado en la presentación de la iniciativa.

Como ha señalado Campos, la plataforma está integrada por "15 asociaciones de 10 territorios" con las que los familiares de los residentes protestaron contra el trato recibido durante la crisis sanitaria provocada por la Covid-19. También se han sumado organizaciones de Castilla y León, Euskadi, Andalucía, Aragón, Canarias, Comunidad Valenciana e Islas Baleares. "En cualquier caso, estamos trabajando desde antes de la pandemia", ha precisado.

"Esta situación no se puede volver a repetir, estamos condenados a repetirla si no hacemos algo"

Los portavoces han presentado un decálogo con reivindicaciones en el que reclaman la formación del personal, insisten en la necesidad de contar con médicos y personal formado en pandemias, piden mejorar la atención sanitaria a pacientes, ampliar los ratios de personal --"pueden suponer la diferencia entre vivir dignamente o vivir un infierno", como ha denunciado Vázquez--, abogan por acabar con la precariedad o actualizar los protocolos frente al maltrato.

También han solicitado "inspecciones reales y sin preavisos", controles de calidad de los servicios de forma continuada o abordar la polimedicación. Además, piden que se haga un estudio "profundo y urgente" sobre las secuelas del confinamiento en los residentes, ya que el encierro ha provocado "graves secuelas físicas, psíquicas y emocionales", con algunos usuarios que han perdido "hasta 15 kilos" y otros "muchos que ya no pueden caminar cuando antes andaban", como ha denunciado Carcelén.

Por su parte, Campos ha hecho alusión a "los casos de úlceras y de yagas" de algunos usuarios "por estar tanto tiempo inmovilizados", junto con cuadros de desnutrición y deshidratación, y ha alertado que se están produciendo fallecimientos entre los supervivientes a la pandemia debido al "deterioro de su estado de salud".

La justicia no ha entrado en las residencias

Por otro lado, los portavoces de la plataforma han lamentado que "la justicia no haya entrado en las residencias", en palabras de Carcelén, por lo que van a llevar sus demandas "a la ONU y la Unión Europea", en concreto, al Parlamento Europeo y a la Corte Europea de Derechos Humanos. Además, han lamentado que se hayan archivado denuncias como la presentada en Cataluña contra 30 residencias, con 195 denunciantes, por lo que contemplan presentar una denuncia colectiva.

Carcelén también ha hecho alusión al "incumplimiento de la normativa" por parte de las Comunidades Autónomas. Precisamente, el Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha pedido en su informe anual a las CC.AA. aumentar las inspecciones en las residencias de mayores españolas tras la "catástrofe" vivida como consecuencia de la pandemia.

"Es urgente que las comunidades autónomas aumenten su capacidad inspectora, dado el gran número de residencias existente y los diferentes modelos de gestión", relata el Defensor que señala que ha recibido "numerosas" quejas por lo ocurrido en las residencias de mayores durante la pandemia y lamenta que lo que ha sucedido en ellas "pone de manifiesto el escaso interés por la dignidad de las personas que en ellas están internadas", así como un "inadecuado modelo de atención a los mayores".

40.000 fallecidos, según la plataforma

En su intervención, Carcelén también ha solicitado no culpabilizar a las familias de los contagios. Un total de 29.408 mayores fallecieron en residencias durante 2020 y finales de febrero de 2021 por Covid-19 o síntomas compatibles, según los datos agregados remitidos por las CC.AA. al Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) sobre la situación de los centros residenciales de su territorio. Las cifras que maneja la plataforma hablan de 40.000 fallecidos.

Por su parte, Vázquez ha pedido a los poderes políticos que "tomen cartas" al respecto para evitar que situaciones como la vivida se vuelvan a repetir, ha hecho un llamamiento a crear residencias publicas para "paliar el déficit de 75.000 plazas" --de los casi 390.000 usuarios de residencias que hay en España, cerca del 74% viven en geriátricos privados-- y se mostrado escéptico ante la puesta en marcha de una ley de residencias a nivel estatal: "Vemos difícil que haya una ley estatal".

Etiquetas