Aragón

movilizaciones del 1 de mayo

UGT y CCOO reclaman subir los salarios por la guerra de Ucrania

Las organizaciones sindicales se han movilizaron este domingo en Zaragoza por la situación laboral que se ha visto empañada debido al conflicto bélico

Manifestación de los sindicatos UGT y CCOO bajo el lema “La solución: subir salarios, contener precios, más igualdad”, este domingo en Zaragoza.
Manifestación de los sindicatos UGT y CCOO bajo el lema “La solución: subir salarios, contener precios, más igualdad”, este domingo en Zaragoza.
EFE

UGT y CCOO Aragón han salido este domingo a las calles este Primero de Mayo, Día Internacional del Trabajo, para hacer un llamamiento a la patronal empresarial para que se siente a negociar subidas salariales que permitan proteger los sueldos ante el crecimiento “disparatado” de los precios como consecuencia de la guerra de Ucrania.

En la manifestación central de Zaragoza, que ha discurrido entre la plaza San Miguel y la plaza Basilio Paraíso, han participado los secretarios generales de CCOO y UGT en la comunidad autónoma, así como representantes de diversos partidos políticos.

Los dirigentes sindicales han dicho que este 1 de mayo iba a ser una jornada para reivindicar los logros conseguidos en los dos últimos años, pero que la celebración se ha visto empañada por los efectos del conflicto bélico.

El lema de la manifestación es ‘La solución: subir salarios, contener precios, más igualdad’ y durante su transcurso se han escuchado gritos como: ‘Ningún recorte por la guerra’, ‘Queremos tener una vida digna’ y ‘La lucha es el último camino’.

El secretario general de CCOO en la región, Manuel Pina, ha recordado algunos de los objetivos cumplidos por las formaciones sindicales como los Erte durante la pandemia, la reforma laboral, “que está provocando un claro descenso en la temporalidad”, ha apuntado, así como la reforma de pensiones, la dignificación del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), la ‘Ley raider’ o la Ley de teletrabajo.

“Teníamos mucho trabajo que poner en valor pero en febrero estalla la guerra de Ucrania, en la que no estamos participando pero sufrimos las consecuencias”, ha recalcado, al tiempo que ha defendido que ante dicha situación hay que tomar medidas “claras y contundentes”.

Algunas de esas medidas, continuó, ya se están tomando: “Estamos contentos con el acuerdo con la Unión Europea de eliminar el gas de la cuenta de la luz, ya que el 75 por ciento de la subida del IPC tiene que ver con la subida de los precios energéticos, pero creemos que hay que tomar medidas de protección a los más vulnerables”.

En esta línea, Manuel Pina ha criticado que las empresas hayan repercutido en los precios los problemas derivados del conflicto bélico en Europa. La inflación en el mes de marzo se ha situado por encima del diez por ciento, recordó, y “los ciudadanos estamos pagando las consecuencias de la guerra”.

Por último, ha advertido a los empresarios lo siguiente: “Si piensan que escondiendo la cabeza como la avestruz y no teniendo un acuerdo de negociación colectiva general no vamos a llevar empresa a empresa o sector a sector nuestras reivindicaciones salariales, se equivocan. Vamos a ir a unos meses de muchísima conflictividad. Queremos hacer ese llamamiento a los empresarios a que se sienten a negociar”.

Modelo social europeo

Por su parte, el secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey, ha subrayado que los trabajadores “debemos pedir la paz en Europa, tenemos que pedir democracia, la defensa de un modelo social europeo”, que “está siendo atacado”.

Alastuey ha reiterado que hay que contener los precios. “Hay que impedir que la subida de los combustibles se traslade a lo que compran todos los días los ciudadanos, pero si no se logran contener esos precios, lo que hay que hacer es salvaguardar el mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios” y eso se hace “mediante un pacto de rentas”, ha apostillado.

El Producto Interior Bruto (PIB) se ha frenado por parte del consumo, ha indicado el secretario general de UGT. “Si los trabajadores no mantienen su poder adquisitivo no solo corre peligro su poder de compra sino la buena marcha de la economía”.

Por último, Alastuey ha agradecido este domingo el trabajo que realizan todos los sindicalistas y les ha avanzado que “van a tener que seguir haciéndolo en los próximos meses y años” porque “todavía nos faltan muchos derechos por recuperar y que ganar, y sobre todo, nos falta conseguir la igualdad entre todos, entre hombres y mujeres, extranjeros y españoles, entre todos los trabajadores y trabajadoras”, ha concluido.

Etiquetas