Aragón

DESARROLLO EMPRESARIAL

Aragón participa en SHYNE, el mayor consorcio español de hidrógeno renovable

La Fundación Hidrógeno Aragón es uno de los centros tecnológicos que respaldan esta iniciativa liderada por Repsol 

SHYNE.
SHYNE.
G.A.

La comunidad autónoma forma parte a través de la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón del consorcio SHYNE (Spanish Hydrogen Network), el mayor de España dedicado a impulsar el hidrógeno renovable, que este jueves se ha presentado en Madrid, en un acto en el que han participado el director general de Industria y Pymes del Gobierno de Aragón, Javier Navarro Espada, y el director gerente de la Fundación, Fernando Palacín.

La Fundación Hidrógeno Aragón será uno de los centros tecnológicos y de investigación que conforman la red de socios colaboradores del consorcio que lidera Repsol junto a otras seis compañías de referencia en sus respectivos sectores como son Alsa, Bosch, CELSA Group, Enagás, Scania y Talgo. En total, 33 entidades entre las que hay empresas, asociaciones, centros tecnológicos y universidades conforman este ecosistema que nace para promover la descarbonización de la economía a través del hidrógeno renovable.

SHYNE desplegará proyectos en varias comunidades autónomas y contará con una inversión total de 3.230 millones de euros que servirá para desarrollar tecnologías más competitivas y evolucionar tanto la industria española como sus infraestructuras hacia la descarbonización, generando más de 13.000 empleos.

Entre los objetivos del consorcio destaca la ambición de alcanzar una capacidad instalada de 500 MW en 2025 y de 2 GW en 2030, lo que supone la mitad del objetivo marcado en la Hoja de Ruta del Hidrógeno publicada por el Gobierno de España.

Además, se promoverán proyectos en toda la cadena de valor, incluyendo la instalación de generación renovable y el estímulo a los distintos usos industriales del hidrógeno mediante una fuerte integración sectorial. Asimismo, se impulsará el empleo de hidrógeno en todos los segmentos del transporte, a través de la producción de combustibles sintéticos y de la creación de una infraestructura con al menos 12 hidrogeneras en 2025.

El consorcio será una red de colaboración nacional que dará soporte a todos los proyectos y gestionará el conocimiento y la investigación de tecnologías pioneras, favoreciendo la competitividad y la creación de empleo de calidad. El compromiso de las entidades participantes y la suma de sus capacidades situarán a España a la vanguardia tecnológica, como una de las potencias en la economía del hidrógeno renovable en Europa.

Como socios colaboradores de los proyectos se encuentran once asociaciones, centros tecnológicos y universidades, como la Asociación Española de Hidrógeno (AEH2), el Centro Nacional de Experimentación de Tecnologías de Hidrógeno y Pilas de Combustible (CNH2), la Sociedad Española de Cerámica y Vidrio, el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG), la Fundación para el Desarrollo de la Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón (FHa), la Fundación Instituto de Investigación de la Energía de Cataluña (IREC), TECNALIA y Cidetec, así como las universidades de Castilla-La Mancha y Alicante.

Completan este consorcio 22 compañías de diferentes sectores, como Iberia y Baleària, referentes en transporte aéreo y marítimo, respectivamente; la compañía pública Navantia o PYMAR, la sociedad que aglutina a los pequeños y medianos astilleros privados de España; compañías del sector del acero como Sidenor, AMES Group y Tubacex; la aragonesa Calvera, que diseña y fabrica hidrogeneras y sistemas de almacenamiento y distribución de gases; empresas productoras de electricidad como BBE; ingenierías para la movilidad eléctrica como EPowerlabs; la compañía especializada en el transporte de refrigerados Primafrío; la ingeniería líder en soluciones marinas Wartsila, y las tecnológicas Zigor, que desarrolla sistemas de electrónica de potencia, y Magrana, especializada en soluciones innovadoras para la industria. También DYPAM, una spin-off de la Universidad de Castilla-La Mancha centrada en el diseño y procesado de materiales avanzados. Las sinergias entre estas entidades a través del consorcio SHYNE impulsarán desarrollos industriales coordinados en toda la cadena de valor del hidrógeno.

Etiquetas