Aragón

PARTIDOS POLÍTICOS

Lambán reivindica la socialdemocracia, el aragonesismo y la unidad del PSOE

Ha sido reelegido como secretario general de los socialistas aragoneses

Javier Lambán, en su discurso durante la clausura del congreso del PSOE en Aragón
Javier Lambán, en su discurso durante la clausura del congreso del PSOE en Aragón
E.P.

El secretario general de los socialistas aragoneses y presidente de la comunidad, Javier Lambán, ha reivindicado, en el discurso de clausula del XVII congreso del partido que lo ha reelegido, las señas de identidad del PSOE, que sale del cónclave "más socialdemócrata y más aragonesista" y con ambición de ser "la casa de todos los socialistas", tras un fin de semana en el que "unidad" ha sido la palabra más repetida.

En el congreso, celebrado bajo el lema "Aragón, proyecto común", Lambán ha insistido en la necesidad de ese "proyecto común" en el que "no sobra ni una sola persona" y en el que todos son "imprescindibles" para conseguir ese gran Aragón con el que ha dicho que sueña.

Además de hacer una encendida defensa de la unidad de España, que sin embargo "no debe imponerse por las armas", sino que es "sinónimo de la igualdad de derechos efectivos" de las personas, vivan donde vivan o hayan nacido donde hayan nacido y que debe entenderse desde la solidaridad, ha exhibido su apoyo al autogobierno: "Siendo dueños de nuestro propio destino, las cosas nos irán mucho mejor", ha enfatizado.

Un autogobierno que en una comunidad donde es "indiscutible" que hay pocos habitantes es absolutamente fundamental, como lo es también lograr una voz común y unidad para reclamar en Madrid "con fuerza" que la razón de los argumentos aragoneses, y no solo los relacionados con la financiación autonómica, se impongan a la hora de la toma de decisiones por parte del Gobierno de España.

Tras "siglos de decadencia" con una España interior "abandonada" por gobiernos centralistas que favorecieron "a las comunidades que más se quejan ahora", Aragón, según su presidente, "inauguró una edad de oro" con las instituciones del autogobierno.

Para Lambán, todas las fuerzas políticas son necesarias y aportan "lo mejor" con voluntad para avanzar y todas han de asumir su responsabilidad en la búsqueda de grandes acuerdos, sin dejar la oposición de ejercer como tal, porque eso sería "cercenar la democracia".

En la clausura del cónclave han estado representados todos los partidos políticos aragoneses excepto Vox (PP, Ciudadanos, Podemos, CHA, PAR e IU).

En este llamamiento a la unidad, Lambán también ha definido al PSOE actual y ha dicho que está instalado "en la centralidad", que tiene vocación de gobierno, que está marcado por la "transversalidad y la moderación" y que es pieza "imprescindible" para "ordenar la gobernanza de la comunidad".

Un partido que quiere que sea "la levadura" del Aragón del futuro y que desea que esté formado por personas "con la íntima convicción de que por encima de todo deben de considerar la igualdad y la libertad", y que sean capaces de compartir el sentimiento de los demás.

"Que no se crean que la izquierda está en superioridad moral", ha agregado, porque nadie lo está por su ideología y esta se gana "con comportamientos, actitud y conducta".

Y que vivan como piensan y que a la hora de elegir, piensen que lo primero es "España y Aragón, en segundo lugar el partido y, solo en tercero, sus dirigentes".

Lambán, en un discurso plagado de referencias personales, también al cáncer del que aún se recupera, se ha declarado "profundamente aragonés" y heredero de Manuel Azaña, el último presidente de la II República, quien acuñó el término de "emoción política" que se basa, ha explicado, en aceptar con respeto el legado de los predecesores, mejorarlo y, sobre todo, hacer lo posible por que quien venga después lo mejore también.

Etiquetas