Aragón

SECTOR PRIMARIO

Joaquín Olona: “Aragón no saldrá perjudicado con la reforma de la PAC”

El consejero ha vuelto a dejar claro su “total desacuerdo” con el enfoque político y ha insistido en que ahora solo cabe apurar los márgenes técnicos

Joaquín Olona y José María Salamero, durante la rueda de prensa de este jueves.
Joaquín Olona y José María Salamero, durante la rueda de prensa de este jueves.
G.A.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, y el director general de Producción Agraria, José María Salamero, han ofrecido este jueves, 28 de octubre de 2021, una rueda de prensa para analizar en profundidad el borrador del Plan Estratégico Nacional presentado la semana pasada por el Ministro del ramo, Luis Planas, -que saldrá a información pública en noviembre- y un avance del impacto que tendrá su implementación en Aragón.

Olona, que ya fue muy crítico con el enfoque político adoptado para el nuevo Plan tras las sectorial de Agricultura del pasado 20 de octubre, ha querido volver a dejar claro su “total desacuerdo”, por “situarse muy lejos de la reforma en profundidad y en favor del modelo familiar y profesional defendido desde Aragón, plasmado en el documento de ‘Posición de la Comunidad Autónoma de Aragón sobre la reforma de la PAC’, rubricado en mayo de 2018 por la mayoría de partidos políticos y organizaciones agrarias y que fue ratificado de nuevo en enero de 2021-. En este sentido, el consejero ha recordado que ha cumplido con su compromiso de defender hasta el último momento esta posición, puntualizando que, ahora, “solo cabe apurar los márgenes técnicos todavía existentes para que el cierre definitivo del Plan, su aprobación y posterior aplicación resulte lo más favorable posible para quienes más dependen de la agricultura y de la ganadería y más contribuyen a su mejora social, económica y ambiental”, ha dicho.

Tras un exhaustivo análisis del borrador del nuevo Plan Estratégico Nacional, Olona ha avanzado que “Aragón no saldrá perjudicado con la reforma, sino que verá mejoras. El problema es que, como en el resto de España, persistirán las anomalías. En particular, puede asegurarse que Aragón mantendría su ficha financiera de la PAC, pero sin que pueda mejorarse realmente su distribución de manera verdaderamente significativa en favor del modelo familiar y profesional, los territorios menos productivos y los sectores más críticos como el ovino extensivo”, ha añadido.

El PDR para Aragón 2021-2027 será el segundo que más aportación reciba por parte del Ministerio de toda España

Manteniéndose la dotación del Feader para el Segundo Pilar destinado al Programa de Desarrollo Rural (480 M€), la cofinanciación del Ministerio aumentará de los 80 M€ aplicados en el PDR 2014-2020 a los 156 M€ adjudicados para la nueva etapa 2021-2027. Así, aumentará hasta el 100%, es decir la aportación del Ministerio de Agricultura se duplicará, lo que reduciría el estrés al que se ha visto obligado el Gobierno de Aragón en los últimos años en relación con la aportación de fondos propios para la completa absorción de los fondos del Feader que, en la nueva etapa, se verá garantizada con mayor facilidad, sobre todo teniendo en cuenta la reducción de las tasas de cofinanciación comunitaria.

Esta cantidad supone el 14% de los fondos ministeriales totales (1.087,2 M€) y la cuantía más elevada del panorama autonómico español, solo por detrás de Castilla y León (200,8 M€), cuyo PDR es más del doble que el de Aragón, superando incluso a Andalucía (121,1 M€) cuyo PDR es cuatro veces el aragonés.

Teruel aumentará la ayuda total a la renta hasta un 12%

Asimismo, cabe destacar el apoyo global a las rentas en las comarcas turolenses, Monegros y Bajo Cinca, donde los pagos desacoplados por hectárea son ahora más bajos. Con la nueva PAC aumentará hasta un 12%, logrando la equiparación con la media regional o incluso superándola si se tiene en cuenta la ayuda SIG total.

Además, en la medida que se maximice la adopción de los ecoesquemas, particularmente en los secanos, podrá reducirse la dependencia actual fundamental del Segundo Pilar, sobre todo en la provincia de Teruel, liberándola en su caso para la finalidad estructural y de competitividad a la que debe orientarse preferentemente dicho Pilar.

Apoyo a los leñosos y los frutales

El apoyo a los cultivos leñosos permitirá el acceso a los pagos directos de una parte significativa de la superficie de los frutales, haciendo uso del aumento de la dotación prevista por el Plan Estratégico Nacional para la Reserva Nacional de Derechos.

