Aragón

COlaboración

El Gobierno de Aragón trabaja para tener su propio modelo energético en la Comunidad

En el proyecto, estarán presentes el Ejecutivo autonómico, ayuntamientos, empresarios y el clúster de la energía

Javier Lambán tras la firma del protocolo de colaboración para impulsar proyectos en materia de energía en Aragón.
Javier Lambán tras la firma del protocolo de colaboración para impulsar proyectos en materia de energía en Aragón.
D.G.A.

Aragón sigue construyendo su propio modelo energético y en este proceso este martes se ha dado un paso más con la firma de un protocolo de colaboración en el que participan los representantes territoriales de Aragón, diputaciones y municipios (FAMCP), el mundo empresarial y el Clúster de la Energía. 

Las entidades locales son las administraciones más cercanas, las que más necesitan del asesoramiento, ayuda y apoyo para poder desarrollar proyectos en materia energética, de los que deben convertirse en principales beneficiarios en esta transición.

Este convenio pretende empoderarlos y convertir a los municipios en "tierra de oportunidades energéticas" como principal palanca de desarrollo. Cada localidad debe encontrar en esta oportunidad energética un desarrollo a medida de cada uno, generando energía renovable, verde y barata, según sus expectativas y sus condicionantes en cada caso.

Junto a ellos, las empresas del sector deberán ser los ejecutores tras una búsqueda de las mejores fórmulas técnicas y económicas en el marco de la colaboración público-privada.

El Gobierno de Aragón, a través de diferentes departamentos, actúa como impulsor, coordinador y catalizador de la creación de este modelo, de forma decidida y bajo los principios de consenso, unidad política y social, sostenibilidad ambiental y social.

Este convenio y la mesa de la energía creada en Aragón pretenden contribuir a lograr los compromisos de la UE en el marco del Pacto Verde Europeo. La Estrategia de la Unión de la Energía y el Acuerdo de París requieren de una transformación significativa desde los sistemas energéticos actuales a sistemas neutrales en carbono y basados en energías renovables. Más aún en el contexto de conflicto internacional actual en el que Aragón pretende ser una Comunidad Autónoma líder en la transformación energética y caminar hacia la independencia energética total de nuestro país.

Tal como ha explicado Lambán, en Aragón “queremos hacerlo juntos, de forma consensuada” y bajo un criterio social, económico y político de justicia. La transición justa se ha convertido en un término central con el objetivo de no dejar a nadie atrás.

Por ello, se va a crear un foro permanente de diálogo para el desarrollo del convenio bajo la coordinación del Gobierno de Aragón, formado por los Departamentos del Gobierno de Aragón implicados, municipios, diputaciones y los socios de CLENAR.

La realidad física y socioeconómica de Aragón hace necesario contemplar la transición energética de forma amplia y transversal, ha explicado Lambán. En Aragón, las energías renovables deben convertirse en una palanca de transformación y desarrollo económico sostenible, una oportunidad para generar desde la producción de energía renovable, desarrollo económico e industrialización, especialmente en zonas despobladas, que a su vez son las que mayor potencial de producción de este tipo de energía disponen.

El Presidente de Aragón ha detallado que el protocolo de colaboración firmado este martes por todas las partes citadas pretende convertirse en una herramienta que ponga a disposición de los municipios que sufren o sufrirán en el futuro la despoblación –precisamente los lugares donde mayor potencial de producción hay para este tipo de energía– los recursos necesarios para revertirla usando la producción de energía renovable.

Las principales medidas serán, por un lado, la creación de la Oficina de Transformación Comunitaria para la promoción y dinamización de comunidades energéticas, con el desarrollo de proyectos piloto lucha contra la despoblación en Aragón.

También se platea la elaboración de un Plan de Sostenibilidad Energética, Medioambiental y Social que contribuya a conseguir los objetivos fijados de disminución de contaminantes y favorecer el consumo de energías renovables, ejecutando actuaciones que permitan mejorar la gestión energética de los edificios públicos y desarrollando las vías hacia dicha sostenibilidad para los municipios, comarcas y provincias.

Uno de los objetivos es poner en marcha un Plan para la Creación de Comunidades Energéticas Locales, impulsando y fomentando las asociaciones en colaboración público-privada, entre Entidades Locales y empresas en la búsqueda de los mayores beneficios sociales y económicos en los territorios en los que se constituyan.

Aragón produce el 150% de la energía eléctrica que consume con fuentes renovables.

Lambán ha recordado que Aragón es líder como productor de renovables y avanza hacia la soberanía energética.

Según los principales datos energéticos recogidos en el Boletín de Coyuntura Energética de 2021, la generación eléctrica supera los 19 millones de MW/h, el 7,3% de la producción total en España y el 14% de toda la renovable. El porcentaje de generación de energía eléctrica renovable en Aragón es del 81 % frente al 46,7% de España.

La política energética en Aragón se centra en tres puntos fundamentales: la generación, con el desarrollo de las instalaciones necesarias, como los parques solares, eólicos o de biomasa; garantizar el suministro, el transporte y la distribución mediante redes fieles y seguras y, por último, una clara apuesta por la descarbonización de la economía y de la sociedad. El porcentaje de producción de energía libre de emisiones de CO2 fue del 79,21% frente al 68,2 % de España.

Aragón es hoy una Comunidad de una gran potencia en la generación energética, en generación energética renovable y una potencia que se anticipó también en el hidrógeno. En los últimos dos años, se ha pasado en Aragón de contar con 30 instalaciones de autoconsumo a más de 3.200.

Las líneas de ayuda en materia de energía que actualmente gestiona la Dirección General de Energía y Minas, como las destinadas a la movilidad eficiente y sostenible, las actuaciones de rehabilitación energética en edificios, eficiencia energética en empresas industriales, explotaciones agropecuarias, autoconsumo o la implantación de instalaciones de energías renovables en térmicas en diferentes sectores de la economía, suman más de 110 millones de euros.

Etiquetas