Comarcas

CUADERNO DE VIAJE

Un entorno para disfrutar sobre ruedas

Huesca La Magia en ruta (2)

Monasterio de San Juan de la Peña.
Monasterio de San Juan de la Peña.
D.A.

Uno de los mayores placeres que supone viajar es el de disfrutar sin prisas del entorno, dejándose llevar por el paisaje y la naturaleza y deleitándose por el camino hacia rincones desconocidos. La covid-19 ha impulsado además esta forma de hacer turismo, pues cada vez son más los que optan por el turismo rural, en espacios abiertos y evitando las aglomeraciones, apostando además por el vehículo propio como medio de transporte.

Huesca es uno de los escenarios idóneos para ello, pues cuenta con varias rutas por carretera para descubrir distintas zonas de gran interés, ya sea en moto, en caravana o en coche. Uno de los mejores recorridos es el que propone la ruta Transpirenaica Oscense, que recorre de manera transversal las cuatro comarcas al norte de la provincia, para descubrir el Pirineo al detalle. De Puente la Reina de Jaca a Llanos del Hospital, este trayecto cuenta con casi 200 kilómetros de naturaleza en estado puro.

Por su parte, la del Parque de Ordesa y Cañón de Añisclo es un deleite para los moteros, pues ofrece caminos serpenteantes, paisajes imponentes y pueblos llenos de tradición pirenaica, descubriendo la zona de una manera única. La ruta de los Valles Occidentales, por los valles de Ansó y Hecho, se trata de un recorrido alegre e intrépido, en el que se puede visitar alguna de las iglesias, monasterios y ermitas que se jalonan al paso de esta ruta.

Otra opción es la que recorre la Sierra de Guara y el Somontano, en un trayecto plagado de ríos, embalses, viñedos, olivos, barrancos, y montañas cautivadoras; o la de La Ribagorza, con pueblos llenos de encanto y una carretera fl anqueada por picos y riscos de más de 3000 metros de altitud.

Para los más aventureros, existen otras dos rutas transfronterizas de gran riqueza paisajística: la ‘Pirineos Road Trip’, que une España y Francia de San Juan de la Peña al Santuario de Lourdes; y la Huesca-Hautes Pyrénées, que va de Jaca a Panticosa con un trazado de herradura en el que descubrir grandes tesoros naturales. A estas propuestas se suman también las rutas temáticas, como la Ruta del Santo Grial; del Santuario de Loreto a Yebra de Basa; la de los castillos, de Loarre a Boltaña; o la de los monasterios, como San Juan de la Peña o la Cartuja de Monegros.

Para disfrutar de estos recorridos sin prisas y sin más planificación que la de disfrutar del trayecto, Huesca cuenta con 26 áreas de acampada repartidas por toda la provincia, que se pueden consultar en la web: www.cuadernohuescalamagia.com

Etiquetas