Aragón

SANIDAD

Mónica García, dispuesta a negociar la ampliación de las plazas de estudiantes de Medicina en Aragón

Una "reflexión" que surge tras comprobar que se homologan más títulos de Medicina extranjeros que los que son capaces de formar en el país

La ministra de Sanidad, Mónica García, se reúne con el consejero de Sanidad de Aragón, José Luis Bancalero
La ministra de Sanidad, Mónica García, se reúne con el consejero de Sanidad de Aragón, José Luis Bancalero
EFE/Javier Cebollada

La ministra de Sanidad, Mónica García, ha admitido este jueves la necesidad de aumentar el número de estudiantes de Medicina en las facultades españolas, para lo que se abre a negociar con las comunidades autónomas y universidades cómo se puede cofinanciar desde el ministerio esta ampliación de plazas.

Una "reflexión", ha dicho, que surge tras comprobar que se homologan más títulos de Medicina extranjeros que los que son capaces de formar en las propias universidades españolas, como ha avanzado a los medios antes de visitar los servicios de Medicina Nuclear, Radiodiagnóstico y Oncología Radioterápica del Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

En sus declaraciones, García ha recordado que desde el Gobierno de España y desde el Ministerio de Sanidad se ha invertido 100 millones de euros para que haya más números clausus y más egresados de Medicina. No obstante, ha reconocido que es necesario seguir ampliando esas plazas teniendo en cuenta que esos médicos necesitan diez años de formación.

La ministra de Sanidad también ha incidido en el esfuerzo que han hecho comunidades autónomas y gobierno central para aumentar el número de plazas MIR, aunque ha insistido en que hay que seguir innovando para ver cómo se puede formar a más médicos en las universidades.

Junto al consejero de Sanidad aragonés, el popular José Luis Bancalero, la ministra ha resaltado la buena sintonía con el dirigente autonómico y la "mano tendida" en la búsqueda de soluciones para paliar la carencia de profesionales sanitarios que se manifiesta cada verano pero, como ha subrayado Mónica García, también en invierno.

"Nos debemos una reflexión, si podemos y necesitamos invertir más en nuestro sistema sanitario para que efectivamente en verano y en invierno no tengamos esas dificultades", ha explicado, al tiempo que ha reiterado la disposición del ministerio a apoyar todas aquellas iniciativas que mejoren el trabajo de los profesionales y la demanda de la ciudadanía.

En este sentido, ha avalado la medida implantada por el Gobierno de Aragón para atraer a zonas de difícil cobertura a médicos de Familia y Especialistas, así como la posibilidad de que los MIR de cuarto año puedan realizar prácticas este verano en el medio rural, siempre bajo supervisión.

Así, ha querido desmentir que el ministerio se haya opuesto a determinadas propuestas. "Lo que hicimos en el consejo interterritorial -ha dicho- es poner en común todas aquellas iniciativas que habían puesto todos aquellos gobiernos que realmente hicieron una buena planificación y un buen trabajo para que este verano fuera un poquito mejor".

Preguntada por el proceso de acreditación de los especialistas, García ha informado de que se está "más o menos al día" y ya se ha superado el "cuello de botella" gracias a una instrucción más ágil, de modo que ya se están homologando los títulos que han llegado del segundo trimestre.

Respecto a la creación de la especialidad de médico de urgencias y emergencias, ha explicado que va a favorecer contar "de facto" con esos especialistas y acortar la "fuga" de profesionales, como el 16 % de quienes hacen su formación en Atención Primaria y "acaban trabajando en el hospital. "Que el que se presenta para ser médico de Familia acabe siendo médico de Familia, el que se presenta para ser urgenciólogo acabe siendo urgenciólogo", ha sentenciado.