Aragón

POLÍTICA HIDRÁULICA

Lambán dice que el PP resucita el trasvase cuando tiene ocasión

El presidente aragonés se muestra crítico con la propuesta de Pablo Casado

Pedro Sánchez y Javier Lambán en Pradilla.
Pedro Sánchez y Javier Lambán en su visita a las zonas anegadas por la crecida del Ebro en Pradilla.
G.A.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, criticó este lunes al PP y a su líder, Pablo Casado, por resucitar el trasvase del Ebro “cada vez que tiene ocasión”, en referencia al congreso que eligió este domingo a Jorge Azcón presidente del PP aragonés, al referirse Casado a un pacto nacional entre cuencas excedentarias de agua y deficitarias. “Esto es, blanco y en botella, hablar del trasvase del Ebro”, algo que en Aragón, afirmó Lambán en una entrevista en La Hora de La 1 de TVE, “causa mucha preocupación”.

Para Lambán, cada vez que hay una crecida del Ebro el PP “resucita el fantasma del trasvase”. “El PP en eso no cambia absolutamente nunca”, aseveró.

Además, comparó las menores afecciones de esta riada con las de la crecida de 2015, a pesar de llegar el río con más caudal, gracias a la “excelente coordinación” entre administraciones y sus operativos, a la colaboración de los ayuntamientos y a que el Gobierno central, en los últimos tres años, se ha ocupado de limpiar el cauce del río, lo que ha permitido un mejor tránsito de las aguas y que no se inundara ningún casco urbano.

Apuntó que los daños materiales y sobre la agricultura en este momento “son imposibles de calcular”, pero el Gobierno central ha actuado, también a diferencia del Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2015, con “mucha más diligencia” al declarar la zona catastrófica.

Asimismo, el PSOE exigió este lunes al líder del PP aragonés, Jorge Azcón, que aclare si apoya o no un trasvase del Ebro y anunció que impulsará en las Cortes una declaración institucional para rechazar de manera rotunda las transferencias de agua, que necesita la unanimidad para salir adelante y cada partido tendrá que definir su postura.

Así lo anunciaron el secretario de Organización del PSOE aragonés, Darío Villagrasa, y el portavoz socialista en las Cortes, Vicente Guillén, en una rueda de prensa en la que criticaron las referencias del líder del PP, Pablo Casado, en el congreso de los populares aragoneses en el que Azcón fue elegido presidente, a un pacto nacional por el agua y a cuencas “cedentes” y a las que necesitan esa “solidaridad”.

Acompañados por la portavoz adjunta del PSOE, Pilimar Zamora, y las diputadas Leticia Soria y Beatriz Sánchez, en su comparecencia advirtieron contra los “viejos fantasmas” del trasvase y reclamaron a Azcón que se defina claramente ante la opinión pública aragonesa “si va permitir con su omisión consciente un trasvase del Ebro o políticas trasvasistas”.

Villagrasa afeó a Casado que hablara de cuencas excedentarias cuando Aragón y otras comunidades han sufrido una crecida del Ebro que ha dañado los cultivos de la Ribera Alta y contrapuso esa actitud “extemporánea” a la del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que visitó las poblaciones que peor lo estaban pasando antes de que el Consejo de Ministros aprobara la declaración de zona catastrófica para los municipios afectados, de forma que habrá fondos complementados en lo que sea necesario por el Gobierno de Aragón para paliar los daños.

Para Villagrasa, Casado y Azcón “son dos caras de la misma moneda” y cualquiera que tenga una responsabilidad nacional o autonómica “no puede dedicarse a enfrentar unos territorios con otros”. 

Etiquetas