La ayuda asociada al ovino aumentará un 18%

La ayuda asociada al ovino, la que se cobra por cabeza, aumentará un 18%. Sin embargo, tanto esta ayuda como la destinada a la ganadería extensiva en general seguiría resultando insuficiente debido a un doble motivo. Uno, la consideración de un número excesivo de sectores acoplados que fragmenta y dispersa el esfuerzo. El otro, la ineficacia ya demostrada de la ayuda a la ganadería basada en pagos por hectárea que como consecuencia del sistema de derechos individuales y de los procesos de convergencia seguirá reduciéndose e impidiendo que se aplique realmente en favor de los ganaderos con ganado.

Las mejoras expresadas en el ámbito de los cultivos reducirían los agravios territoriales hasta el punto de eliminarlos completamente en el horizonte 2027. Sin embargo, no permitirán reducir de manera significativa la brecha de renta que padecen los agricultores y ganaderos profesionales, es decir, los que dependen realmente de la actividad agraria y de quienes depende su mejora. Se corre el riesgo, incluso, de que dicha brecha se vea ampliada como consecuencia de la insuficiencia del apoyo directo.

Los ecoesquemas, esenciales para mantener el apoyo a la renta

Los ecoesquemas, fruto del refuerzo de la ambición ambiental comunitaria, serán esenciales para evitar el colapso de la ayuda a la renta, de ahí la importancia de facilitar su aplicación y no estarán lastrados por los derechos históricos. Esto permite afirmar que el 23% del Importe del Primer Pilar de la PAC quedará desvinculado del sistema de derechos.

Aragón y su influencia en la nueva PAC 2023-2027

La vinculación de la nueva PAC a la renta agrícola, tal y como se ha venido defendiendo desde Aragón, resulta más que evidente si se tiene en cuenta que su principal componente se llamará Ayuda básica a la renta.

Aragón pretendía una redistribución de la ayuda, y aunque con efectos muy limitados por el mantenimiento de los derechos individuales y la ralentización de la convergencia, está presente en el Plan Estratégico Nacional -a través de la inclusión de una ayuda distributiva-, que se manifiesta en la reducción del número de regiones agronómicas de 50 a 20. Aragón pedía seis regiones y, aunque no se ha conseguido llegar hasta este punto, la próxima Política Común Agraria tendrá menos de la mitad.

Si bien es cierto que se mantienen los derechos históricos en la aplicación de los pagos directos desacoplados (Ayuda básica a la renta y redistributiva), es destacable el hecho de que no se tienen en absoluto en cuenta en los ecoesquemas, cuyas regiones de aplicación sí que se ajustan a lo planteado desde Aragón: 2 regiones de secano, una de regadío, tres de cultivos permanentes y 2 de pastos para toda España.

Asimismo, aunque la Ayuda Redistributiva a la Renta contará con un pago adicional del 5% en el caso de las mujeres, en línea con lo propuesto por Aragón, -y los jóvenes también tendrán preferencia-, la aplicación de la Reforma no contribuirá como debería al rejuvenecimiento de un sector gravemente envejecido, ni tampoco a la incorporación de las mujeres en un sector masculinizado. Ambos colectivos, jóvenes y mujeres, verán dificultado su acceso a las ayudas obstaculizando a su vez con ello la protección y promoción del modelo familiar agrario y del propio medio rural.

¿De qué punto parte Aragón para la nueva PAC?

Durante los años 2016-2020, la ayuda total imputable a las dos Pilares de la PAC ha sido de 542M€, de los cuales, 463€ se han destinado al apoyo directo de las rentas.

La ayuda ha llegado a 40.004 beneficiarios y la edad media es de 61 años. De estos, solo el 8,52% tienen menos de 40 años y el 29,20% son mujeres. La percepción media anual por beneficiario (2016-2020) ha sido de 10.221 €.

Es relevante el hecho de que Teruel ha llegado a compensar su posición desfavorable en relación con las ayudas del Primer Pilar debido a la preferencia del Gobierno de Aragón en la aplicación del Segundo Pilar. Esto ha permitido que la ayuda total a la renta media por beneficiario procedente de los dos pilares (9.795€) se haya situado incluso por encima de la de Zaragoza (9.289€).

La mejora de la situación de Teruel, todavía mejora mucho más si se atiende exclusivamente a las personas físicas como destinatarios de la ayuda a la renta, excluyendo las jurídicas. En tal caso, Teruel presenta la ayuda media por beneficiario más elevada de las tres provincias.

No obstante, la provincia turolense sigue presentando la renta agraria media por beneficiario más desfavorable de las tres provincias aragonesas.

La insuficiencia de la renta agraria queda patente si se tiene en cuenta que tan sólo el 6,8% de los beneficiarios aragoneses alcanzan o superan la Renta de referencia, reduciéndose al 3,81 % en el caso de Teruel. Estos datos ponen de manifiesto la insuficiencia de las ayudas, así como la necesidad de concentrarlas en favor de los profesionales como principales perjudicados de la brecha de renta agraria que la PAC debe afrontar con mucha más eficacia.

Etiquetas