Aragón

RODAJE

La primera película rodada en MotorLand Aragón ya tiene fecha de estreno

‘Centauro’, de Daniel Calparsoro, tiene escenas rodadas en MotorLand y en la A-23

Se estima que el paso del rodaje por la provincia dejó en torno a los 250.000 euros de gasto directo en territorio Se estima que el paso del rodaje por la provincia dejó en torno a los 250.000 euros de gasto directo en territorio Se estima que el paso del rodaje por la provincia dejó en torno a los 250.000 euros de gasto directo en territorio.
Se estima que el paso del rodaje por la provincia dejó en torno a los 250.000 euros de gasto directo en territorio.
S.E.

Un piloto de motos empieza a transportar droga para saldar la deuda de la madre de su hijo con unos traficantes, poniendo en peligro su futuro profesional y su vida. Es el argumento del nuevo thriller de Daniel Calparsoro, ‘Centauro’, producido para Netflix y rodado en parte en la provincia de Teruel, concretamente en el circuito de velocidad de MotorLand Aragón en Alcañiz y en un tramo de la A-23, con la ayuda y el asesoramiento de la Teruel Film Commission de la Diputación de Teruel, y la Aragón Film Commission. La plataforma audiovisual ya ha dado a conocer el tráiler y ha anunciado su estreno el próximo 15 de junio.

Desde enero, Netflix ha estrenado dos producciones más rodadas en la provincia de Teruel, 'El Páramo' y la primera temporada de 'Bienvenidos a Edén', que también contaron con el apoyo de las oficinas fílmicas de Aragón y de Teruel.

El rodaje de ‘Centauro’ en las localizaciones turolenses tuvo lugar hace poco más de un año. La A-23, entre Caminreal y Villafranca del Campo, y el circuito de Motorland y Tecnopark en Alcañiz fueron los espacios escogidos para desarrollar varias de las escenas de más acción del film. Para su realización utilizaron a empresas locales y se contrató a más de 400 figurantes para escenas en Alcañiz y 35 conductores con coches en la escena de la A-23. Debido a la alta carga de las escenas de acción y la complejidad de las mismas, sobre todo la que se realizaba en el tramo de autovía, la coordinación de especialistas estuvo a cargo de Jordi Casares, único especialista español que forma parte de la academia de Hollywood.

El equipo técnico, integrado por 140 personas, acumularon más de 2.400 pernoctas durante los 17 días de rodaje en los escenarios turolenses. Cabe destacar que por primera vez se cerró al tráfico un tramo de la A-23 durante 12 horas y se iluminaron con medios propios dos kilómetros de su trazado. Se estima que el paso del rodaje por la provincia dejó en torno a los 250.000 euros de gasto directo en territorio.

Etiquetas