Aragón

CORTES DE ARAGON

Repollés afirma que "no dejaría de gastar ni un solo euro de los gastados en la pandemia"

La consejera afirma que el Gobierno de Aragón tuvo claro "que no iba a escatimar en recursos humanos y materiales" para hacer frente a la misma

Repollés durante su comparecencia en Las Cortes.
Repollés durante su comparecencia en Las Cortes.
E. PRESS

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha subrayado este jueves en las Cortes que, a día de hoy, "no dejaría de gastar ni un solo euro de los gastados en Sanidad desde el inicio de la pandemia", y que aunque no ha sido fácil gestionarla el Gobierno de Aragón tuvo claro "que no iba a escatimar en recursos humanos y materiales" para hacer frente a la misma.

Repollés, que ha aseverado que no hay "ni un solo euro injustificado" y que se han llegado a gastar 300.000 euros diarios en PCR en las épocas más duras de la pandemia, ha defendido que se ha hecho un "esfuerzo de gestión sin precedentes" para poder contratar al personal que se necesitaba, trasladar médicos de un servicio a otro cuando era más necesario o contar incluso con trabajadores sociales para el proceso de vacunación.

De este modo ha salido al paso, en el Pleno de las Cortes y en respuesta a una solicitud de comparecencia de IU en relación con la política de personal de su Departamento, a las críticas realizadas por los grupos de Vox, PP y Cs en relación a los 180 millones de "agujero" presupuestario publicados en prensa que habrían llevado a Hacienda a fiscalizar las cuentas, un extremo que la consejera ha negado porque "sólo hace su labor".

Ha negado además que se vaya a despedir a ningún trabajador del Salud, como han advertido desde la oposición, y que simplemente se han dejado de renovar contratos que no tenían ya función, como los de rastreadores ante el descenso de la incidencia de covid, y asegurado además que "ninguno va a dejar a de cobrar su nómina", lo que si no se hace este mes, será el próximo.

Además, todas las horas pendientes que tienen los trabajadores del Salud de disfrutar se les pagarán o las podrán disfrutar, ha concluido.

Repollés, que ha calificado de "perogrullo" y de juntar "churras con merinas" las acusaciones vertidas desde la oposición, ha insistido en que es "deseable y sano" que Hacienda pida a su Departamento, que tiene un presupuesto de 2.000 millones de euros, las medidas oportunas para corregir el déficit creado por las necesidades sanitarias de la pandemia, que en ningún momento ha cuantificado porque las cuentas "no están cerradas", toda vez que ha añadido que de eso, que es "lo más normal", a que esté "intervenido va un mundo".

Y ha defendido además que "ahora" es el momento de establecer las medidas oportunas para corregir ese déficit porque la situación epidemiológica ha mejorado y los contratos covid, al igual que los de verano, "tenían principio y final". De hecho, ha recordado que a finales de junio se rescindieron contratos que concluían entonces y que se volvieron a contratar en julio cuando se necesitaron de nuevo por la evolución negativa de la pandemia.

Desde Vox, Santiago Morón ha señalado que Hacienda ha fiscalizado las cuentas de Sanidad por un desajuste de 180 millones de euros, lo que ha puesto en duda la continuidad de muchos puestos de trabajo y ha apuntado que las medidas desgranadas por Repollés son posteriores, al tiempo que ha apuntado que es una situación que "no es nueva" y que es porque se presupuesta por debajo de las necesidades de personal.

Ha añadido que ha habido disponible del Gobierno y que no entiende cómo se ha llegado a la intervención del Salud, al tiempo que ha preguntado si afectará a los compromisos con el personal sanitario y expresado su preocupación por la falta de personal sanitario y los retrasos en la construcción de equipamientos hospitalarios, lo que describe la situación de la consejería que gestiona el mayor presupuesto.

A este respecto, Susana Gaspar, de Ciudadanos, ha criticado "el desfase presupuestario" del Departamento, "de cerca de 200 millones de euros" y apuntado que impedirá la renovación de contratos de las personas que han cubierto vacaciones y la pandemia, además de generar retrasos en las nóminas o imposibilitar el disfrute de permisos y vacaciones por parte del personal sanitario.

Ha lamentado además que la actualización de las plantillas que ha comenzado en septiembre vaya a concluir en seis meses como ha dicho Repollés, porque se elaborará sin ella los presupuestos "y habrá un nuevo desfase".

Ana Marín, del PP, ha apuntado que los 180 millones de euros de "desajuste" son un 8 % del presupuesto total de Sanidad y ha preguntado a la consejera cómo se ha llegado a esta situación cuando ha contado "con el presupuesto más alto de la historia y los fondos covid" y ha generado "un colapso que nunca antes había sucedido".

Desde Vox, Santiago Morón ha criticado también que este desajuste de 180 millones de euros ha puesto "en duda" la continuidad de muchos puestos de trabajo, toda vez que ha expresado su preocupación por la falta de personal sanitario y los retrasos en la construcción de equipamientos hospitalarios.

Álvaro Sanz, de IU, ha pedido en su intervención soluciones para la política "estructural" de personal sanitario e insistido en la necesidad de actualizar las necesidades de plantilla para poder presupuestarla.

Etiquetas