Aragón

DESPOBLACIÓN

El Gobierno de Aragón da luz verde al proyecto para dinamizar el medio rural

Se ha aprobado la propuesta para regular la fiscalidad en zonas con alto riesgo de despoblación

Participantes en el Consejo de Gobierno de Aragón extraordinario celebrado este sábado en Calatayud.
Participantes en el Consejo de Gobierno de Aragón extraordinario celebrado este sábado en Calatayud.
G.A.

El Gobierno de Aragón aprobó este sábado un proyecto de ley en el que regula una fiscalidad diferenciada para los asentamientos rurales con alto riesgo o riesgo extremo de despoblación, con bonificaciones y deducciones en la cuota autonómica del IRPF, con el fin de dinamizar la economía rural y fijar población.

Se trata de la Ley de Dinamización del Medio Rural, una normativa pionera e integral que, según explicó en rueda de prensa la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, aspira a convertirse en uno de los emblemas de esta legislatura y que el Ejecutivo aragonés aprobó en un día “simbólico”, en un Consejo de Gobierno extraordinario en Calatayud (Zaragoza), donde se constituyó, hace 44 años, la Diputación General de Aragón.

Esta fiscalidad diferenciada se implantará en dos tipos de áreas a partir de la clasificación de asentamientos establecida en la ley: los asentamientos rurales con alto riesgo de despoblación y los de riesgo extremo, siempre que tengan un índice sintético de desarrollo territorial (ISDT) inferior a 100.

“Esta Ley aspira a convertirse en uno de los emblemas en esta legislatura” 

Beneficiará a 1.026 de los 1.553 asentamientos que hay en Aragón -entendidos como núcleos poblacionales que integran los distintos municipios aragoneses-, a dos de cada tres, en los que tienen fijada su residencia 70.700 aragoneses (un 5 por ciento de la población total).

En ambas áreas, la ley prevé una bonificación del 20 por ciento añadida a la deducción íntegra de la cuota autonómica del IRPF por nacimiento o adopción del tercer hijo o sucesivos, en atención al grado de discapacidad de alguno de los hijos, adopciones internacionales, adquisición de libros de texto y material escolar, gastos de guardería de hijos menores de 3 años, de 300 euros por el cuidado de personas dependientes, del 7,5 por ciento por adquisición o rehabilitación de vivienda habitual en núcleos rurales o análogos y por residencia en determinados municipios.

Además, los habitantes de las zonas en riesgo extremo de despoblación (hay 703 asentamientos con 20.000 habitantes) tendrán una ayuda añadida, ya que podrán deducirse 600 euros anuales de la cuota íntegra autonómica de la Renta.

Por provincias, los asentamientos beneficiados por las rebajas fiscales alcanzan a 26.429 vecinos de 278 núcleos de la provincia de Teruel, 24.875 de 206 la provincia de Zaragoza y 19.452 de 542 la provincia de Huesca.

En el caso de la deducción de 600 euros en asentamientos de riesgo extremo, son 167 núcleos de Teruel con 5.868 habitantes, 420 de Huesca con 8.894 y 116 de Zaragoza con 5.471, precisó la consejera de Presidencia.

Otra de las novedades que incluye la ley es el Mecanismo Rural de Garantía, destinado a que la administración autonómica promueva y revise de forma sistemática todas las políticas sectoriales y de desarrollo socioeconómico mediante la observación de la perspectiva del cambio demográfico. Este principio rector alcanzará también a las subvenciones y sus bases reguladoras, que deberán incorporar criterios de discriminación positiva para promover acciones de dinamización, desarrollo y lucha contra la despoblación en las zonas rurales, siempre que las medidas resulten compatibles con el objeto y la finalidad de las ayudas.

Etiquetas