Aragón

POLÍTICA AUTONÓMICA

Erika Sanz deja su escaño: del proyecto "ya no queda nada"

La diputada de Podemos renunció hace una semana a su cargo en el Consejo Ciudadano y a la militancia activa

Erika Sanz: "Lambán no es Sánchez y no sabemos si hará caso al "con Rivera no""
Erika Sanz.
S.E.

La diputada de Podemos en las Cortes de Aragón Erika Sanz dejará su escaño al finalizar el actual periodo de sesiones, en junio, tras renunciar hace una semana a su cargo en el Consejo Ciudadano del partido y a la militancia activa al comprobar que del proyecto de la formación morada de hace siete años "ya no queda nada".

Así lo ha avanzado en una rueda de prensa en el Parlamento aragonés en la que ha sido muy crítica con la labor de su partido en el cuatripartito liderado por el socialista Javier Lambán, a su juicio con un papel de "subalternidad", renunciando al programa político, a su vocación transformadora, "callando" ante cuestiones "inaceptables".

Para Sanz, fue en "error" que Podemos entrar en la coalición de Gobierno con el PSOE "de Lambán" y con el PAR -también forma parte del cuatripartito Chunta Aragonesista- al considerar que la formación morada ha asumido el modelo económico y social de estos partidos y por tanto, han sido muchas más las renuncias programáticas que las "conquistas".

A su juicio, primaron "los sillones" frente a las políticas, y además, según ha dicho, sin posibilidad de que los diputados de Podemos, a diferencia de lo que ocurre en otros parlamentos, puedan presentar sus propuestas en las Cortes, como ha ocurrido con la ley que regula la prestación aragonesa complementaria al Ingreso Mínimo Vital, a la que no han presentado enmiendas para mejorarla.

Ese es uno de los ejemplos que ha puesto de la postura de "aceptación" que mantiene Podemos en el Ejecutivo regional, junto a otros como el mantenimiento de conciertos educativos, el embalse de Mularroya, las expropiaciones para la ampliación de la estación de esquí de Cerler por Castanesa, los proyectos eólicos de Forestalia en Teruel, macrogranjas o mataderos o la "alfombra roja" a Amazon.

Sanz ha asegurado que toma esta decisión de manera meditada, que dejará su escaño al finalizar el actual periodo de sesiones y también la militancia activa, y que volverá a la docencia en septiembre. Seguirá participando en movimientos sociales, porque la política, ha remarcado, no sólo se hace desde cargos públicos e institucionales.

Una decisión que Maru Díaz, coordinadora general de Podemos Aragón y consejera de Ciencia y Universidad en el Gobierno de Lambán, ha achacado a un motivo "personal" en un "ejercicio de coherencia", porque hace meses que las opiniones de Sanz "la situaban fuera del partido".

Díaz ha insistido en que la opinión de Erika Sanz sobre el papel de Podemos en el cuatripartito es personal y no se corresponde con la línea política de Podemos, que decide la militancia.

En ese sentido, ha hecho hincapié en que la decisión de entrar en el Gobierno de Javier Lambán obtuvo un respaldo "absolutamente mayoritario", con una votación récord entre los inscritos.

Erika Sanz, maestra de educación especial, llegó a las Cortes de Aragón en 2015 como diputada por Huesca y a lo largo de esta etapa ha formado parte de la dirección autonómica de Podemos hasta que hace unos días renunció a su puesto en el Consejo Ciudadano Autonómico.

Intentó sin éxito en procesos de primarias liderar la formación tras la marcha de Pablo Echenique en 2017, frente a Nacho Escartín, y un año después ser la candidata en las últimas elecciones al Gobierno de Aragón de 2019 frente a la actual coordinadora de la formación, Maru Díaz. 

Etiquetas