Aragón

SANIDAD

CSIF alerta de la falta de protocolos específicos de seguridad en los hospitales de Aragón

El sindicato afirma que son necesarios para hacer frente a robos, peleas o situaciones extremas 

El sindicato CSIF exige cámaras y personal de seguridad en todos los centros de salud.
El sindicato CSIF exige cámaras y personal de seguridad en todos los centros de salud.
S.E.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha alertado de la ausencia de protocolos específicos de seguridad en los hospitales aragoneses para hacer frente a robos, peleas o situaciones extremas.

CSIF también ha recordado que, en muchas ocasiones, han puesto sobre la mesa que faltan medidas y personal de seguridad y que ahora solo hay un protocolo de agresiones externas, de 2014, que se va a revisar, ha explicado en una nota de prensa.

La vicepresidenta de CSIF Sanidad Aragón, Carmen Lecina, ha precisado que la falta de protocolos y la escasez de vigilantes de seguridad "provocan un aumento de la inseguridad, tanto para los trabajadores, como para los pacientes y sus familiares".

Por eso, "es necesario y urgente que se redacten protocolos claros y se den a conocer a los trabajadores". Además, ante hechos como el ocurrido esta semana en el Hospital de Basurto de Bilbao, donde fue secuestrado un bebé, CSIF ha pedido en el ámbito nacional que se refuerce el control en los accesos a los hospitales y se aumenten las plantillas de profesionales de seguridad.

Actualmente, "nuestros centros tienen una seguridad deficiente en el control de accesos y salidas, incluso los profesionales de seguridad se sienten desprotegidos", han apuntado el sindicato. 

Número insuficiente

CSIF ha criticado también que, en numerosas ocasiones, el número de vigilantes contratados por el Gobierno de Aragón "es insuficiente". Ahora mismo, ha continuado, en los Hospitales Miguel Servet y Clínico de Zaragoza hay seis vigilantes por turno durante las mañanas, cuatro por la tarde y solo dos por la noche, mientras que en otros hospitales aragoneses solo hay uno o dos vigilantes por turno.

En concreto, dos en el Royo Villanova, dos en el Provincial, dos en el San Jorge de Huesca durante el día y solo uno por la noche, uno en Barbastro, uno en el Hospital Obispo Polanco de Teruel, "y en Alcañiz ni siquiera se llega a uno durante todo el día". 

Etiquetas