Aragón

MEDICINA

Más de 200 pacientes con cáncer han sido asesorados genéticamente en el Servet

Su modelo de consulta, pionero en nuestro país, está siendo extrapolado a otras comunidades

EQUIPO SERVET CÁNCER
Los profesionales del Servet responsables de la consulta de asesoramiento genético de cáncer de próstata.
Gobierno de Aragón

Los síndromes de cáncer hereditario suponen, en líneas generales, entre un 5 y un 10% de todos los cánceres. Aunque el porcentaje es bajo, es especialmente trascendente para el paciente y para su entorno familiar por la precocidad del tumor, su agresividad y otros posibles tumores asociados. Por ello, el asesoramiento genético en este tipo de casos ya es una práctica clínica habitual en algunos procesos oncológicos, como determinados tumores de mama, ovario o colon, y ya se está extendiendo a otros como el de próstata.

El Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza (HUMS) ya dispone de una consulta de asesoramiento genético de cáncer de próstata en línea germinal, que es aquella que heredamos de nuestros progenitores y podemos hacer heredables a nuestros descendientes. Su modelo de consulta, pionero en nuestro país, está siendo extrapolado a otros centros sanitarios de otras Comunidades Autónomas. 

En el Servet, la consulta, de periodicidad mensual, ha atendido ya a más de 200 pacientes, corre a cargo del servicio de Urología y es posible gracias a la implicación de la Unidad de Genética del servicio de Bioquímica, Oncología Radioterápica y Anatomía Patológica.

El doctor Ángel Borque, jefe de sección de la Unidad de Próstata del servicio de Urología del HUMS, explica que “la mayoría de los cánceres de próstata son esporádicos, es decir, nacen porque surge una mutación genética en el tejido prostático y aparece el cáncer”. “Hay un 15% de casos familiares y entre un 5-10% que son, literalmente, hereditarios, es decir, que existe un antecedente familiar con una mutación heredable que condiciona un alto riesgo de tener ese tumor prostático”, advierte el urólogo.

Los especialistas quieren detectar esos posibles casos hereditarios con tres objetivos:

-Lograr un mayor conocimiento del proceso neoplásico que afecta al paciente. Un asesoramiento genético beneficiará el manejo del tumor y las decisiones terapéuticas que se tomen al respecto.

-Valorar si el enfermo tiene riesgo de desarrollar otros tumores.

-Estudiar el entorno familiar. Si se identifican genes vinculados al cáncer de próstata hereditario se aconseja estudiar el entorno familiar porque tanto los descendientes como los familiares en primer grado (hermanos, por ejemplo) del paciente pueden tener otros tipos de tumores ligados a ese síndrome de cáncer hereditario. Lograr el diagnóstico precoz ayudará a un mejor pronóstico.

Ahora bien, aunque el cáncer de próstata es uno de los tumores con más incidencia, no todos los varones diagnosticados de este proceso requieren de un asesoramiento genético. Solo se deben estudiar los casos en los que se sospeche que existe un gen heredado para lo que ya hay establecidos unos criterios de sospecha: precocidad en la edad de aparición del tumor, bilateralidad si es factible y la coexistencia de otros tumores u otros aspectos específicos del tumor.

Al igual que no tener esos genes no significa estar libre de sufrir un cáncer, ser portador no implica obligatoriamente que se vaya a desarrollar, pero puede incrementar de forma importante el riesgo.

Hereditario

Hay un tipo de cáncer de próstata hereditario que está ligado al Síndrome de Lynch, de cáncer de colon hereditario. “Supone mayor riesgo de desarrollar cáncer, pero no es un tumor de aparición temprana ni de mayor agresividad”, apunta Borque. A los facultativos les preocupa más el cáncer de próstata hereditario relacionado con el gen BRCA2 y BRCA1 (asociados al síndrome de cáncer de mama y ovario hereditario).

Si un varón lo hereda, tiene un mayor riesgo de cáncer de próstata, y si lo tiene, puede ser a edad más temprana y más agresivo. Tener conocimiento de todos estos extremos permitirá dar un asesoramiento genético y determinar, si es preciso, un calendario de revisiones o pruebas para controlar la evolución de los portadores de esos genes.

Para el especialista, “hasta hace poco, la próstata no parecía ser protagonista de este concepto de síndrome de cáncer hereditario”. “Pero hoy en día sabemos que sí lo es y por eso surge la creación de un grupo de trabajo de Asesoramiento Genético en Cáncer de Próstata (ASGECAP) en el Servet”, indica Borque. “Había una necesidad naciente, teníamos una infraestructura preexistente en el Hospital (unidades de Genética, Próstata, Oncología Médica…) y un grupo de profesionales de distintas especialidades sensibilizados con este tema”, concluye.

Etiquetas