Aragón

PARTIDOS POLÍTICOS

Cs pide a Faci que haga de escudo frente al adoctrinamiento ideológico de la Ley Celaá

El diputado liberal Carlos Trullén insiste en que esta Ley constituye un sabotaje a nuestra sociedad democrática

El diputado de Ciudadanos Carlos Trullén
El diputado liberal Carlos Trullén.
S.E.

“La ley Celaá, y el currículo que de ella se deriva, constituye un sabotaje a nuestra sociedad democrática porque adoctrina de forma sectaria a nuestros jóvenes y blanquea el terrorismo, y además es una degradación de la responsabilidad individual porque se desprecia el esfuerzo del alumnado y se diluye al que destaca”. Así de contundente se ha mostrado el portavoz de Ciudadanos en Educación, Carlos Trullén, durante la comparecencia del consejero Faci, a petición de la formación liberal y con el objeto de pedir al consejero que haga de escudo frente al adoctrinamiento ideológico que pretende la Ley Celaá.

En sesión plenaria, el parlamentario liberal ha lamentado que esta Ley no refleja pluralidad, ya que “contiene una profunda carga ideológica, una carga además, sesgada. En esta Ley educativa se proyecta toda la ideología socialista, y solo la ideología socialista”, ha sostenido; al tiempo que ha puesto de ejemplo la nueva asignatura de Valores Cívicos y Éticos, “que se ha de cursar de forma obligatoria en Educación Secundaria, y que podríamos definir como el nuevo catecismo socialista, donde todos los problemas éticos sobre los que van a dialogar nuestros hijos en el colegio en la nueva asignatura de Valores Cívicos y Éticos son los problemas que más le interesan al PSOE, dejando a un lado temas como, por ejemplo, la intervención del Estado en la vida privada de las personas, o la importancia de la propiedad privada frente al fenómeno de la ocupación, entre otros".

Asimismo, Trullén también ha querido resaltar la falta de la palabra “libertad” dentro del currículo, y cómo no se nombra el terrorismo de ETA. “Se nombra la Guerra Civil y el Franquismo como ejemplos de conflictos violentos, pero no se hace referencia al terrorismo de ETA, no se explica qué fue ETA ni todo el horror que desató en nuestro país durante décadas. Y todo ¿por qué? Pues para no ofender a sus herederos en cuyos hombros descansa el sillón de la Moncloa para Sánchez”, ha recalcado.

La eliminación de las notas numéricas y las menciones de honor ha sido otro de los puntos abordados por el portavoz educativo, ya que en lugar de avanzar hacia una mirada personalizada a cada alumno, "ustedes lo que hacen es colectivizar todavía más". Según los liberales, “es injusto que dos personas con aprendizajes diferentes puedan coincidir en la nota numérica de 8, por ejemplo; ustedes los socialistas lo que hacen es colectivizar todavía más, y a los que sacan un 7 o un 8 ustedes los meten en el mismo saco: el saco del notable. Forma parte de su visión igualitaria de la sociedad el no distinguir a las personas, hacerlas todas iguales. Para un liberal, no es lo mismo un 9 que un 10. Para ustedes sí, lo llaman sobresaliente. Es más, si pudieran seguirían ahondando en este igualitarismo y dejarían solo dos grupos correspondientes a los aprobados y los suspensos, aunque ustedes los llamarían “los y las que pueden aprender más” y “los y las que no”.

Por todo ello, Trullén ha pedido al consejero Faci que dentro de ese 40% de competencias que tiene se empleen en Aragón las calificaciones numéricas, le dé más importancia al valor supremo, ilustrado y democrático de la Libertad, y no solamente a la igualdad, equilibre los contenidos incluidos en la nueva asignatura de Educación en Valores Cívicos para que no sea una copia del ideario socialista, que en las asignaturas de Historia, tanto en Secundaria como en Bachillerato, no se emplee la “Memoria Democrática” para generar odios que ya estaban apagados, e incluya el estudio del terrorismo de ETA”, ha concluido.

Etiquetas