Aragón

ARAGÓN/CONSUMO

Mercadona suma sus 45 tiendas a la Junta Arbitral de Consumo de Aragón  

El grupo se convierte en el primero del sector en integrarse en este organismo al que están adheridas 5.133 empresas y profesionales

Firma de la adhesión de Mercadona a la Junta Arbitral de Consumo de Aragón
Firma de la adhesión de Mercadona a la Junta Arbitral de Consumo de Aragón.
G.A.

 

 

La Junta Arbitral de Consumo de Aragón cuenta con una nueva e importante adhesión: los 45 establecimientos que Mercadona tiene en nuestra Comunidad Autónoma. La firma entre la empresa de distribución y el Gobierno de Aragón, que simboliza la entrada de estos supermercados en el organismo que aplica el arbitraje de consumo en la Comunidad, se ha producido en el establecimiento que la cadena tiene en el barrio de Torrero y a ella ha acudido la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto. Con esta nueva entrada, la Junta Arbitral de Consumo alcanza las 5.133 empresas y profesionales adheridos, de diversos sectores de actividad; una cifra que ha crecido un 20% desde 2015.

“Esta adhesión –ha subrayado la consejera- es de especial relevancia porque une a una gran firma del sector alimentario -básico y esencial, como se ha demostrado en pandemia- y a la Administración de Consumo, garante de los derechos de consumidores y usuarios”. Por su parte, José María de Lasala Lobera, director de Relaciones Institucionales de la cadena en Aragón, ha señalado que “en Mercadona trabajamos diariamente en buscar la mayor satisfacción de nuestros Clientes y dar el paso como empresa de adherirnos al sistema de arbitraje es una forma de refrendar con hechos este compromiso. En Aragón tenemos 45 centros repartidos por todo el territorio, y todos estarán adheridos a este sistema. Agradecemos a la Consejería la interlocución y la colaboración que siempre hemos encontrado en ellos”.

Aragón se convierte en las cuarta Comunidad del país en la que Mercadona alcanza este acuerdo (tras Cataluña, Islas Baleares y Comunidad Valenciana), un hecho que ha agradecido especialmente María Victoria Broto. “El esfuerzo por llegar a este acuerdo se ha visto refrendado en que esta marca de referencia en Aragón se ha adherido a nuestra junta y eso es también para nosotros una vía interesante y debe ponerse en valor, al ser la primera gran cadena nacional que lo hace”, ha valorado la consejera. Del mismo modo, ha destacado que la integración en este mecanismo se traduce, hacia el consumidor, en “confianza y máxima transparencia”.

El papel de la mediación

 

A lo largo del pasado año 2020, marcado también en este campo por la pandemia, el Sistema Arbitral de Consumo de Aragón atendió 1.165 solicitudes de arbitraje (110 de ellas referidas a servicios afectados por la covid). El arbitraje es voluntario y gratuito, de ahí la importancia de la adhesión de las empresas; por ello, del total referido, se resolvieron 811 expedientes, 507 por laudo y 304 (el 37,5%) por mediación. En lo que llevamos de año han entrado 848 solicitudes de arbitraje (30 de ellas por covid) y continúa la tendencia de que sean las telecomunicaciones las que generen más asuntos. Hasta el mes de junio se han resuelto 567 expedientes; 292 por laudo y 275 (el 48,5%) por mediación.

Durante el acto de la firma de adhesión de Mercadona, en el que ha participado el director general de Protección de Consumidores y Usuarios, Pablo Martínez, la consejera ha puesto en valor las citadas cifras recordando que “las empresas más representativas, organizaciones empresariales y asociaciones de consumidores y usuarios están participando eficaz, objetiva e imparcialmente en la Junta Arbitral, contribuyendo a la consolidación del sistema arbitral como una alternativa eficaz, gratuita, ágil y reconocida socialmente”. En la misma línea, ha incidido en que “este reconocimiento ciudadano se refleja tanto en el aumento de la utilización del sistema arbitral como mecanismo de resolución de conflictos de consumo como en la adhesión voluntaria de los empresarios en el territorio aragonés”.

En el marco de la Unión Europea, las Directivas de Protección del Consumidor apuntan a que los prestadores de servicios, además de disponer de servicios de atención al cliente, estén adheridos a sistemas extrajudiciales de resolución de conflictos. La Junta Arbitral de Consumo de Aragón, es una de las instituciones pioneras entre las reconocidas por la Comisión Europea, por cuanto reúne los requisitos de transparencia, principio de contradicción; eficacia; legalidad, libertad y representación; y en este marco ha visto refrendada su acreditación institucional.

Etiquetas