Aragón

JÓVENES EN VERANO

El IAJ prevé triplicar este verano las actividades de ocio educativo juvenil

En el actual nivel de alerta 2, en colonias podría haber hasta 100 participantes y en acampadas en tiendas de campaña hasta 75

El IAJ ofrece en julio y agosto ocho Campos de Voluntariado Juvenil
El IAJ ofrecerá el triple de actividades este verano
G.A.

Las colonias, campos de voluntariado y acampadas de verano en Aragón se prevé que tripliquen este año las 64 realizadas en 2020, marcado por las restricciones de la covid-19, y la mayoría de actividades serán colonias con pernocta, de las que entre el 85 y 90 % se desarrollarán en edificio y el resto en tiendas de campaña, donde hay más restricciones.

Así lo ha apuntado el director gerente del Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ), Adrián Gimeno, en su comparecencia en la Comisión de Ciudadanía y Derechos Sociales, a propuesta de la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto, donde ha recordado que el pasado año, debido a la situación sanitaria, se fijaron restricciones que afectaron a estas actividades de ocio educativo y se reguló "con mucha cautela y medidas más estrictas que otras comunidades autónomas".

Se autorizaron así colonias urbanas y campos de voluntariado, y colonias con pernocta, a partir de 12 años y con 50 participantes máximo incluyendo monitores, pero no acampadas.

La mejor situación sanitaria, la experiencia de los centros educativos, el ritmo de vacunación óptimo y una mayor capacidad del sistema sanitario para atender posibles brotes hace prever una mejora de los datos de actividades y que se tripliquen también las cifras de participantes, monitores y personal de apoyo porque las entidades han preferido hacer grupos más reducidos, de entre 30 y 50 personas, para que sean más manejables.

Ello, pese a que en colonias podría haber, en el actual nivel de alerta 2 en que se encuentra Aragón, hasta 100 participantes y en acampadas en tiendas de campaña hasta 75.

Además habrá un monitor por cada seis niños porque las empresas del sector, ha valorado, "no apuran" el límite permitido de 10 personas por monitor.

La principal novedad es la creación de grupos estables de convivencia y de pernocta, de hasta 20 participantes y frente a los 10 del pasado verano en los grupos burbuja, que no tendrán que mantener distancias de seguridad y podrán utilizar el 100 % de la habitación sin mascarilla y compartir material "siempre que no se mezcle entre sí los grupos". La idea es aislar o evacuar a un grupo concreto si hubiera algún caso de covid.

El gerente del IAJ ha apuntado que hasta la irrupción de la pandemia Aragón experimentaba un crecimiento exponencial en el número de actividades juveniles de ocio educativo desarrollado en los últimos años, pasando de 386 en 2014 a las 421 de 2019, cuando se logró "el máximo histórico", y que la Comunidad se ha convertido en referente como territorio acogedor de otros como Cataluña, Madrid, País Vasco y Comunidad Valenciana, en este último caso en la provincia de Teruel.

En un año normal, se han congregado en las actividades organizadas unas 30.000 personas, frente a los 2.067 menores, 350 monitores, 64 directores y 85 personas de apoyo que participaron en las 64 realizadas el pasado verano.

El impacto económico de estas actividades es de 7 millones en Aragón, según Gimeno, siendo un 48 % destinado al alojamiento y medios técnicos -contratación de profesionales de turismo activo, autobuses para las rutas, cuyo aforo este año es el 100 %, o alquiler de instalaciones-, seguido del impacto sobre alimentación e higiene -directo sobre la zona en la que se realizan-, un 21 % para ocio y hostelería y finalmente, el impacto de las visitas de familiares, que ha pedido que "se intenten evitar".

En respuesta a los portavoces de los grupos parlamentarios, que han valorado el desarrollo de estas actividades y más en un año en el que los menores también han sufrido las consecuencias de la pandemia, Gimeno ha avanzado que publicará en los protocolos y se avisará a las empresas y entidades involucradas las novedades sobre el uso de las mascarillas, de acuerdo a las indicaciones de Salud Pública, y tras la aprobación este jueves en Consejo de Ministros de que no es obligatorio usarlas en exteriores.

Ha defendido, ante las críticas de la portavoz del PP Marian Orós de que se haya "apurado hasta el extremo" la publicación de la orden que permite las acampadas en todos los niveles, excepto el 3, que a principios de año se acordó publicar la normativa "en varios momentos de acuerdo con los datos epidemiológicos" para ser acorde a la realidad.

En marzo se publicó una primera orden que permitía volver a realizar actividades y eliminando el límite de edad, lo que podía servir de base a entidades, familias y empresas, y en mayo otra, con Salud Pública, que establecía lo que se podía hacer en cada uno de los niveles de alerta sanitaria. A principios de junio se publicaron los protocolos de actuación "más detallados" y la obligación de presentar planes de contingencia.

Con respecto a un posible aumento de plazas en las actividades, dado que algunos menores han quedado fuera, ha afirmado que los volúmenes "son flexibles", que si la situación sanitaria mejora "se verá", aunque en principio "se mantienen los niveles de aforo como están en el verano", y sí se revisarán aforos en septiembre, de acuerdo a los datos de la pandemia, de actividades que desarrolla el IAJ. Y ha agregado que si hubiera cambio de nivel en la situación sanitaria hacia mayores restricciones la actividad "se mantendría" antes que levantar el campamento.

Gimeno ha apuntado además que se creó a principios de año una Mesa de trabajo con empresas de ocio y tiempo libre, que se ha reunido con una periodicidad media de 15 días, de la que forman parte la patronal del sector y de actividades extraescolares y representantes de albergues y entidades juveniles, y que la previsión es que perdure "más allá de la pandemia" y que se puedan incorporar nuevos sectores, como las escuelas de animación del tiempo libre. 

Etiquetas