Aragón

PLENO DE LAS CORTES

El cuatripartito aprueba el impuesto que suple al ICA

El socialista Óscar Galeano explica que gravará más a quien más agua consuma

Pleno en las Cortes de Aragón.
Pleno en las Cortes de Aragón.
S.E.

El pleno de las Cortes de Aragón aprobó el jueves, con el apoyo de los grupos que sostienen al Gobierno, la ley que regula el Impuesto Medioambiental sobre las Aguas Residuales (IMAR), que sustituye al polémico Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) y que ha rechazado la oposición.

Un impuesto, según afirmó el coordinador de la ponencia que ha tramitado la ley, el socialista Óscar Galeano, que gravará más a quien más agua consuma y con el que el 95 por ciento de los usuarios domésticos pagarán menos o no notarán cambios en el recibo.

La ley ha llegado al pleno de las Cortes tras una fase de audiencias legislativas, por la que ha pasado desde la Red de Apoyo al Agua Pública de Aragón (Rapa) a Ecologistas en Acción o la Cámara de Cuentas, y del debate de 106 enmiendas, 44 de ellas de IU, 25 de Ciudadanos, 18 de Vox y 8 más una “in voce” del PP, de las que se han aprobado 28, cerca del 25 por ciento, dijo Galeano.

El nuevo impuesto se divide en un tramo fijo de 4,62 euros al mes y uno variable que irá en función del consumo, de forma que los hogares que gasten entre 0 y 6 metros cúbicos se les aplicará el tramo 1 (0,35 euros/m3), mientras que los que se encuentren entre los 6 y los 20 tendrán que abonar 0,82 y los que estén en tramo 3, el más caro, irá dirigido a los que consuman “de 20 en adelante”, con 1,37 euros/m3.

En el turno en contra, Ramón Celma, del PP, acusó al cuatripartito de “no pisar la calle” y de que lo único que se le ocurra es “subir un impuesto especial”, al incidir en que baja el tramo fijo pero sube el variable, en un contexto en el que ha subido un 300 % a luz y las familias destinan su ahorro al consumo.

“Ustedes no son de este mundo”, espetó al cuatripartito, al que recriminó que aumente la presión fiscal, eso sí, ha dicho, en coherencia con el Gobierno de Pedro Sánchez. Además, opinó que este impuesto es “un lavado de cara” para que las conciencias del cuatripartito se queden “tranquilas”, especialmente las de Podemos, pero es una “estafa”.

José Luis Saz, de Ciudadanos, advirtió de que en este impuesto “convulso”, que va por su tercer nombre y que no existe en todas las comunidades, rompe el principio de progresividad fiscal porque va a penalizar a las familias numerosas.

Lamentó que no ha prosperado la enmienda de su grupo de dar prioridad a las inversiones en saneamiento y depuración, que no es lo mismo que apoyar programas en este ámbito, que pueden tener o no inversiones, y que no sólo no se han simplificado las exenciones, sino que se han ampliado respecto del ICA.

Para Santiago Morón, de Vox, con esta ley el PSOE cumple con uno de los “peajes” impuestos por Podemos para la investidura de Javier Lambán para la supresión del judicializado ICA, pero el impuesto seguirá gravando el coste de saneamiento por encima de otras comunidades.

Además, señaló que abaratará el recibo a algunos usuarios y lo aumentará a otros y que penaliza y discrimina a las familias numerosas y unidades de convivencia de más de cuatro miembros, y se sube el coste a la industria “con la que está cayendo”.

Álvaro Sanz, de IU, mostró su decepción con ley al afirmar que no responde a las expectativas de la derogación del ICA y en su tramitación no se han admitido muchas de las enmiendas presentadas por su grupo de carácter estructural para modificar un impuesto “injusto e inútil”.

Salen adelante las ayudas por Gloria

El pleno de las Cortes de Aragón convalidó el jueves, por unanimidad, un decreto ley para la concesión directa y urgente de subvenciones por casi un millón de euros a entes locales para financiar daños en sus infraestructuras ocasionadas por “Gloria”, casi dos años después de la borrasca. Esa ha sido la principal crítica de los grupos de la oposición, la tardanza, que según anunció la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, estarán resueltas antes de que acabe el año. El Gobierno optó por agilizar lo más posible las ayudas, con un crédito por casi 930.000 euros, una cantidad que se consideró “adecuada y suficiente”.

Etiquetas