Aragón

GOBIERNO DE ARAGÓN

Lambán considera que Garzón “no puede ser ministro ni un día más”

El presidente aragonés censura las declaraciones del titular de Consumo sobre las grandes explotaciones ganaderas

Javier Lambán en una intervención en las Cortes.
Javier Lambán en una intervención en las Cortes.
E.P.

El presidente aragonés, el socialista Javier Lambán, criticó ayer al ministro de Consumo, Alberto Garzón, por sus declaraciones en una entrevista en The Guardian, donde afirmó que las granjas de gran tamaño “contaminan el suelo, el agua y luego exportan esta carne de mala calidad de estos animales maltratados”.

“Estas desgraciadas e insensatas declaraciones son una agresión directa a una parte importante de la economía aragonesa, que se esfuerza por ser competitiva y sostenible”, afirmó el presidente aragonés en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Y añadió: “El que las hace no puede ser ministro de España ni un día más. Es en sí mismo un insulto a la inteligencia”.

Lambán se sumó a las críticas del sector agrario, de responsables políticos de la oposición e incluso entre los internautas, que auparon este asunto a la lista de las principales tendencias en la red social Twitter durante la jornada.

La entrevista al ministro se publicó hace unos días, pero la polémica ha surgido después de que el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, criticase también en Twitter el “nuevo” ataque a los ganaderos desde el “Gobierno de España".

El ministro contestó a ese tuit asegurando que en la entrevista incidía en que la ganadería extensiva practicada en zonas como “Asturias, parte de Castilla y León, Andalucía y Extremadura” sí es sostenible medioambientalmente.

También ha censurado a Garzón el líder del PP, Pablo Casado, el Grupo Parlamentario Ciudadanos y Vox.

Desde la organización Asaja, pidieron al ministro que deje el cargo por sus “continuos ataques al campo español” y dijeron que son “inadmisibles” las declaraciones. Por su parte, la responsable de Vacuno de Coag, Charo Arredondo, no exigió la dimisión porque estima que Garzón “va en contra de las macrogranjas”, un tipo de instalaciones con las que Coag tampoco está de acuerdo. Y la organización agraria UPA pidió la “rectificación o dimisión” de Garzón y que “abandone su campaña contra la ganadería española”.

Desde la asociación empresarial cárnica (Anafric), su presidente José Friguls, se ha quejado y ha pedido a Garzón que rectifique o, de lo contrario, se reserva “el derecho a emprender acciones judiciales”.

El pasado verano ya se levantó una polvareda política cuando el Ministerio de Consumo difundió una campaña que proponía comer menos carne por razones de salud y medioambientales, una recomendación que ha formado parte del debate público de forma recurrente desde 2015, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconsejara reducir la ingesta de carne.

Etiquetas