Aragón

cortes de aragón

El cuatripartito aprueba el primer trámite del presupuesto para Aragón

Cs e IU se abstienen y PP y Vox votan en contra de las cuentas para 2022

El consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, defendiendo ayer el presupuesto de la DGA.
El consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, defendiendo ayer el presupuesto de la DGA.
Cortes de Aragón

El presupuesto de Aragón para 2022, que con 7.444 millones de euros es el segundo más alto de la historia, pasó el debate de totalidad en las Cortes con el apoyo del cuatripartito, la abstención de Cs e IU -que iba a apoyar inicialmente-, y la oposición de PP y Vox, que los tacharon de “irreales, imprudentes y ajenos a la realidad”.

Las cuentas, fortalecidas con los fondos europeos, incluyen un techo de gasto no financiero de 6.080 millones y configuran un presupuesto “expansivo pero prudente” para “un cambio de ciclo”, con vocación de futuro y cimentados en “la confianza” en Aragón, destacó el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón.

El presupuesto, que inicia ahora su tramitación parlamentaria con la vista puesta en su aprobación definitiva el 30 de diciembre y su entrada en vigor el 1 de enero de 2022, lo apoyaron los socios del cuatripartito (PSOE, Podemos, CHA y PAR) e iban a contar en la toma en consideración con el apoyo de IU, según apuntó Álvaro Sanz, quien “decepcionado”, se abstuvo tras oír la respuesta del consejero a su petición de que las cuentas reflejen los “cambios estructurales” que deja como aprendizaje la pandemia, una vez que la situación es diferente a la del pasado año. Aún así, recordó su vocación de llegar a acuerdos y anunció que presentará enmiendas porque el presupuesto “lleva a 2020” y debe abordar “la política y los pactos”.

También se abstuvo Cs al considerar que son “muy mejorables” y tratará de que mejoren en el trámite de enmiendas para bajar la presión fiscal o beneficiar a sectores como la educación o la sanidad y el empleo y apelando al “consenso” y el espíritu de la Transición, según explicó José Luis Saz. Como debilidades de las cuentas citó, entre las externas, la incertidumbre que provocan las previsiones macroeconómicas del Gobierno central, que puede afectar negativamente a Aragón, o el ahorro negativo que tiene, entre las internas.

Más crítica con el presupuesto fue Carmen Susín (PP), que lo definió de “irreal” e “imprudente” en ingresos y previsiones de crecimiento, que desmontan varios organismos, dijo, y porque usan los fondos europeos, “que son deuda” para pagar gastos habituales. Susín, que criticó la ejecución del presupuesto de este ejercicio, instó a la DGA a “superar el pasado y soñar por el futuro pero sin dejar de trabajar por el presente” para atender las necesidades de los aragoneses, algo que no cree que logre un presupuesto “mal diseñado”.

También Vox se opuso porque, según Marta Fernández, es un presupuesto “continuista, irresponsable y electoralista”, que pone en riesgo la recuperación a medio plazo. Se construye sobre un gasto no financiero “poco creíble” y sobre un aumento del PIB “ficticio”, y fía el aumento del gasto a la llegada de los fondos europeos, criticó, con los que existe “máxima incertidumbre”, por lo que no es, a su juicio, “prudente”, además de que aumentan la deuda y “no afrontan las reformas estructurales necesarias”.

En respuesta a PP y Vox, el consejero lamentó que ambos usen como argumento la diferencia en las previsiones de ingresos, que pueden ser “18 millones” en un presupuesto superior a los 7.000, al tiempo que ironizó con el “punto de inflexión” que supone que el PP ya no hable del “infierno fiscal de Aragón”, sino del “hachazo fiscal de Pedro Sánchez”.

Pérez Anadón, que recordó que el PP duplicó la deuda respecto a la que dejó Marcelino Iglesias, consideró que los argumentos de ambos grupos se disuelven “como un azucarillo” toda vez que afeó que no se hayan esforzado en presentar “una enmienda a la totalidad” y una alternativa. 

Etiquetas