Aragón

SANIDAD

Mónica Corral: "no hay un bronceado saludable"

La oncóloga médica del hospital Clínico Lozano Blesa, de Zaragoza, advierte de la importancia del diagnóstico precoz 

Son muy importantes las revisiones periódicas también en los sitios no expuestos al sol
Son muy importantes las revisiones periódicas también en los sitios no expuestos al sol
EFE

Con 130 nuevos casos de melanoma al año en Aragón, la oncóloga médica del hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza, Mónica Corral, advierte de que "no hay un bronceado saludable", pero también de la importancia del diagnóstico precoz para aumentar la supervivencia, un proceso que detuvo "en seco" la pandemia de covid-19.

Con motivo de la celebración del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel este domingo 13 de junio y a las puertas del verano, los expertos en lesiones de piel aprovechan para insistir en la necesidad de incrementar la protección frente a la radiación solar, especialmente frente a los rayos UVB, principal causa de las lesiones en la piel.

Como explica a Efe Mónica Corral, portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el mayor porcentaje de cánceres relacionados con el sol son el carcinoma basocelular seguido del carcinoma epidermoide cutáneo y aunque el menos frecuente es el melanoma, que también tiene origen genético, es el más agresivo y también más mortal su capacidad de metastatizar o invadir otros órganos a través de la sangre o los vasos linfáticos.

El melanoma, además de afectar a todas las edades, puede aparecer en la espalda, la planta del pie, el cuero cabelludo, la retina o en la conjuntiva las mucosas o incluso el esfínter, de ahí la importancia de las revisiones periódicas hasta en los sitios no expuestos al sol.

Los melanomas en mujeres presentan una supervivencia en torno al 85 % porque suelen afectar más a brazos, zonas más visibles, mientras que en los hombres baja al 75 %, ya que suelen afectar a la espalda tardan más en consultar al médico.

En este sentido, Corral advierte de que cuanto más pequeña se detecte la lesión menos posibilidades hay de reaparezca con el tiempo.

Aunque sí ha detectado que la población cada vez está más concienciada con esta enfermedad, el acceso al especialista se realiza a través de la atención primaria, un servicio que ha estado limitado durante la pandemia de covid-19 y que ha supuesto que cánceres, ya no solo de piel, sino de mama, pulmón o colon, que hubieran sido "candidatos a tratamiento", cuando el paciente ha llegado al servicio de oncología ha sido para recibir cuidados paliativos.

También reconoce las largas listas de espera que sufre la especialidad de Dermatología, por lo que algunos médicos de atención primaria que sospechan de un melanoma derivan a los pacientes al Hospital Clínico, el único que cuenta con un dermatólogo de guardia, y es por lo que aprovecha para subrayar la importancia de dotar de un dermatoscopio a los médicos de atención primaria, porque con la correspondiente formación es un aparato que puede detectar si la lesión presenta células cancerígenas y adelantar por tanto el diagnóstico.

Desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de España, la dermofarmacéutica Virginia Barrau también incide, en un país como España "con 300 días de sol al año", en la importancia de protegerse todo el año, no solo cuando se va a la piscina o a la playa, y advierte además de que ni la sombra protege debido a la reflexión de la luz solar ni las cremas que se guardan de un año para otro.

La pérdida del factor solar de las cremas de protección es, según Barrau, un "problema de salud" y es por lo que insiste en la necesidad de renovarla de un año a otro y que además de invertir en la protección de los hijos hacerlo también en uno mismo.

Otro de los "errores" que apunta esta experta y en la que reclama campañas de concienciación es en el uso de las camas de bronceado, en las que se utiliza los rayos UVA, los que "más perjudican la piel" y más directamente relacionados con el melanoma, asegura.

Barrau alerta asimismo de un aumento de las queratosis actínicas, una lesión precancerosa, en la zona de la nariz en personas de entre 35 y 36 años, así como que el riesgo de padecer cáncer no afecta solo a la raza blanca o a las personas de tez clara, porque "también hay cáncer de piel en personas negras".

En un año en el que en España hay "1.100 cánceres sin diagnosticar" debido a la pandemia de covid-19, estas expertas recomiendan a la población revisarse las pecas, su asimetría, color y bordes, usar un espejo para vigilar los de la espalda, pero también el cuero cabelludo, acudir anualmente al dermatólogo y al médico cuando se detecta algo distinto.

Además de usar gorro, gafas de sol para prevenir los melanomas de retina y conjuntiva, crema solar incluso para pasear y hasta camisetas con filtro además de que, recuerda Mónica Corral, el bronceado es una costumbre cultural que "no es saludable". 

Etiquetas