Aragón

COMERCIO INTERIOR

Los fabricantes aragoneses de mascarillas  piden que no se compre a países asiáticos

La consejera delegada de ARPA ha afirmado que "aquí nos preocupan los derechos laborales o el coste medioambiental"

Mascarillas de la fábrica Cothala
Mascarillas de la marca Cothala con fábrica en Tarazona.
S.E.

Los fabricantes aragoneses de mascarillas han solicitado este martes al Gobierno autonómico que compren este producto con criterios de sostenibilidad, calidad y valor añadido, destacando que la producción regional es "fiable", en vez de fijarse "únicamente en el precio", como hace al comprar en el mercado asiático. Han comparecido en Comisión de las Cortes de Aragón.

En representación de los cuatro fabricantes en Aragón -Cothala, Dima, European Mask Factory y ARPA-, la consejera delegada de esta última, Clara Arpa Azofra, ha señalado que el sector ha intentado paliar la falta de mascarillas con diferentes alternativas, "suministrando productos de calidad para que los profesionales sanitarios puedan desarrollar su labor de una forma segura".

Arpa ha indicado que el Gobierno de España puso en marcha ayudas y subvenciones "para cubrir esta necesidad estratégica y que se ha demostrado muy vulnerable durante la pandemia".

La portavoz de los fabricantes ha dicho que cualquier producto fabricado en Aragón está fabricando "de forma más fiable" que cualquier otro traído de mercados exteriores a la Unión Europea, "donde nos consta que la falta de controles de calidad y la falsificación de certificados son hechos factibles".

"No es lo mismo fabricar en Europa que en Asia", ha dicho Arpa, "porque aquí nos preocupan los derechos laborales o el coste medioambiental".

La consejera delegada de ARPA ha mostrado su preocupación porque "ante el ingente esfuerzo hecho, sigamos adquiriendo las mascarillas por precio, sin tener en cuenta las penurias pasadas en los meses pasados" por lo que ha reclamado "que se nos tenga en cuenta como industria estratégica aragonesa", ya que "somos capaces de devolver ese mayor precio en forma de empleos, inversiones, cotizaciones a la seguridad social, IRPF o IVA".

Ha propuesto la creación de un grupo de trabajo con el sector público, empresarial, sindical y un grupo de expertos de la Universidad de Zaragoza "para alinear intereses realistas y buscar posibles soluciones".

El profesor José María Gimeno, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Zaragoza y experto en contratación pública, ha señalado que es importante que la contratación pública tenga una función estratégica" y que las directivas europeas "no utilizan el criterio del precio como referencia, sino que apuestan por el criterio de valor".

Gimeno ha señalado que "no se trata de comprar más caro, sino de ajustar las condiciones técnicas para que el mercado funcione correctamente y donde las empresas de países extranjeros que no cumplen los estándares europeos no puedan participar". 

Etiquetas