Aragón

MEDIO AMBIENTE

Apoyo unánime a la Declaración sobre la reducción de emisiones difusas en Aragón

El Gobierno de Aragón elaborará un plan específico inmediato para desarrollarla

El Gobierno de Aragón ha convocado la reunión para presentar conclusiones del Foro de reducción de emisiones difusas, y se ha firmado una Declaración de todos los participantes.
El Gobierno de Aragón ha convocado la reunión para presentar conclusiones del Foro de reducción de emisiones difusas, y se ha firmado una Declaración de todos los participantes.
G.A.

El foro sobre la reducción de emisiones difusas convocado por el Gobierno de Aragón y en el que han participado activamente agentes sociales, clústeres, Universidad, sistema agroalimentario, colegios profesionales, consumidores, etc., ha vuelto a reunirse este martes para firmar la Declaración sobre la reducción de emisiones difusas en Aragón, no solo como objetivo, sino con medidas concretas en las que ir avanzando.

Así lo ha explicado el Presidente de Aragón, Javier Lambán, al tiempo que ha recordado que el Ejecutivo autonómico ha aumentado su ambición climática en 2022 con el reto de elevar el objetivo de reducción de las emisiones difusas de gases de efecto invernadero (GEI) hasta el 40% en 2030 con respecto al nivel de 2015, en vez del 26% fijado en la Estrategia Aragonesa de Cambio Climático aprobada en 2019.

Lambán ha agradecido el esfuerzo realizado por todos los agentes implicados en este foro, surgido a partir del compromiso del presidente en el último Debate del Estado de la Comunidad Autónoma y que se constituyó el pasado mes de marzo. A su juicio, reducir las emisiones de GEI no solo sigue siendo una necesidad ineludible de responsabilidad con las futuras generaciones, es, además, una oportunidad para Aragón. En clave interna se puede lograr un mejor desarrollo, una prosperidad sostenible, una economía sostenible que no renuncie a a sectores estratégicos que generan polémicas como la ganadería, reforzar la posición de los agentes socioeconómicos aragoneses y atraer inversiones alineadas con el Pacto Verde Europeo y la Agenda 2030. Y estando más presentes en la agenda internacional, trasladando las experiencias de la Comunidad Autónoma, también se puede ejercer un efecto tractor sobre otros territorios.

Además de firmar esta declaración, todos los firmantes se comprometen a desarrollar su contenido y a contribuir en el diseño del futuro plan que contará con las medidas necesarias, técnicamente posibles y económicamente sostenibles. Concretamente el Gobierno de Aragón, según ha asegurado el presidente Lambán, se compromete a impulsar con los medios necesarios la elaboración de un plan específico a través del que desarrollar esta declaración y hacerla efectiva, en un plazo máximo de 6 meses. Para ello se potenciará el Consejo Aragonés del Clima como vía para la institucionalización de la mitigación y adaptación al cambio climático y, en particular, de la implantación del plan y de las acciones en pro de la reducción de las emisiones difusas.

El objetivo de lograr reducir un 40% las emisiones difusas para el año 2030 exige que todos los actores institucionales, económicos y sociales se pongan de forma inmediata a trabajar en ello mancomunadamente para lograr reducir las emisiones difusas en Aragón un 6% anual. Entre las medidas de la Declaración para la reducción de las emisiones difusas firmada este martes, se contempla desarrollarla desde los ámbitos productivos actuaciones en todos los sectores. Entre otras, en la agricultura, se promoverá la sustitución de los fertilizantes minerales por los orgánicos —procedentes de subproductos como los estiércoles o purines y del compostaje de residuos domésticos recogidos selectivamente—. En la energía, se crearán comunidades energéticas; en el transporte se promoverá la movilidad sostenible y segura y la electrificación; y en edificios se minimizará el gasto utilizando energías y combustibles alternativos. Se apostará por una economía circular en la que se incentive la recuperación y rehabilitación de viviendas y edificios con criterios de ahorro energético, el consumo responsable y de proximidad, con movilidad sostenible. 

Otras actuaciones a desarrollar están recogidas en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y en la Estrategia Aragonesa de Cambio Climático (EACC). También se buscará aumentar el esfuerzo en I+D+i y explorar nuevos mercados, nuevas soluciones basadas en la naturaleza, nuevas tecnologías, nuevos modelos de gestión y nuevas aplicaciones para alcanzar un mayor valor añadido en los sectores difusos. En este sentido, se destaca el papel fundamental para la formación, para la transferencia de conocimiento y para la innovación de las universidades y centros de investigación, los centros tecnológicos, las asociaciones empresariales, los colegios profesionales y los clústeres empresariales de Aragón, así como de las empresas con un marcado componente innovador, capaces de desarrollar y transferir soluciones tecnológicas innovadoras y sostenibles al mercado.

Etiquetas