Aragón

cuentas autonómicas

Aragón destinó 373 millones de fondos covid a facturas pendientes y déficit

La Comunidad recibió del Estado entre 2020 y 2021 un total de 963 millones de euros extraordinarios para hacer frente a la emergencia sanitaria

El Hospital Clínico de Zaragoza participará en el ensayo de la OMS sobre el coronavirus
El Hospital Clínico de Zaragoza.
G.A.

Aragón recibió del Estado entre 2020 y 2021 un total de 963 millones de euros extraordinarios para hacer frente a la emergencia sanitaria provocada por la covid, pero gastó solo 506 en ese fin y dedicó 373 a pagar facturas pendientes y a disminuir el déficit de su cuenta general.

Así se contiene en las conclusiones del informe especial covid-19 sobre el impacto de la pandemia en los presupuestos de la comunidad, la contratación de emergencia y las subvenciones concedidas hecho público este jueves por la Cámara de Cuentas.

En 2021 Aragón recibió 458 millones de euros del Estado en fondos covid y otros 505 en 2021, que suman 963, aunque la Cámara de Cuentas ha comprobado que solo 506 se destinaron a compensar el impacto de la pandemia en los presupuestos de ambos ejercicios, generando un excedente de recursos de 373 (teniendo en cuenta que Aragón sufrió una merma en su recaudación de 84 millones de euros por el parón de la actividad durante el confinamiento).

Esos 373 millones sirvieron, según el organismo fiscalizador, para reducir "significativamente" el saldo de la cuenta 413 (facturas pendientes de imputar al presupuesto) y para cerrar los ejercicios de 2020 y 2021 con "las mejores cifras de déficit de los últimos ejercicios", llegando a un superávit de 61 millones en 2020 (+0,17 % del PIB) y a un déficit de 56 millones en 2021 (-0,15 % del PIB).

Además, en diciembre de 2020, apunta la Cámara de Cuentas en su informe, se aprobaron varias modificaciones presupuestarias financiadas con estos ingresos que permitieron sanear el déficit presupuestario recurrente del Salud, por importe de 205 millones, y del Departamento de Educación, por 51 millones.

La Cámara de Cuentas analiza esos 506 millones de gasto covid por departamentos, siendo el de Sanidad el que más cantidad aglutina, con 286 (143 en cada ejercicio), seguido por Educación (9 y 27 millones, respectivamente) y el IASS (13 y 3 millones). La suma del gasto covid del resto de departamentos fue de 47 millones en 2020 y de 121 en 2021, mayoritariamente en subvenciones.

Por la naturaleza del gasto, los recursos se destinaron, principalmente, a pagar el incremento de personal sociosanitario y educativo necesario para atender a las personas afectadas por la pandemia, a la adquisición de los bienes, servicios y equipamientos precisos para enfrentar la emergencia y al apoyo, mediante subvenciones, a las personas y colectivos que en mayor medida sufrieron sus consecuencias sociales y económicas.

El gasto adicional en personal ascendió durante los dos ejercicios a 168 millones (140 con cargo al Salud, 22,5 a Educación y 1,7 al IASS).

En su informe, la Cámara de Cuentas analiza específicamente la contratación del año 2020, en el que se adjudicaron 749 contratos para hacer frente a la covid por importe de 48 millones de euros, de los cuales 528 lo fueron por el procedimiento de emergencia, por importe de 45,3 millones (35 del Salud y 5,7 del IASS).

Este procedimiento, no obstante, solo representa en 2020 el 4,7 % del gasto ejecutado para compras de bienes, servicios e inversiones.

La Cámara de Cuentas estima que la comunidad utilizó con carácter general la tramitación de emergencia "de manera correcta" para contratar con la mayor inmediatez posible los suministros y servicios necesarios.

No obstante, alerta de "los riesgos" de este procedimiento y de "algunos incumplimientos" de la normativa que regula esta forma de contratación excepcional.

Respecto al gasto dedicado a subvenciones, fue de 155 millones (44 en 2020 y 111 en 2021), con el principal esfuerzo destinado a apoyar al turismo y la hostelería, el transporte de viajeros, la solvencia y competitividad empresarial, la prestación de servicios sociales y la contratación de empleados para las residencias de personas mayores. Se concedieron ayudas a 23.878 beneficiarios en 2020 y a 21.496 en 2021.

Algunas de las líneas de ayuda, según el órgano fiscalizador, no fueron diseñadas correctamente y en 2021 ninguna de las revisadas por la Cámara de Cuentas agotó el crédito disponible, con una ejecución que oscila entre el 46 y el 80 %.

Especialmente baja fue la ejecución de la línea covid de apoyo a la solvencia empresarial, diseñada por el Estado, en la que se concedieron 65 millones de un total de 141 recibidos del Estado.

Pero aún así, la auditoría demuestra que algunas empresas beneficiarias recibieron ayudas de varias líneas con las que obtuvieron un mejor resultado económico que en el ejercicio previo a la pandemia.

La Cámara de Cuentas, a la vista de estos datos, hace varias recomendaciones, entre ellas potenciar la compra centralizada y aprovechar las economías de escala en la compra de suministros de uso común, prever instrucciones internas para la tramitación de los contratos de emergencia que ayude a los gestores a mitigar los riesgos y establecer indicadores objetivos para calcular las subvenciones

Etiquetas