Aragón

MIGRACIÓN

Aragón ha acogido más de 4.000 refugiados desde 2016, incluidos 179 afganos

María Victoria Broto ha  detallado que en ocasiones solo ven a la comunidad como un mero lugar de paso 

Personas evacuadas de Afganistán
Personas evacuadas de Afganistán
EFE

Aragón ha acogido a más de 4.000 personas refugiadas desde 2016, 323 en el primer semestre de este año, procedentes de 67 países diferentes, a las que hay que sumar los afganos rescatados por el Gobierno de España en su huida del régimen talibán, de los que 179 han recalado en la Comunidad.

Así lo ha señalado la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, en declaraciones a los medios previas a la reunión de coordinación del Protocolo para la Acogida e Integración de Personas Migrantes en Aragón, convocada para intercambiar opiniones y ver qué medidas se pueden tomar para favorecer la integración de los refugiados.

"Si dijéramos que se integran todas, faltaríamos a la verdad", ha admitido Broto, quien ha subrayado que esta integración depende también del proyecto de vida y de las expectativas de estas personas, que en ocasiones solo ven a Aragón como un mero lugar de paso.

No obstante, ha destacado que también se dan "muchas experiencias de éxito" entre aquellos que sí desean quedarse, que se manifiestan, por ejemplo, en escuelas que han logrado mantenerse abiertas o aumentar su profesorado gracias a la llegada de estas familias.

La tipología es también diferente ya que en algunos casos, como el de los refugiados afganos, llegan casi siempre en familias, mientras en otros son personas solas, como la mayoría de las que llegaron en el primer semestre de 2021.

En este sentido, la consejera ha considerado que la integración es más fácil en el medio rural, pero se debe dar necesariamente en familias que previamente tuvieran ya la expectativa de vivir en un pueblo.

Lo que sí que tienen en común todas las familias es que quieren escolarizar a sus hijos, de lo que se encarga el Gobierno autonómico, al igual que de que estas personas cuenten desde el primer momento con una tarjeta sanitaria, así como otros recursos como traductores o psicólogos.

Es el Gobierno de España el que firma con diferentes entidades convenios para acoger a estas personas (en Aragón con Cruz Roja, Accem, Cepaim, APIP ACAM y las Hijas de San Vicente de Paúl) y la Comunidad Autónoma lo que aporta son sus recursos y servicios.

En ese sentido, Broto ha recalcado que la relación con estas entidades es "constante" y "diaria", al igual que con la Delegación del Gobierno.

Con respecto a los refugiados procedentes de Afganistán, ha instado a "dejarles un poquito de tiempo" en todo excepto en la escolarización de los niños, que ya se ha producido.

"Bastante han hecho con salir", ha remachado la consejera, quien ha recordado que la salida de su país ante la llegada de los talibanes a Kabul fue "dramática" y estas personas, que en muchos casos tuvieron que dejar a familiares atrás, sufrieron "un gran shock".

En todo caso, ha confiado en que se queden muchos en territorio aragonés porque "lo que necesita esta comunidad autónoma es mano de obra y población".

En la reunión de este martes, además del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales y las entidades gestoras del programa de acogida, también han participado representantes de otros departamentos del Ejecutivo autonómico, como Educación, Inaem o Dirección General de Vivienda.

De igual forma, estaban convocadas otras administraciones, como la Subdelegación del Gobierno en Zaragoza, los ayuntamientos de Zaragoza y Huesca, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Brigada de Extranjería), el Justicia de Aragón, así como otros colectivos, plataformas y agentes sociales.

El objetivo del encuentro era reafirmarse en el protocolo, seguir apostando por la acogida de personas refugiadas y denunciar la situación de Afganistán, aunque la propia consejera ha recordado que antes de la caída de Kabul a manos de los talibanes ya habían llegado 323 personas a Aragón.  

Etiquetas