Aragón

GUERRA EN UCRANIA

Detenido por desvalijar a una familia ucraniana que huía de la guerra

Les sustrajeron el dinero y los pocos objetos de valor con los que habían conseguido salir del país

Imagen de la operación remitida por la Guardia Civil.
Imagen de la operación remitida por la Guardia Civil.
Guardia Civil/EFE

La Guardia Civil, en el marco de la Operación 'Karobur', ha detenido a un hombre de 47 años e identificado a otra persona como presuntos autores de ocho delitos de hurto al descuido - uno de ellos en grado de tentativa- y otros tres de daños en el interior de vehículos estacionados en áreas de servicio.

Entre las víctimas de este grupo criminal, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, destaca una familia de nacionalidad ucraniana que huía de la guerra para asentarse en España y a la que sustrajeron el dinero y los pocos objetos de valor con los que habían conseguido salir de Ucrania, agravando más si cabe su situación de desamparo.

Esta familia denunció que el pasado día 3 de marzo, cuando viajaban en su vehículo desde Ucrania huyendo de la guerra con el objetivo de residir en España, al hacer una parada para ir al servicio y descansar en un área de servicio de la autopista AP-7 en la provincia de Castellón, un grupo de cinco individuos se les acercaron para indicarles que tenían una rueda pinchada ofendiéndoles ayuda.

Mientras uno de ellos les entretenía, el resto aprovecharon que el vehículo estaba abierto para sustraerles del interior unos 7.000 euros en efectivo, joyas, billetes de avión, las llaves del piso donde vivían en Ucrania y un teléfono móvil entre otros enseres.

El total de efectos y dinero sustraídos por este grupo asciende a más de 10.250 euros. La Guardia Civil destaca que se trata de un grupo criminal muy activo y especializado en hurtos en áreas de servicio, que seleccionaba a las víctimas entre parejas de elevada edad y siempre en vehículos de origen extranjero, aprovechando sus desplazamientos a los servicios o establecimientos y en zonas donde no son captados por las cámaras de seguridad.

Tras la elección de los objetivos, uno de los autores despista a las víctimas, solicitando información de cualquier tipo, o pinchando uno de los neumáticos traseros, mientras el otro se desplaza sin ser visto hasta el vehículo, hurtando bolsos, mochilas, carteras, o dispositivos electrónicos de valor.

La información obtenida por la Guardia Civil ha llevado a la detención del líder del grupo en un área de servicio de Alfajarín (Zaragoza), y a la identificación de otro de los integrantes de esta banda itinerante y que operaba en las áreas de servicio de las autovías A-1, A-62 y AP7, lo que da muestras de su movilidad y versatilidad.

La elección de víctimas de nacionalidad extranjera no es por azar, sino que escogen siempre víctimas extranjeras que se encuentran en tránsito, para aprovecharse de las barreras idiomáticas que tienen a la hora de presentar denuncia, así como de las dificultades posteriores planteadas en el proceso judicial, tanto para asistir a los juicios como para reconocer a los autores, al residir las víctimas en el extranjero, proporcionándoles así una gran impunidad delictiva.

Además, cuando consideran que ya han arrasado una zona concreta o cuando la presencia policial aumenta considerablemente, cambian de zona de actuación.

Los autores de los hechos son reincidentes y cuentan con gran cantidad de antecedentes por hechos similares. Se especializan en este tipo de hurtos por su escasa trascendencia penal, al tratarse en su mayoría de delitos menos graves de hurto y delitos leves de hurto.

Esta operación ha sido dirigida por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia de Burgos; las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Guardia de Zaragoza. 

Etiquetas